No hay condiciones para restringir las exportaciones de bovinos en pie

Por: 
CONtexto ganadero
09 de Septiembre 2020
compartir
Colombia, carne, bovinos, exportación de bovinos, restricción a la exportación de ganado en pie, Juan Camilo Dueñas, Director de la Oficina de Asuntos Internacionales del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, compromisos internacionales asumidos por Colombia en el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio –GATT, estrategia “Juntos por el campo”, el comportamiento reciente del sector exportador cárnico, carne, agenda de trabajo comercial de cárnicos y lácteos en el mundo, avance de los pro
Al no tener indicadores de alerta no queda más que celebrar el buen desempeño del sector en una situación excepcional y con dificultades económicas, en donde un buen desempeño en las exportaciones debe dar más alegría que preocupación, expresó Juan Camilo Dueñas, Director de la Oficina de Asuntos Internacionales del Ministerio de Agricultura. Foto: Cortesía

El Ministerio de Agricultura no ha visto y no tiene alertas respecto a dificultades en materia de abastecimiento, precios, disminución del hato ganadero, aumento relevante en la tasa de extracción, seguridad, suficiencia alimentaria o cualquier otro indicador que pueda ser invocado al amparo de nuestros compromisos internacionales que habiliten restricciones temporales, señala el director de la Oficina de Asuntos Internacionales del mencionado ministerio, Juan Camilo Dueñas, en entrevista con CONtexto ganadero

 

En plena crisis sanitaria, con profundo estupor el gremio ganadero ha presenciado el surgimiento de algunas voces que sustentan, con argumentos falaces, la propuesta de adelantar una restricción a la exportación de ganado en pie.

 

Por esta razón nos acercamos al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y en una conversación fraternal, franca y abierta con Juan Camilo Dueñas, Director de la Oficina de Asuntos Internacionales del Ministerio, en donde se pasó revista al estado del sector de cara a las políticas gubernamentales enfocadas en el sector y al estado del proceso de internacionalización para los productos cárnicos, todo con miras a brindar mayor claridad respecto a la realidad que actualmente presenta el sector, pues es un asunto de total interés para los ganaderos colombianos, especialmente en lo que respecta a la la exportación de ganado en pie.

 

Por ello se profundizó en los compromisos internacionales asumidos por Colombia en el marco de las negociaciones de acuerdos de libre comercio y, en particular, sobre aquellas obligaciones que en virtud de haber suscrito y adherido Colombia al Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio - GATT (por sus siglas en inglés), representan hoy en día compromisos ineludibles para el gobierno nacional que no pueden ser soslayados.

 

Es pertinente recordar que el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio fue inicialmente suscrito por 90 países en el año 1947, quienes lograron un consenso general en materia de regulación del comercio internacional, y que es de obligado cumplimiento por los países signatarios del acuerdo.

 

Colombia da vía libre al protocolo de adhesión al GATT con la promulgación de la Ley Aprobatoria de Tratado 49 de 1981, y, por ende, asume la responsabilidad de honrar y cumplir los compromisos allí establecidos en materia de administración del comercio internacional y de relaciones internacionales, más aún al tener en consideración que al ser una Ley Aprobatoria de un Tratado Internacional, es una norma con carácter Supranacional y entra directamente a hacer parte del denominado “Bloque de Constitucionalidad”. Su cumplimiento debe ser por tanto estricto e irrefutable, en consonancia con lo consagrado en el Artículo 189 de nuestra Constitución Política que otorga la facultad plena y exclusiva a la Rama Ejecutiva del Poder Público para el manejo de las relaciones internacionales de nuestro país.

 

Con esta introducción desarrollamos la entrevista con el director de la Oficina de Asuntos Internacionales del MADR.

 

 

La producción de alimentos debe ser un tema prioritario a nivel mundial

 

CONtexto ganadero (CG): En medio de la difícil situación que el mundo atraviesa a causa de la expansión del COVID-19, ¿cómo ha enfrentado el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural esta situación de cara a la protección del sector ganadero colombiano?

 

Juan Camilo Dueñas (JCD): El Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural se siente muy orgulloso del desempeño que ha tenido el sector agrícola durante esta crisis. La Covid-19 ha evidenciado que nosotros los seres humanos somos muy básicos y solo necesitamos alimento y agua para sobrevivir, es por esta razón que a la producción de alimentos debe ser un tema prioritario a nivel mundial.

 

Durante esta crisis económica este Ministerio se ha encargado de trabajar arduamente en la apertura de nuevos mercados en países como China, Rusia, Japón y Corea, y crear una dinámica que agilice los procesos entre autoridades sanitarias y entidades de los países para que cada vez más productos nacionales puedan ser exportados. Esta labor se ve reflejada en el crecimiento que ha presentado el sector, en el primer trimestre del año creció un 3 % y un 1 % en el segundo periodo generando así un acumulado del 4 % de crecimiento esto sin importar la crisis económica que golpea todo el país.

 

El sector ganadero constituye un eje central y fundamental del país, genera alrededor de 926.000 empleos en el sector de carne de bovino y 800.000 empleos en el sector lácteos y tiene 395 mil productores de leche en todo el país que se encargan de producir este producto, por algo somos parte del top de países con hato ganadero y producción de carne, esto fundamenta la decisión que tomó el Ministro en el momento que comenzó la cuarentena de excluir el sector del aislamiento obligatorio, e incluso para empresas que trabajan con los derivados como las curtiembres.

 

El Ministerio de Agricultura ha trabajado sin descanso en el monitoreo, movilización, en asegurar la vacunación, en tener una comunicación permanente y fluida con el gremio para solucionar cualquier percance y en garantizar toda la logística que ha garantizado un desempeño formidable en exportaciones tanto de ganado en pie como de carne bovina.

 

Es importante recordar que se tienen 32 mesas departamentales de abastecimiento y bajo el liderazgo del Ministerio de Transporte se estableció la mesa de coordinación logística que se ha encargado de permitir la libre circulación y que existan pocos inconvenientes de carácter logístico durante la emergencia sanitaria.

 

 

Avanzar y priorizar su agenda de producción sostenible

 

CG: En materia de perspectivas, ¿Cómo se vislumbra el desarrollo productivo agropecuario de nuestro país en una época post pandemia?

 

El Gobierno Nacional ha lanzado el Nuevo Compromiso por el Futuro de Colombia y el sector agropecuario hace parte crucial de este. Por su parte, el Ministro Zea lanzó la estrategia “Juntos por el campo” donde son temas prioritarios la comercialización, la internacionalización del sector para aprovechar el potencial de Colombia en ser despensa mundial de alimentos, la priorización de los temas de carácter sanitario en donde la trazabilidad en este sector se constituye en un elemento crucial, así como la sostenibilidad desde sus tres dimensiones.

 

Colombia debe avanzar y priorizar su agenda de producción sostenible, hay solo que revisar el pacto verde europeo y su estrategia de la granja a la mesa o el nuevo pacto coreano y darse cuenta de que, en definitiva la alimentación saludable y lograr su trazabilidad determinará el desarrollo del sector y nos permitirá potencializar nuestro crecimiento en un escenario de post pandemia. EL Ministro ha priorizado y mantiene una agenda ofensiva en relación con lograr mejor acceso para nuestros productos en el exterior y eso será un elemento sobre el cual se enfatizará la gestión en los próximos dos años.

 

 

La importancia del sector

 

CG: ¿Cómo evalúa el comportamiento reciente del sector exportador cárnico tanto de carne bovina como de animales en pie y de productos lácteos colombianos, y cuál es su relevancia para el PIB y la ganadería nacional?

 

Sin lugar a duda la recuperación del estatus y el esfuerzo ganadero e industrial ha hecho que las exportaciones de nuestro sector aumenten de manera muy importante. En el caso de carne bovina tenemos crecimiento en exportaciones superior al 50 % y en términos de valor y volumen con ventas superiores a las 13.000 toneladas y los 46 millones de dólares. En ganado bovino en pie el año ha sido en palabras de los mismos ganaderos extraordinario alcanzando al mes de julio exportaciones de 47.470,1 toneladas valoradas en USD 72,5 millones presentando un crecimiento superior a 7 veces en comparación con el mismo periodo del año anterior con registros de 6.562,6 toneladas valoradas en USD 9,8 millones.

 

Tenemos que recordar que la ganadería participa aproximadamente con el 25 % del PIB agropecuario y en sentido su actividad es determinante para el desempeño del sector. Así que debemos enfatizar en la implementación de la normatividad sanitaria, en la promoción al consumo y en fomentar la competitividad de nuestro sector.

 

 

La agenda de trabajo internacional

 

CG: En materia de internacionalización del sector ganadero colombiano, ¿Cuál es la agenda de trabajo prevista para fortalecer la presencia comercial de nuestros productos cárnicos y lácteos en el mundo?

 

El Gobierno Nacional tiene como prioritaria la internacionalización del sector, en ese sentido el Ministerio en conjunto con el Ministerio de Comercio, la Cancillería, el DNP, ProColombia, ICA e INVIMA lideran la estrategia de diplomacia sanitaria que busca atender dos frentes específicos.

 

El primero es un aprovechamiento comercial de las oportunidades de mercado ya abiertas a partir de mejorar las condiciones habilitantes en el país para un mayor aprovechamiento y ahí podemos entenderlo como un mejoramiento del estatus, lograr certificaciones, ampliar el número de plantas y empresas exportadoras y la promoción comercial en mercados de destino y por otra parte la apertura de nuevos mercados o recuperar aquellos que nos fueron restringidos por la pérdida del estatus.

 

En este último punto es importante resaltar todos los esfuerzos técnicos y diplomáticos para tener en el corto plazo el acceso sanitario a China, Indonesia y Argentina por mencionar algunos mercados y recuperar mercados relevantes como Curazao, Chile y la habilitación de la totalidad de las plantas para carne a Rusia.

 

Por otro lado, en el sector lácteo tenemos unos mercados abiertos que debemos aprovechar y en ese sentido las condiciones habilitantes pasan por una mejor capacidad de pulverización y una agenda más agresiva en desmontar esos obstáculos técnicos al comercio de los cuales muchas veces son injustificados. Con Ecuador y México por ejemplo mantenemos un dialogo cordial pero vehemente en relación con la imposibilidad de generarle restricciones a nuestras exportaciones de productos lácteos derivados a causa del aftosa en tanto los proceso a los que es sometida la materia prima inactivan el virus en donde incluso reiteramos y recalcamos se nos ha restablecido el estatus.

 

En el periodo enero-julio 2020, las exportaciones de lácteos registran 1.945,7 toneladas (USD $7,2 millones) presentando un crecimiento de 46,0 % en su conjunto en comparación con el mismo periodo del año anterior cuando registro 1.332,6 toneladas (USD $5,5 millones), liderando este crecimiento está la mantequilla con 622,2 toneladas con un aumento de 377,4 % (USD $2,0 millones), quesos con 394,4 toneladas con un aumento de 15,7% (USD$2.8 millones), leche y nata concentradas con 390.0 toneladas con un aumento de 2,5% (USD$1,2 millones), suero de mantequilla con 333,5 toneladas con un aumento de 1,4%, leche y nata sin concentrar 94,3 toneladas con un aumento de 331,3 %, y lactosuero que alcanzó 25,5 toneladas.

 

En síntesis, la agenda internacional es ambiciosa y pasa por el hecho de activar misiones diplomáticas, el nombramiento de agregados agrícolas y sanitarios especializados en mercados priorizados ya sea por mercado o por considerarlos de alto valor, agendas de alto nivel y un decidido esfuerzo público privado por alcanzar el cumplimiento de los compromisos y metas que hemos pactado en espacios como los pactos por el crecimiento y en el nuevo compromiso por el futuro de Colombia.

 

 

Los procesos de admisibilidad sanitaria

 

CG: ¿Cuál es el estado y el avance de los procesos de admisibilidad sanitaria para la carne bovina en los mercados de interés exportador?

 

Cada mercado priorizado está en una etapa particular del proceso y debemos entender que cada país tiene en su normatividad y proceso distintos, en ese sentido dar en detalle estado de avance de cada uno de ellos nos podría tomar toda un edición especial.

 

Teniendo en cuenta esto, me permito resaltar algunos de los procesos que tenemos en el corto plazo en donde la prioridad se mantiene en China que previa pérdida del estatus, solo hacía falta la visita de habilitación de plantas luego de acordar los requisitos sanitarios. En ese sentido nos encontrábamos en el penúltimo paso para lograr el acceso. Ahora y con la recuperación las autoridades nos han informado que deberán hacer una auditoría sobre la cual estamos haciendo esfuerzos para conseguir que dicha habilitación se haga de manera documental y podamos avanzar mientras se normaliza el tránsito de personas. Las metas es tener acceso a corto plazo para China, Argentina, Vietnam, Argelia y Hong Kong. En el mediano y Largo plazo tenemos Qatar, Kuwait, Bahrein, Malasia, Indonesia, Estados Unidos, Unión Europea, Corea entre otros.

 

 

Sin aprovechar los TLC

 

CG: ¿Cuál ha sido el aprovechamiento y beneficios para el sector ganadero derivados de la aplicación de los diferentes Tratados de Libre Comercio vigentes?

 

Lastimosamente aún no hemos podido aprovechar el acceso y la estabilidad alcanzada en los acuerdos de libre comercio vigentes y nuestras exportaciones se realizan principalmente a mercados sin acuerdo comercial.

 

Se debe resaltar que el país ha avanzado en mejorar su estatus sanitario y este debe seguir siendo la prioridad. Se debe invertir con rapidez en trazabilidad y ser muy rigurosos en su aplicación. Así mismo y en coordinación con las autoridades locales y regionales, profundizar y asegurar el cumplimiento de la normativa dispuesta en:

 

Decreto 1500 de 2007

Decreto 1975 de 26 de octubre de 2019 “por la cual se adoptan medidas en salud pública en relación con las plantas de beneficio animal, de desposte y de desprese y se dictan otras disposiciones.

Resolución 2019049081 de 31 de octubre de 2019, “por la cual se establecen los lineamientos para la emisión del concepto sanitario en plantas de beneficio, desposte y desprese por parte del INVIMA, y para el expendio, distribución, almacenamiento y transporte de carne y/o productos cárnicos comestibles por parte de los Entes Territoriales de salud y se dictan otras disposiciones”

Resolución 2019055962 del 10 de diciembre de 2019, “por la cual se adopta la guía de transporte y destino de la carne y productos cárnicos comestibles provenientes de plantas de beneficio, desposte, desprese, acondicionamiento de establecimientos de almacenamientos y/o distribución e importadores de carne y productos cárnicos comestibles”.

Por último, es importante mencionar el avance en razón al reconocimiento por parte de la OIE de la regionalización que nos va a permitir asegurar un comercio fluido y presentar a países como Estados Unidos zonas específicas de exportación que agilicen y faciliten el proceso de acceso sanitario y así aprovechar acuerdos comerciales tan relevantes como el de Estados Unidos y la Unión Europea.

 

 

No hay condiciones para restringir las exportaciones de bovinos en pie

 

CG: De cara al cumplimiento de los compromisos internacionales asumidos por Colombia en materia de comercio exterior, ¿Cómo se recibe y se pueden entender las intenciones o propuestas de algunas personas dirigidas a cerrar las exportaciones de bovinos en pie?

 

La intervención en el mercado a partir de restricciones de importaciones o exportaciones deben darse única y exclusivamente bajo condiciones excepcionales y soportadas en indicadores que así lo justifiquen, y a la fecha y pese a la emergencia, el Ministerio no ha visto y no tiene alertas respecto a dificultades en materia de abastecimiento, precios, disminución del hato ganadero, aumento relevante en la tasa de extracción, seguridad, suficiencia alimentaria o cualquier otro indicador que pueda ser invocado al amparo de nuestros compromisos internacionales que habiliten restricciones temporales.

 

En ese sentido, es pertinente incluso hacer referencia específica a un aparte del artículo que permite las excepciones en el Acuerdo General Sobre Comercio y Aranceles (GATT) de la Organización Mundial del Comercio en razón a que esta excepcionalidad y posibilidad de tomar medidas temporales debe responder en debida forma a la imposibilidad que cualquier medida se “constituya un medio de discriminación arbitrario o injustificable”, por lo que al no tener indicadores de alerta no queda más que celebrar el buen desempeño del sector en una situación excepcional y con dificultades económicas, en donde un buen desempeño en las exportaciones debe dar más alegría que preocupación.

 

Sin embargo, debemos mencionar que la cadena en su conjunto debe tener un dialogo en razón a una palabra que está de moda por estos días y es la autogestión, auto regulación y consciencia en relación a temas como el peso de los animales que se exportan a fin de no afectar temas como el recambio, la rigurosidad sanitaria en la movilización, el bienestar animal y la proyección sectorial a mediano y largo plazo.