BioTIC: laboratorio para aprender a afrontar problemas del sector rural

Por: 
CONtexto ganadero
28 de Mayo 2015
compartir
Proyecto Integrador BioTIC
Con este proyecto se busca responder a las necesidades técnicas de los productores de la región. Foto: Sena.
Los campesinos huilenses tendrán la posibilidad de monitorear y controlar variables, tomar decisiones más precisas y atender situaciones como la ausencia de mano de obra.
 
En el Tecnoparque Agroecológico Yamboró, ubicado en Pitalito, Huila, instructores y aprendices desarrollaron un sistema que contribuye con el desarrollo del sector agropecuario. Se trata del Proyecto Integrador BioTIC, el cual busca que los jóvenes experimenten una réplica de los problemas que enfrentan los productores colombianos, como el cambio de clima, el exceso o la ausencia del agua, el estado del suelo, entre otros, y tengan la capacidad de brindar soluciones correctas según el caso.
 
En otras palabras, es un laboratorio para el agro porque reúne todas las condiciones indispensables para responder a las necesidades técnicas de quienes laboran en las áreas rurales del país. (Lea: Con cámaras de termoterapia buscan aumentar plantas de plátano)
 
BioTIC y sus ambientes de aprendizaje permiten, en primera instancia, impartir formación con calidad, realizar investigación aplicada y generar procesos de innovación y desarrollo tecnológico”, afirmó Luis Alberto Tamayo, director del Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, en Huila.
 
En el mismo proyecto hay un eje articulador, que funciona como componente tecnológico altamente innovador. Es el Green mote C, o caja controladora, que sirve para recoger información, encender y apagar las luces, conectar los sensores, subir y bajar persianas y activar dispositivos.
 
Según Tamayo, este instrumento, diseñado por aprendices de Automatización y Mecatrónica del Centro de Gestión y Desarrollo Sostenible Surcolombiano, ha sido instalado en diferentes puntos del tecnoparque, donde es desplegada toda la estrategia orientada a administrar de forma inteligente el desempeño de espacios vitales para el sector, como estaciones meteorológicas, galpones, inmunizadores de guadua, invernaderos y sistemas de riego.
 
El sistema de control es de bajo costo y transferible al productor, quien puede acceder a él a través de los diferentes procesos de formación adelantados por la entidad en esta región del país, donde se avanza en el fomento de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, TIC, aplicadas al campo”, aseguró el directivo del SENA en Huila. (Lea: Proyectos locales de tecnología e innovación) interesan en Alemania)
 
Por ello, la identificación y el manejo de variables como la temperatura, la humedad, el viento, el brillo solar y el PH (medida de acidez y alcalinidad) del suelo, son fundamentales para el éxito de las diferentes actividades agropecuarias, que pueden ser atendidas de manera sistemática con estos controladores programados.
 
Sobre el riego inteligente
 
De acuerdo con Déivar López, aprendiz dedicado a la caficultura, con un sistema de riego inteligente se ofrece una solución “a la medida”, porque se integra un hardware de recolección automatizada de datos y un mecanismo de comunicación inalámbrica, soportado por energías renovables. En otras palabras, esto le facilita a la persona medir la humedad del suelo y controlar la necesidad hídrica del cultivo.
 
Este sistema de riego automatizado es ideal para los cultivos; en la finca lo hacemos con un galón, manualmente. Si aplicamos esta estrategia, podremos reducir gastos en el pago de jornales y estaremos utilizando tecnología”, comentó el aprendiz.
 
Invernadero y galpón automatizados
 
Jámer Ordóñez, agricultor de la región, destacó las bondades del invernadero automatizado en el cual transcurren sus jornadas de aprendizaje, a la vez que asegura que multiplicará el conocimiento entre sus familiares, amigos y vecinos de San Agustín (Huila), donde reside. (Lea: Con $ 2.400 millones Gobernación de Boyacá e Incoder impulsan agro)
 
“Acá estamos disminuyendo tiempo y esfuerzo físico; además, podemos controlar los niveles de temperatura, humedad y gas amoniaco y alcanzar las condiciones propicias para la crianza de los pollos”, comentó Germán Rojas, también aprendiz del Centro de Gestión y Desarrollo Sostenible surcolombiano.
 
Green Mote E
 
Además del Green mote C, los aprendices e instructores asociados al Proyecto Integrador BioTIC han diseñado el Green mote E, una estación meteorológica que permite medir el brillo solar, la velocidad y la dirección del viento, la lluvia, el PH del suelo y la humedad relativa.
 
Es un sistema piloto de monitoreo ambiental, encaminado a la adquisición, el almacenamiento, el análisis, el seguimiento y la visualización de información georreferenciada y asociada con la calidad del aire, el agua y el suelo.
 
Nos permite llegar al concepto de microclimas a través de la identificación de las variables y la recolección de la información. Estamos hablando de sectores climáticamente inteligentes y facilitadores de la toma de decisiones”, complementó Alexánder Chaux, instructor líder del proceso.
 
Para Tamayo, el desarrollo de este tipo de sistemas, mediante el uso de las TIC, se convierte en “una disciplina idónea para articular, permear y proveer soluciones a través de sus programas de formación, con la idea de contribuir al incremento de los índices de competitividad y productividad de la región”. (Lea: Estudian adaptación de hortalizas de clima frío en la Costa Atlántica)