El clima tampoco perdona a los arroceros en el Cesar

Por: 
CONtexto ganadero
09 de Junio 2015
compartir
Cultivo arroz colombia
Según Fedearroz, la sequía no solo afecta a los agricultores de Cesar, también perjudicó a los del Casanare. Foto: ICA.
De poco ha servido que el ICA estableciera normas para la venta y siembra de semillas de arroz; según Fedearroz, la sequía que se vive en varias regiones del país ha afectado a quienes se dedican a esta actividad.
 
El Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, estableció la reglamentación para venta de semillas y siembras de arroz en el departamento del Cesar para el primer semestre del año, por medio de la resolución 0052 del 18 de marzo del 2015, que tiene como fecha límite el 31 de octubre del presente año.
 
El gerente seccional del ICA en el Cesar, Rafael Murgas Arzuaga, dijo que este documento señala a vendedores de semillas, cultivadores y asociaciones, la fecha límite para acogerse a las disposiciones creadas por el Instituto. (Lea: Sector arrocero ya cuenta con invernadero móvil)
 
El campo de aplicación para las siembras comprende la zona norte del Cesar en los municipios de Valledupar como Pueblo Bello, Becerril, Codazzi, San Diego, La Paz, Manaure, Bosconia, Astrea y El Copey; la zona centro y sur, que incluye a La Jagua de Ibirico, Chiriguaná, El Paso, Chimichagua, Curumaní, Pailitas, Tamalameque, Pelaya, Aguachica, San Alberto, San Martín, González, Río de Oro, La Gloria y Gamarra.
 
“Los agricultores deben acatar las recomendaciones del ICA, como por ejemplo sembrar únicamente semilla certificada y aprobada para la sub región agroecológica, circunscrita al área del departamento; usar solo productos agroquímicos registrados para cada una de las especies y en lo que concierne a los distribuidores, vender semillas certificadas y autorizadas por Instituto, velar por la cantidad de las mismas durante el almacenamiento en bodega e informar al Instituto oportunamente sobre llegada de semillas a los almacenes para realizar los respectivos muestreos”, aseguró Murgas Arzuaga.
 
Los productores del cereal aplaudieron que se tenga por fin claridad sobre el tema, aunque en este momento tienen su cabeza puesta en la manera de hacerle frente a la intensa sequía que se vive en la región. (Lea: ‘El Niño’, ¿la ruina de los arroceros colombianos?)
 
En mayo, de 160 hectáreas que tenía preparadas, solo sembré 50, y eso que soy el que tengo más agua en la región. La gente no sabe qué hacer. Hay que esperar al segundo semestre a ver si se siembra, dependerá del estado del tiempo. Aquí no hay presencia del Gobierno en nada, han estado más preocupados con el tema de La Habana”, afirmó en diálogo con CONtexto ganadero Fernando Siera, arrocero de Cesar.
 
Al respecto, Rafael Hernández Lozano, gerente general de la Federación Nacional de Arroceros, Fedearroz, manifestó que en varias partes del país la sequía ha dejado afectaciones en los cultivos del grano.
 
“En Casanare hace 2 semanas dejó de llover y eso perjudicó algún área del cultivo, cerca de 2.000 hectáreas, algunas incluso se perdieron, pero las siembras han estado escalonadas en esta región que es la última en llevar a cabo esta actividad a nivel nacional. Sin embargo, ha habido tiempo seco a nivel nacional, sobre todo en la costa del Caribe y un distrito de riego no se hace en una semana, lo que sí es cierto es que si los cauces de los ríos disminuyen sustancialmente, la labor de riego será más difícil. Hay que confiar en que vuelva a llover”, aseguró el dirigente.
 
A su vez, Roberto Botero, vocero de Dignidad Arrocera, indicó que son necesarias medidas eficaces que ayuden a controlar la problemática que atraviesa el sector.
 
Hacen falta muchos distritos de riego, pozos profundos y otras herramientas que necesitan los agricultores y no hemos visto que el Gobierno se mueva en esos temas”. (Lea: Producción de arroz cayó en 2014 por incertidumbre climática)