Fedegán entrega balance positivo del segundo ciclo de vacunación

Por: 
CONtexto Ganadero
21 de Enero 2013
compartir
Ciclo de vacunación. Foto: Archivo Fedegán.
Las altas coberturas de vacunación permiten mantener el estatus de ‘País libre de fiebre aftosa con vacunación’. Foto: Archivo.
La Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, y el Fondo Nacional del Ganado, FNG, entregaron los resultados que dejó el ‘Programa Nacional de Erradicación de Fiebre Aftosa y Brucelosis Bovina’, tras la realización del segundo ciclo de vacunación que se llevó a cabo en el país finalizando el pasado 2012.
 
De acuerdo con la subgerencia de Salud y Bienestar Animal de Fedegán, se atendieron 458 mil 463 predios en los que fueron vacunados contra fiebre aftosa un total de 21 millones 445 mil 568  bovinos. Lo anterior equivale a un 94% de cobertura de predios y un 96% de la población bovina vacunado en todo el terriotio nacional.
 
Algunos de los departamentos con mayores índices de vacunación fueron los de Córdoba, con 1 millón 993 mil 565 reses vacunadas, de un total de 2.000.038 censadas; entre tanto, Sucre logró 832 mil 426 bovinos vacunados, de 835 mil 557 censados y Caldas vacunó 334 mil 125 animales, de 337 mil 187 censados, es decir, un 99% a nivel nacional.
 
De igual forma, se llevó a cabo la implementación de la dosis contra la brucelosis bovina para hembras. Se reportaron 181 mil 091 predios atendidos en los que se vacunaron 1 millón 087 mil 685 terneras, es decir, el 93% de predios visitados y un 92% del censo vacunado, respectivamente.
 
Atlántico, con 13 mil 177 hembras vacunadas, Valle del Cauca con 22 mil 689, Sucre con 46 mil 918 hembras, Bogotá con mil 69 animales y Córdoba con 101 mil 798 vacas, registraron el 100% en la cobertura para la vacunación de terneras entre 3 y 8 meses.
 

Las altas coberturas de vacunación, además de la vigilancia epidemiológica y los controles establecidos en la frontera, refuerzan la protección de la población bovina contra la brucelosis bovina y la fiebre aftosa, esta última, una condición obligatoria para mantener el estatus sanitario mundial de ‘País libre de fiebre aftosa con vacunación’.