Fedepalma pide al Gobierno mejorar condiciones de seguridad

Por: 
CONtexto ganadero
18 de Marzo 2014
compartir
Atentado contra palmicultores Meta
En un atentado de las Farc del pasado 6 de marzo, palmicultores registraron pérdidas por $400 millones. Foto: Fedepalma.
El presidente del gremio, Jens Mesa Dishington, indicó que al caso del secuestro del empresario Eduardo Vives se suma el atentando hacia otro palmicultor en el departamento del Meta con artefactos explosivos. Las pérdidas ascienden a $400 millones.
 
Lamentamos el actual deterioro de la seguridad en el país, y de nuevo le solicitamos al Gobierno nacional que adopte las medidas necesarias para mejorar las condiciones que permitan desarrollar la actividad del agro adecuadamente”, reiteró en un comunicado el presidente ejecutivo de la Federación Nacional de Cultivadores de Palma, Jens Mesa Dishington, a propósito de los graves hechos ocurridos en las instalaciones de una empresa palmicultora localizada en el Meta, afiliada al gremio.
 
El dirigente gremial se refirió esta vez a los graves hechos ocurridos el 5 de marzo en las instalaciones de una empresa palmicultora, situada en la vereda El Toro, San Carlos de Guaroa, Meta, cuando un grupo de personas armadas irrumpieron en la finca, en horas de la noche, y lanzaron artefactos explosivos que produjeron la incineración de 3 tractores, daños considerables a dos de ellos, así como otras afectaciones en la casa y la bodega de provisiones, que se estimaron en $400 millones.
 
Según Mesa, por fortuna este atentado no dejó personas lesionadas, pero refleja un cuadro que prende alarmas, toda vez que, al parecer, está asociado con la negativa de la empresa a ceder a la extorsión de grupos armados ilegales. (Lea: “Todos queremos la paz, pero no puede ser a costa de la seguridad”: Álvaro Uribe Vélez)
 
Luego del atentado, la Fiscalía delegada ante la Unidad Gaula trazó un programa metodológico para investigar el caso, que al parecer se trataría de extorsiones por parte de grupos al margen de la ley hacia los productores de la región.
 
De acuerdo con voces allegadas a CONtexto ganadero el ataque fue generado por el bloque 43 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc. Según explican, el grupo armado ahora terceriza la operación contratando grupos delincuenciales, quienes se encargan de ejecutar las órdenes y fueron en este caso los autores materiales de los daños.
 
Recibir llamadas se ha vuelto un temor constante entre los habitantes de la zona, ya que muchas de ellas, según indican, exigen el pago de una extorsión. Este diario también conoció que el grupo guerrillero se ha comunicado con varios palmicultores de la región demandando elevadas sumas de dinero.
 
Las autoridades de la zona no han hecho pronunciamiento alguno, a pesar de que los llamados de alerta sobre la delicada situación proviene de un número significativo de personas. (Lea: Ganaderos de Meta piden que la seguridad se incremente)
 
El presidente de Fedepalma subrayó que “resulta de mayor trascendencia evitar que vuelva a repetirse la crítica situación de inseguridad que se vivió hace unos años, especialmente en el área rural, en los cuales era muy difícil llegar hasta las fincas y desarrollar con tranquilidad la actividad agropecuaria”.
 

El vocero gremial le pidió nuevamente al Gobierno Nacional que se implementen, pronta y decididamente, todas las acciones y recursos que tal situación demanda, al tiempo que expuso la incertidumbre que se ha ido apoderando de la comunidad palmera en el país por el resurgimiento de la inseguridad, que se ha traducido en intimidaciones, boleteos e incluso  en secuestros, como  el reciente y lamentable caso del empresario del departamento del Magdalena, Eduardo Alfonso Vives Lacouture. (Lea: Inseguridad golpea a ganaderos y palmicultores)