Las mujeres se abren un espacio y dejan huella en el campo

Por: 
CONtexto Ganadero
08 de Marzo 2016
compartir
Mujeres en el campo
La presencia de mujeres en las actividades agropecuarias es cada vez más frecuente, trabajan en el campo, sin descuidar su hogar. Foto: m.deia.com / fao.org.
Hoy se celebra el Día Internacional de la Mujer, fecha en la que no solo se recuerda la importancia del género femenino, sino su lucha incansable por la igualdad. En el agro colombiano, son cada vez más las mujeres que llevan las riendas de los negocios productivos.
 
Hoy 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer. Esta fecha en la que las celebraciones y muestras de cariño hacia las niñas, señoritas, madres y abuelas, es más evidente, también se traslada al campo. (Lea: María Amparo Jaramillo, productora rural y ejemplo a seguir)
 
Este diario habló con varios dirigentes del sector agropecuario, quienes destacaron el papel del género femenino en la actividad. Para los voceros, la mujer pasó de ser un actor secundario y de apoyo, a uno principal y que ahora es capaz de llevar a cabo las riendas de cualquier sistema productivo.
 
Según José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, el campo colombiano hace rato cuenta con mujeres líderes, que con su ejemplo y emprendimiento ayudan a hacer de la ganadería una actividad rentable y eficiente. Aseguró que son un modelo digno de seguir.
 
“Las mujeres lo hacen todo bien. Ese amor que le imprimen a cada tarea, hacen del sector rural un lugar más amable para trabajar, con mejores productos para ofrecer y con un sello que solo ellas logran grabar”, elogió el máximo representante del sector bovino. (Lea: El rostro femenino en la ganadería colombiana)
 
Rafael Mejía López, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, afirmó que el género femenino es indispensable en el campo. Señaló que antiguamente no tomaban parte en las actividades, pero con el pasar de los años eso ha ido cambiando, a tal punto que muchas se han preparado y estudiado, mientras que otras han puesto sus propios negocios como emprendedoras.
 
Escuche las declaraciones del presidente de la SAC
El dirigente destacó el progreso de la mujer rural, incluso tenida en cuenta por las entidades financieras que han sacado líneas de crédito especiales para ellas. Este tipo de acciones demuestran que se han ganado un espacio a pulso y con dedicación. No obstante, el presidente de la SAC señaló algunas acciones que se deben implementar para facilitarles el camino a más campesinas y agricultoras colombianas.
 
Primero se deben formalizar las empresas que ellas conformen, es decir, que estén afiliadas a la seguridad social, para que el día de mañana no tengan problemas cuando lleguen a la edad en la que se deben pensionar. Por otro lado, las líneas de crédito se deben ampliar, y establecer programas a través del Sena para capacitarlas de la mejor forma posible para las actividades agrarias”, argumentó Mejía López. (Lea: Mujeres vaqueras: temple, coraje y decisión)
 
En ese mismo sentido se pronunció, Rafael Hernández Lozano, gerente de la Federación Nacional de Arroceros, quien exaltó el papel de las damas en el agro nacional. Aunque no reveló una cifra de aquellas que se dedican a cultivar arroz, resaltó la determinación con la que encaran las actividades que otrora solo estaban reservadas para los hombres.
 
“Su presencia cada día cobra más importancia y se le debe poner atención, porque están desempeñando labores que antes hacían los hombres. Me parece que se debe trabajar en aquello que no puede faltar en cualquier familia en el país como es el acceso a la salud, educación, vivienda y saneamiento básico”, apuntó el dirigente arrocero.
 
En tanto, Carlos Maya Calle, presidente ejecutivo de la Asociación Colombiana de Porcicultores, Asoporcicultores, afirmó que el tesón y la constancia que le añaden las mujeres a su trabajo en el campo, hacen que cualquier proyecto productivo sea más viable. Por esa razón, amplió Maya Calle, se debe fortalecer a la mujer como forjadora del desarrollo rural. (Lea: Abren convocatoria para premiar a la mujer rural de Colombia)
 

“Eso se va a lograr si se flexibiliza la legislación laboral, es decir, buscando alternativas para que las tareas que adelanten sean más viables sin tener que abandonar su rol de eje central de la familia colombiana”, concluyó.