Los 5 métodos de procesamiento de granos para elaborar alimento bovino

Por: 
CONtexto ganadero
30 de Julio 2019
compartir
Tipos de procesamiento de granos, Grano seco, grano húmedo, grano seco ganadería, grano húmedo ganadería, tipos de grano seco para ganadería, tipos de grano húmedo para ganadería, valor nutricional grano ganadería, granos ganadería, nutrición bovina, alimento para el ganado, grano vacas, alternativas de dietas para vacas lecheras, molienda seca, molienda húmeda, CONtexto ganadero, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia
Entre los métodos más conocidos para procesar granos, están el rolado y el extruido. Foto: forrajesgutierrez.com - clextral.com

El tratamiento de los granos se hace con el fin de elevar su valor nutricional, lo que resulta esencial en producciones de ceba o lecherías donde este tipo de alimento constituye el principal componente de las dietas y se requiere mejorar el comportamiento productivo.

 

Los expertos Luis Corona Gochi y Germán Mendoza señalaron que existen al menos 18 métodos de procesamiento de granos, que se clasifican en secos y húmedos, pero describieron los 5 más comunes. (Lea: Las diferentes alternativas para ofrecer granos secos o húmedos en ganadería)

 

Molido

 

Es el método más común de procesamiento por tratarse del más económico y simple. Existen diversos equipos para controlar el tamaño de la partícula del producto terminado, como molino de martillos o el molino de rodillos, entre otros.

 

Quebrado

 

El proceso de quebrado o rolado consiste en pasar el grano a través de un juego de rodillos acanalados, donde el tamaño de la partícula varía de grueso a fino debido al peso de los rodillos, presión y espacio, contenido de humedad y velocidad de flujo de grano.

 

El grano puede ser molido o rolado para reducir el tamaño de partícula medio. Comparado con el grano rolado, el primero tiene mayor tamaño de partícula debido a los finos generados durante el molido. (Lea: Descubra las propiedades del maíz rolado al vapor como alimento bovino)

 

Alto en humedad

 

El grano conserva un alto contenido de humedad (entre 20 y 35 %) y se almacena en silo para preservarlo, un proceso común en Norteamérica. Puede ser molido o quebrado antes de ensilarlo, y si bien su costo de almacenamiento es alto, puede generar resultados muy favorables.

 

Para maximizar la eficiencia alimenticia y la digestión ruminal del maíz alto en humedad, hay que tener en cuenta 2 factores esenciales: el contenido de humedad debe ser entre 26 y 31 % y debe mantenerse durante suficiente tiempo en fermentación.

 

Hojueleado al vapor

 

En este proceso, el grano es cocinado al vapor bajo presión atmosférica de 10 a 30 minutos. Con eso se incrementa el contenido de humedad de 18 a 20 %, y luego se pasa a través de rodillos corrugados para obtener hojuelas delgadas.

 

A la hora de la elaboración, hay que tener en cuenta 5 factores que afectan la calidad de la hojuela: la temperatura de la cámara de vapor, el tiempo de cocimiento, la corrugación, el hueco y la tensión de los rodillos. También se miden su grosor y su densidad (peso bushel) como índices de control de calidad y disponibilidad de almidón.

 

Extrudizado

 

Este proceso involucra altas temperaturas en corto tiempo, en donde los granos se exponen a una combinación de alto grado de corte, temperatura y presión, según los parámetros del proceso. (Lea: Conozca algunos de los alimentos más económicos para su ganado)

 

Los cambios que ocurren son gelatinización del almidón, desnaturalización de la proteína y destrucción de componentes anti-nutricionales. Los principales factores que pueden afectar la gelatinización del almidón son el contenido de humedad y la temperatura.