Por qué realizar muestreo de suelo y dos alternativas al hacerlo

Por: 
CONtexto ganadero
27 de Septiembre 2022
compartir
Muestreo de suelo y alternativas al hacerlo
El muestreo de suelo se puede llevar a cabo mediante el uso de barrena o con ayuda de una pala. Foto: perfectdailygrind.com

El muestreo de suelo es un proceso clave que deben llevar a cabo los productores en cada finca. Este determina el potencial de cada finca, por lo que conocerlo es fundamental al momento de producir un cultivo exitoso.

 

José Guadalupe Orozco Alvarado, ingeniero agrónomo explica que una vez que se haya decidido invertir en un cultivo, se debe identificar un diagnóstico de suelo para saber qué contiene, “con qué cuentas, con qué no cuentas para así poder organizarse, planificar qué es lo que se va a realizar desde la siembra hasta la cosecha. Esto es una manera preventiva para evitar que el cultivo tenga pérdidas en rendimiento”. (Lea: Recomendaciones para tomar una muestra de suelo)

 

Para el experto, muchas veces el cultivo cuando está establecido muestra la deficiencia por eso, se debe tener claro que contiene el suelo para así aprender a prevenir esas deficiencias.

 

Sacar un muestreo de suelo y después llevarlo a analizar va a ser la base importante para sacar todo el provecho al terreno, ya sea el cultivo que elija como maíz, caña, hortalizas o lo que se quiera plantar. Además, esto ayudará a evitar que se gaste demás, así como enfermedades y deficiencias en los cultivos”, menciona Orozco Alvarado.

 

Para hacer el análisis o muestreo del suelo, se recomiendan dos tipos de herramientas. La primera es una barrena de acero inoxidable, pues cuando se usan herramientas oxidadas, se puede contaminar la muestra.

 

En palabras de Orozco Alvarado, “también vamos a necesitar un costal, bolsas, un balde y una hoja para identificar los datos de la finca, así como del agricultor, para que cuando se envíe al laboratorio, se tenga toda la información”.

 

Alguno de lo aspectos a considerar en el muestreo es dividir la tierra en partes homogéneas en caso que existan laderas o pendientes. Hay que evitar que esto se haga en lugares donde hay áreas bajo árboles, bebederos y dormideros.

 

Debemos segmentar las áreas para así tomar muestras en todos lugares y que esto, contribuya a ser una sola muestra. Una vez que se tienen identificados los lugares que no son homogéneos, estos deben ser considerados como representativos o no”, menciona Orozco Alvarado. (Lea: ¿Quiere tomar una muestra de su suelo? Siga estos pasos)

 

Hay que tener en cuenta que los expertos mencionan que, al momento de tomar la muestra de suelo, se evite hacerlo en el camino, es decir, los cinco o diez primeros metros del terreno que están pegados a la orilla para no contaminar la muestra.

 

De acuerdo a Orozco Alvarado, “en caso que hubiera un árbol en el medio, también hay que evitarlo y sacar todas las muestras del terreno en sí. Además, hay que evitar tomar la muestra de hojarasca, para que la muestra no se contamine”.

 

La idea es que se introduzca la barrena por aproximadamente unos 30 centímetros, una vez que se haga, se debe sacar la herramienta con la muestra, que debe ser ubicada en el balde a la cual se le llama sub-muestra.

 

“Con cada sub-muestra vamos a ir llenando el balde. Una vez ya se tiene todo, se va a ingresar el material al costal mezclándolo muy bien y luego nuevamente al balde en donde vamos a hacer un cuarteo para seguir dividiéndola y hacerla más pequeña, pero igual de precisa”, describe Orozco Alvarado.

 

La idea es que el material obtenido se coloque encima del costal, para luego dividirlo en cuatro partes, de las cuales, dos de estas son las que se van a meter a la bolsa, tratando de elegir las contrarias, es decir, la que se encuentre en diagonal, que será con lo que se debe quedar el productor para enviar al laboratorio.

 

Luego se deben diligenciar los datos para el envío al laboratorio. La información necesitada es la fecha de envío, el técnico que realizó el proceso, el nombre del productor, localidad, municipio, departamento, teléfono, correo electrónico y otros datos enfocados en la muestra.

 

Finalmente, en caso que no se tenga una barrena, otra alternativa es que se pueda utilizar una pala que no esté oxidada para que no se altere la muestra. En este caso, se hace un hoyo en la tierra en forma de V, por lo que una vez que se tenga, se trata de ingresar la pala de forma diagonal, tratando de agarrar de 3 a 5 cm de tierra, que se convierte en la primera submuestra.