¿Quiere tomar una muestra de su suelo? Siga estos pasos

Por: 
CONtexto ganadero
12 de Noviembre 2021
compartir
ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, contexto ganadero, suelos, muestras del suelo, pasos para tomar la muestra del suelo, analisis del suelo, analisis del suelo en ganaderías, pasos para tomar muestras de suelo en fincas, pruebas de laboratorio del suelo, pruebas quimicas del suelo, pruebas fisicas del suelo, pruebas biloogicas del suelo
Una vez tomada la muestra de suelo, es el productor quien debe determinar qué tipo de prueba de laboratorio quiere realizar. Foto: agriculturers.com

Realizar análisis de suelos y conocer así las propiedades químicas y físicas de estos para mejorar la productividad de las fincas ganaderas es muy importante, siendo una herramienta esencial para el establecimiento de praderas. Conozca cómo tomar las muestras de los suelos.

 

De acuerdo con el módulo elaborado por Fedegán llamado Pastos y especies forrajeras, para realizar una adecuada toma de muestra de suelos, se debe hacer cuando el suelo tenga una humedad moderada (como cuando se va a mecanizar), no se deben tomar muestras con el suelo ni muy húmedo, ni muy seco teniendo en cuenta que la profundidad ideal para tomarla dependerá de la especie a establecer. (Lea: Recomendaciones para tomar una muestra de suelo)

 

La metodología se hace de la siguiente manera:

 

  1. Divida la finca en áreas homogéneas: En este punto se debe tener en cuenta la topografía, textura del terreno, humedad, cultivos sembrados anteriormente y nivel de fertilidad.

 

  1. Excluya áreas no representativas o con presencia de contaminante: Esto es antiguos canales, viejas carreteras, caminos o sitios donde se haya colocado estiércol, cal, residuos de cosechas o quemas. También se debe excluir de hacerlo en pendientes de cambio, orillas de cercas, inmediato a arboles, zonas pantanosas o cualquier área de uso común.

 

  1. Época recomendada para el muestreo: Es importante tener claro que se debe hacer al finalizar el periodo de lluvias, para incorporación anticipada de correctivos, y en pastos establecidos. Se debe tomar después del corte o del máximo pastoreo.

 

  1. Materiales requeridos: Se necesitan herramientas como palas, garlancha, barretones o barrenos muestreadores. Además, se requieren bolsas plásticas nuevas para empacar las muestras, marcadores de tinta permanente, cajas de cartón para el envío al laboratorio.

 

  1. Toma de la muestra: Esta se debe hacer en cada sitio, por lo cual se debe tener en cuenta remover la vegetación o residuos frescos de materia orgánica de la superficie del suelo para luego hacer un hueco en forma de V y tomar la sub muestra del centro del corte descartando los extremos o bordes y depositarlos en el balde. El suelo debe estar con humedad adecuada de tal forma que no sea ni muy seco ni muy húmedo. (Lea: Análisis de suelos, fundamentales para el agro del país)

 

  1. Representatividad: Luego de definir las áreas o lotes a muestrear, en cada lote se toman 10 submuestras por hectárea, se trazan líneas imaginarias al azar y en su trayecto se van tomando las submuestras cada cierta distancia. De las submuestras mezcladas se toman aproximadamente 500 gr para enviar al laboratorio.

 

  1. Empaque e identificación: Las muestras se empacan en las bolsas nuevas y limpias, por lo cual se colocan en cajas y se marcan con número o nombre del lote, nombre del propietario y su dirección. En un formato u hoja al interior, se debe consignar información completa del cultivo a sembrar, topografía, localidad y tipo de análisis solicitado.

 

Pruebas de laboratorio

 

En un contexto de suelo ganadero, los tipos de análisis que son recomendados son los químicos, físicos y biológicos. (Lea: Hacen falta más laboratorios para estudio de suelos en Colombia)

 

Los primeros se realizan con el fin de conocer el estado nutricional del suelo e involucran la determinación y cuantificación de sustancias orgánicas e inorgánicas en el suelo. Este es el análisis más común.

 

Los segundos ofrecen la información necesaria para conocer el comportamiento mecánico del suelo y los terceros analizan y cuantifican las unidades formadoras de colonias de hongos micorrizicos, microorganismos nitrificantes y microorganismos patógenos del suelo.