El trote de vender carne en Navidad

Por: 
Sully Santos
22 de Diciembre 2014
compartir
carne
La venta de carnes aumenta más del 30 % en expendios de Colombia durante Navidad. Foto: suministrada-CONtexto Ganadero.
Diciembre es uno de los meses del año en los que más se vende carne en Colombia. Diferentes cortes finos son elegidos por familias en todos los rincones del país, de acuerdo a los gustos.
 
Por eso, los expendios crean un plan especial para atender a los clientes de la proteína que se consume en Nochebuena y Año Nuevo.
 
El trote comienza con aumentar el número de trabajadores en los expendios, disponer de suficientes cortes de carne y productos variados que incluyan la proteína y en ampliar el horario de atención en los puntos de venta.  
 
CONtexto Ganadero contactó negocios de carnes de alto reconocimiento en 2 zonas del país. Se trata de 'Cortes, carnes gourmet', en Montería, Córdoba, y de 'Las Carnes de Sebastián', en Pasto, Nariño. (Lea: Especial: mamona, tungos y hayacas, tradición llanera en Navidad
 
Según Germán Agudelo Zuluaga, gerente de Cortes, las puertas de la tienda se abren a las 7 de la mañana y se cierran hasta las 10 de la noche porque adicional ofrecen el servicio de parrillada a los comensales que pueden comprar un corte de carne y degustarlo en el mismo sitio.
 
“Nosotros tenemos un concepto como el de Medellín de venta de carne y de parrilla”, enfatizó Agudelo, quien añadió que Cortes está abierto al público hace 3 años.
 
Para esta época navideña, Cortes tendrá el mismo horario de atención, pero el 24 y 31 de diciembre cerrarán las puertas a las 8 de la noche para que los trabajadores puedan celebrar las festividades, igual que los compradores, en familia.
 
 Agudelo Zuluaga dijo que la venta de carnes aumenta 30 % en Navidad, cuando los clientes prefieren en primera medida comprar cerdo y luego res. El lomo es uno de los cortes preferidos. Además, aumenta de 7 a 8 los trabajadores en la tienda.
 
El trote en Pasto
 
Al sur del país, específicamente en Pasto, Nariño, se encuentra Jorge Mario Salazar, gerente de Las Carnes de Sebastián, empresa de desposte y venta de carnes por mayor y al detal con más de 27 años en el mercado. (Lea: Las maneras más saludables de de cocinar la carne de res)
 
Salazar explicó que 2 meses antes de la llegada de diciembre discuten sobre la atención que ofrecerán a los clientes en Navidad, basándose en las ventas alcanzadas en la misma época del año anterior, las cuales aumentan entre un 35 y 40 %.
 
“La venta de carnes de tipo más duras baja y la gente busca más carnes finas como lomos y en cerdo pierna”, dijo el gerente de Las Carnes de Sebastián.
 
Los cortes de carne fresca de res y porcino están disponibles en la tienda todo el año, y adicional el cerdo ahumada, plato típico en Nariño y Ecuador, que demoran en preparar más de 8 horas y que se vende más en esta época del año. 
 
Luego de la organización de los cortes que se venderán en diciembre. Salazar busca cerca de 10 personas adicionales que ofrecerán estos productos en los puntos de atención.
 
Algunos empleados atenderán clientes y otros estarán en el área de producción porque la empresa fabrica embutidos, productos con gran demanda en Navidad.
 
“Aumentamos el personal, apuntándole a atender con más eficiencia el cliente”, resaltó.
 
El personal nuevo recibe una inducción sobre la línea navideña, pero, resaltó Salazar, solo es apoyo de los trabajadores antiguos, quienes se encargan de atender a los usuarios para no causar atrasos en la entrega de los pedidos.
 
El cerdo es la proteína que más se vende en diciembre en Las Carnes de Sebastián en los 3 puntos de venta disponibles en Pasto, y adicional en los supermercados de cadena ubicados en el departamento, mientras que los embutidos tienen acogida en el Eje Cafetero y Valle del Cauca.
 
Para la segunda quincena de diciembre cambia el horario de atención en la empresa de Nariño. Se pasa de abrir de 8 de la mañana a 7 y 30 de la noche de lunes a sábado y los domingos hasta el mediodía, a disponer de una hora más de atención, incluidos los festivos. (Lea: De cada 100 vegetarianos 84 vuelven a comer carne)
 
 “Se trabaja en jornada continua y se dispara la atención de domicilios para novenas”, anotó Salazar.
 
En Nochebuena y Año Nuevo continúan las ventas de los productos conocidos y de aquellos que debutan como nuevos y que merecen la atención de los clientes que con el sentido del gusto elegirán aquel que los haga querer seguir comiéndolo.
 
Salazar nunca olvidará que hace 8 años se ofreció en Navidad un pernil horneado, receta de su mamá. Sin embargo, el inventario, pasados varios días de diciembre seguía completo en las tiendas.
 
Preocupado porque no se vendía el producto, que tiene un alto costo por el tiempo que demanda su preparación, decidió abrir varios perniles y darlos como degustación a los trabajadores y clientes.
 
La satisfacción por el producto hizo que las personas decidieran llevarlo por libras hasta que se agotó el inventario. 
 
“El producto fue un hit, un éxito. Ahora ya lo conocen y lo piden”, contó Salazar sobre aquella Navidad que siempre le recordará que todo alimento nuevo debe darse a probar al cliente para conquistar su paladar.