La Magnolia, un modelo de ganadería integral a partir del senepol

Por: 
Edgar Aldana Rosillo
02 de Agosto 2021
compartir
la magnolia, senepol, Puerto Berr{io, Magdalena Medio, Fedonia, San Pedro de Los Milagros, ganado puro, receptora, transferencia de embriones, biotecnología, cría, ceba, levante, ganadería, ganadería Colombia, noticias ganaderas Colombia, contexto ganadero
En Agropecuaria La Magnolia le apuestan al senepol puro y gracias a ello se tiene una tradición como uno de losmejores criaderos del país.

Agropecuaria La Magnolia es un negocio con más de 25 años de tradición en el sector ganadero colombiano que ha diversificado sus actividades con un resultado satisfactorio.

 

Mario Álvarez es uno de los líderes de este negocio quien recuerda que hace 30 años compraron unas tierras en Puerto Berrío, Magdalena Medio, y se fueron dando las cosas y la decisión fue utilizar la finca en ganado.

 

Con el tiempo fueron adquiriendo otras propiedades en Fredonia (suroeste antioqueño) y en San Pedro de los Milagros (norte de Antioquia) en los cuales fueron definiendo con el paso de los años cuáles eran los mejores proyectos para cada una de ellas.

 

Es así como en Puerto Berrío se tiene la producción de ganado puro, la de ganado de leche para trópico bajo, el trabajo de absorción para llegar a senepol puro por medio de cruces, y la producción de receptoras para transferencia de embriones: mientras que en Fredonia está el núcleo principal de donadoras senepol puras, las aspiraciones foliculares para trabajos de biotecnología, y, la producción de crías puras para la comercialización. Entre tanto, en San Pedro de los Milagros está la producción de ganado lechero para trópico alto.

 

En esta última se trabaja con ganado holstein y se tiene una producción organizada con sala de ordeño y se trabaja con abonos químico orgánicos, con hongos y tratando de manejar lo mejor posible el tema del uso mínimo de ivermectina y procurando ser lo más eficiente posible.

 

Empezaron como muchos ganaderos escuchando a todos y sin un norte claro y después de un tiempo decidieron que había que hacer un alto en el camino y tener unos objetivos claros.

 

El propósito con el que se rigen desde hace un poco más de 15 años es tener una mayor producción de kilos de ternero y mayor valor.

 

En cuanto al segundo objetivo que es el mayor valor se dedican a la genética y por eso vienen desde hace un tiempo produciendo un ganado puro senepol con un proyecto que en su momento era a largo plazo pero que hoy está arrojando sus frutos y es que se tiene ganado puro fundador de esas vacas comerciales con las que comenzaron hace 15 años.

 

Al comienzo tuvieron varios toros brahman puros y vieron que el futuro eran los cruces con taurinos y entonces se pusieron en la labor de buscar razas que garantizaran la adaptación, aunque todas las razas son buenas, son pocas las que pueden adaptarse a un territorio como el del Magdalena Medio y en general al trópico bajo.

 

Después de buscar encontraron la raza senepol que entre sus características más importantes está el gen de pelo corto, lo cual garantizaba su adaptación, su piel negra, pelo rojo, un ganado topo de nacimiento que ellos llaman un criollo mejorado.

 

Otro aspecto que buscaban y que encontraron en el senepol era un animal de talla media aunque en ese momento era una apuesta muy arriesgada. Empezaron a hacer los cruces y mostraron lo que se esperaba.

 

No es una raza show sino más de mostrar resultados y prueba de ello es que no se hacen ferias ni concursos para este tipo de animales y ellos prefieren manejar temas de marcadores y el senepol les ha respondido.

 

Siempre están a la vanguardia de los toros de esta raza que llegan a Colombia y hacen ensayos con ellos y así también se mantienen al tanto de lo que pasa internacionalmente.

 

En el tema genético el resultado también ha sido exitoso vendiendo todo luego de una estricta selección de vacas y machos puros.

 

Señaló que en el país es muy subvalorada la cría, cuando en otros países eso es lo que más vale y en cambio en Colombia el negocio era comprar animales levantarlos o cebarlos y eso ha ido acabando con la cría.

 

Luego vinieron las exportaciones que dieron un refuerzo a esto y ahora se está viendo una gran demanda de animales para la cría pero la oferta no es suficiente y esto es algo que se va a alargar por un buen tiempo.

 

La cría es un negocio rentable que va a estar por un tiempo en ese punto, siempre y cuando sea estratégica y eficiente. Se debe tener en cuenta que lo que vale es la vaca y no la cría, que de un animal al año.

 

El tema de la cría no es el peso del ternero sino la reproducción y ahí es donde entrar a jugar aspectos como los días abiertos que pueden resultar costosos.

 

En La Magnolia destetan de siete meses, contrario a lo que dicen otros que debe ser mínimo a los nueve meses, y lo hacen porque quieren tener el vientre en muy buenas condiciones, con una condición corporal adecuada.

 

Otro tema que se trabaja en esta ganadería es la monta estacional que poco se practica en el país y es muy estratégica porque se consigue que el animal nazca en las mejores condiciones y se tiene un ternero desteto cuando el precio del macho está en sus mejores picos.

 

En cuanto a los precios del ganado consideró que van a seguir altos gracias a las exportaciones porque hay una demanda internacional grande y entonces los precios en el mercado interno ya no lo definen los intermediarios. Además, en ese mercado internacional Colombia tiene precios competitivos.

 

Sin embargo, consideró que lo ideal sería exportar producto terminado en canal o despostado o si se decide por el ganado en pie que sea cebado porque es un error vender animales de 350 kilos.