Luceny, una líder innata con vocación ganadera

Por: 
Mayra Pallarez
09 de Septiembre 2019
compartir
líder gremial, mujeres ganadera, presidente de comité de ganaderos de Mocoa, presidente de Cogamo, primera presidenta de Cogamo, ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, contexto ganadero,
Luceny Villaquirán Botina, la primera mujer nombrada como presidenta del Comité de Ganaderos de Mocoa, Cogamo. Foto: Cortesía

Esta líder gremial del Putumayo es un claro ejemplo de resiliencia, constancia y compromiso con su región. Una mujer apasionada por su labor, que trabaja incansablemente por el sector a pesar de las dificultades y la falta de apoyo institucional.

 

Luceny Villaquirán Botina, es la primera mujer nombrada como presidente y representante Legal del Comité de Ganaderos de Mocoa –COGAMO–, lleva tres años desempeñando con altura este importante cargo.

 

Amor por la ganadería

 

Creció en la finca con su familia, en la vereda La Betulia del municipio de Villagarzón. Su padre un campesino con vocación ganadera, compraba ganado para engorde y luego lo vendía. Desde muy pequeña, junto a sus hermanos, ayudaban a encorralar el ganado, donde desparasitaban y daban sal, desde allí sintió un amor por los animales y por las labores del campo, pasión que la acompaña hasta el día de hoy.

 

Víctima del conflicto

 

Viene de una situación muy complicada, fue una víctima del conflicto armado, hecho que la obligó a vivir un desplazamiento junto a su familia y salir de la región que la vio nacer. De Villagarzón se fueron a Mocoa. (Lea: 3 problemáticas que afectan a los ganaderos de Putumayo)

 

Su madre Margoth Botina, fue la docente fundadora de la escuela de su vereda y su padre Evelio Villaquirán fue un gran líder comunal. En 2003, grupos al margen de la ley, asesinaron mucha gente y provocaron el segundo mayor desplazamiento masivo del departamento, después de las masacres de El Tigre.

 

"El hecho de vivir la violencia en carne propia, la pérdida de seres queridos o dejar atrás los pocos bienes materiales que teníamos, no es nada, en comparación con la desintegración familiar, eso es lo que más marca ", contó.

 

Luceny es una mujer muy creyente y considera que Dios le dio la oportunidad de florecer al servicio de su gremio. Según ella, cuando la semilla es buena, así sea en tierra infértil florece.

 

Inicios en el sector

 

Desde muy joven, Villaquirán trabajó en diferentes proyectos productivos y entidades relacionadas con el sector. Estuvo vinculada a Corpoamazonía, Fundacet, Coganasis y País Rural.

 

Realizó un técnico profesional en producción pecuaria con el Sena y posteriormente trabajó por la Corporación para el Desarrollo Integral del Sector Pecuario, CIPEC, y allí se capacitó en el tema de inseminación artificial en bovinos y desempeñó esa labor por 13 años.

 

Llegada al comité

 

A raíz de su experiencia laboral, Luceny se propuso trabajar por el sector pecuario del Putumayo y siempre buscaba animar a sus colegas a que reactivaran el Comité de Ganaderos de Mocoa. (Lea: Invierno azota fuertemente a ganaderos del Putumayo)

 

Relató que el Comité de Ganaderos de Mocoa se creó hace aproximadamente 24 años y por diferentes motivos estuvo inactivo durante 7 años. Con el ánimo de reactivarlo, Luceny asumió la presidencia del gremio en el 2016 y tomó sus riendas para hacerle una reforma total.

 

Una vez llegó al cargo renovó los estatutos, inició un trabajo integral para generar conciencia entre los ganaderos sobre la importancia de trabajar de manera organizada y legal.

 

A su arribo también encontró que el comité tenía algunas deudas, razón por la cual se dio a la tarea, con el apoyo de los asociados, de saldar esos compromisos.

 

"Hoy por hoy no tenemos deudas, tenemos nombre y credibilidad; creo que eso no se compra con dinero sino con trabajo", aseveró.

 

En cuanto a los asociados, se dio cuenta que había 198 miembros, la mayoría de ellos solo en papel y al ver esa situación dijo que lo que el comité necesitaba personas que estuvieran comprometidas con la causa.

 

En estos momentos la organización cuenta con 57 socios activos, conformado por ganaderos, agricultores e incluso un Taita vinculado, todos con la camiseta puesta trabajando por una ganadería sostenible y amigable con el medio ambiente.

 

Avances en el gremio

 

De acuerdo con Luceny, no solo le ha tocado desempeñar una labor de líder sino en algunos casos de orientadora. Muchos miembros del sector se llamaban por sus apodos y para ella, el fortalecimiento de las instituciones comienza primero por los seres humanos que las conforman. El respeto mutuo es fundamental para avanzar en los procesos. (Lea: Putumayo: La culpa no es de los ganaderos),

 

Por otro lado, comentó que al inicio de su gestión impulsó la 1ra Feria Comercial y Micro Empresarial de Expo Mocoa “Unión de Pueblos y Culturas”.

 

Según ella, cuando hicieron la primera feria muy pocos creían en la iniciativa, pero gracias a unas instituciones, el sector privado y el Comité de Ganaderos de Puerto Asís, con su experiencia les hizo el acompañamiento necesario para que avancen. A punta de guaduas y otros materiales construyeron unos corrales en un potrero alquilado.

 

Vale la pena resaltar que en el mes de noviembre 2019 llevarán a cabo la cuarta versión de la feria y que ya cuentan con corrales propios portátiles en tubo galvanizado y parte de logística, gracias a que cada año se suman patrocinadores que apoyan y respaldan esta actividad que permite dinamizar la economía del municipio y motiva a ganaderos y empresarios a ser más productivos y competitivos en lo que hacen.

 

"Hemos venido avanzando poco a poco a pesar de que ha sido muy mínimo, hasta nulo, el apoyo estatal. Nosotros nos hemos propuesto a darle un mensaje a nuestros gobernantes: que a través del trabajo lícito aportamos a la construcción de la paz, y a que valoren el capital humano de las organizaciones de base. Lo que queremos es dejar un legado", sostuvo.

 

Para Villaquirán, la mejor manera de enseñar es a través del buen ejemplo y por eso su lema es siempre realizar un trabajo que dignifique. (Lea: Ganaderos de Putumayo y Nariño deben lidiar con el intenso invierno)

 

Su proyección como presidente de Cogamo, junto con su gremio, es la adquisición de un terreno propio para instalar corrales con báscula, prestar el servicio de pesaje diario, promover la subasta ganadera mensual, impulsar el mercado campesino todos los domingos y adecuar una granja demostrativa para trabajar con la niñez y juventud, de manera educativa donde se motive a empoderarse de los procesos agropecuarios.