3 problemáticas que afectan a los ganaderos de Putumayo

Por: 
CONtexto ganadero
20 de Agosto 2019
compartir
abigeato en Putumayo, robo de ganado en Putumayo, alto costo de degüello en Putumayo, sacrificio ilegal en Putumayo, ganaderos de Putumayo, Cogamo, ganaderos de Mocoa
El abiegato está disparado en varias regiones del Putumayo. Foto: Polfa - ica.gov.co

Si bien los ganaderos del Putumayo han tenido que aprender a afrontar y a trabajar con el invierno que los golpea fuertemente cada año, hoy en día el carneo, el sacrificio ilegal e informal y el costo del faenamiento legal los está preocupando profundamente.

 

Luceny Villaquirán Botina, presidenta del Comité de Ganaderos de Mocoa, Cogamo, expuso que en estos momentos las problemáticas que más están afectando a los productores pecuarios del departamento son el aumento del robo de animales, el incremento del sacrificio clandestino y los altos costos de degüello.

 

Indicó que el abigeato está desbordado en Mocoa. Los delincuentes llegan a la ciudad desde otras regiones a cometer sus delitos y descuartizan a los bovinos y dejan solo la cabeza, el cuero y las patas. (Lea: Sacrificio clandestino, enemigo acérrimo de la ganadería)

 

También dijo que últimamente estaban optando por robarse solo las patas delanteras y las traseras y dejar el resto del animal sacrificado en el potrero.

 

"Esta ha sido una batalla muy dura. Estamos trabajando con la Policía, sin embargo hay campesinos y productores que ya no creen en las entidades porque hay casos en que capturan a los delincuentes y luego los dejan en libertad", anotó.

 

Villaquirán Botina agregó que desafortunadamente muchas víctimas han optado por no denunciar porque han perdido credibilidad en las instituciones.

 

Por otro lado comentó que la planta que está más organizada en el Putumayo es la de Mocoa y en estos momentos está atravesando por una crisis económica, a raíz de que muchos productores se están absteniendo de hacer el sacrificio allá porque el costo del degüello tiene un valor de aproximadamente $160.000 por animal. (Lea: Carneo de ganado aumenta donde no hay redes de comunicación)

 

De acuerdo con la líder gremial, además del bajo beneficio legal, la planta debe operar con 13 operarios como lo requiere el Invima, número de trabajadores que debe mantener aunque se sacrifiquen 1 o 200 cabezas.

 

Teniendo en cuenta lo anterior, manifestó que el sacrificio clandestino está en ascenso y la sociedad lo está percibiendo como una práctica normal.

 

Según Óscar Álvarez, ganadero de la región y miembro del comité, expuso que el sacrificio ilegal siempre ha sido una de las problemáticas más graves en el departamento, principalmente en Mocoa y Villa Garzón.

 

Coincidió con Villaquirán y afirmó que debido al alto costo del degüello, el más caro del país, muchos deciden sacrificar los animales en lugares que no cumplen los requisitos sanitarios.

 

Álvarez sostuvo que hace muchos años no vivían una oleada de robo de ganado tan fuerte como hoy en día, el gremio conoce de muchos casos y otros prefieren no denunciar. (Lea: 5 modalidades de abigeato que todo ganadero debe conocer)

 

El ganadero dijo que en estos momentos son muchos los factores que están afectando el desarrollo de la actividad por lo cual solicitan apoyo al gobierno departamental, nacional y a las entidades correspondientes.