Comparado con la inflación, precio de la leche ha bajado en los últimos años

Por: 
CONtexto ganadero
06 de Octubre 2017
compartir
Valor real litro de leche Colombia, precio leche Colombia 2017, precio leche Colombia inflación, índice de inflación Colombia, índice de inflación Colombia 2014-2017, precio leche Colombia agosto 2017, CONtexto ganadero, ganaderos colombia, noticias ganaderas colombia
Aunque el precio nominal de la leche ha subido, lo cierto es que ha disminuido con respecto a la inflación. Foto: CONtexto ganadero
De acuerdo con el reporte de la Unidad de Seguimiento de Precios de la Leche del Ministerio de Agricultura, el pago al productor ha aumentado en los últimos 3 años. Sin embargo, al contrastar esta alza con la inflación del mismo periodo, el valor del lácteo ha disminuido.
 
Todos los meses, la USP publica el precio promedio que recibe el productor por litro de leche, al hacer una ponderación de los registros que le suministran las plantas acopiadoras, cerca de 400 en todo el territorio nacional.
 
El último reporte fue de agosto de 2017, en el cual el valor se ubicó $1.052 por litro, $6 más que en el mes anterior y $22 más que en el mismo período del año pasado. (Lea: Fedegán le solicita al Gobierno respuestas a las propuestas del sector lechero)
 
De hecho, al analizar los datos de los últimos años, se observa un crecimiento sostenido del pago de la leche, que contrasta con los testimonios de miles de productores que aseguran que el valor que reciben por el lácteo es el mismo al de hace 10 años.
 
En las cuencas lecheras como Antioquia y Cundinamarca, la mayoría manifiesta que el precio se ha mantenido en los $1.000, mientras que otros señalan que no han podido franquear esa barrera, a pesar de sus esfuerzos para mejorar la calidad composicional e higiénica, que son los aspectos que hoy en día se tienen en cuenta para acceder a un mejor pago, con la resolución 017 de 2012.
 
Sin embargo, en otras zonas como el Caribe, los pequeños propietarios están acostumbrados a precios de $700 y $800, incluso menores cuando el invierno arrecia y se presenta la sobreproducción. (Lea: "Alza de 7% en precio base de leche no se sintió": ganaderos)
 
En tanto que el precio se mantiene igual, el valor de los insumos como concentrados, medicamentos y correctivos del suelo aumentan cada año de acuerdo a la inflación e incluso con alzas muy superiores, que limitan la rentabilidad ganadera.
 
Para responder a esto, el Ministerio de Agricultura ha decretado un aumento del precio base de 8,3% para 2016 y de 7% para 2017. Sin embargo, los productores denuncian que las empresas acopiadoras ajustan las bonificaciones de modo que acatan la norma pero nunca suben el pago, contrario a lo que se observa la USP.
 
Óscar Cubillos, jefe de la Oficina de Planeación de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, explicó que el informe de la USP refleja un precio nominal, no el real. (Lea: Balance sector lácteo: Más producción e incumplimiento del ajuste de precio)
 
“Por naturaleza, un precio nominal va en aumento. Por ejemplo, los dulces como los caramelos siempre los cobran a $100 pero nunca han bajado su valor. En cambio, el precio real se tiene en cuenta con base en la inflación”, precisó.
 
El experto tomó como base el valor de la leche en enero de 2014 hasta agosto de este año, e hizo lo mismo con la inflación. Así pudo comprobar que el precio real ha bajado, pues mientras que en enero de 2014 era de $890, el último dato real sería $869,4.
 
Es por eso que mientras que la USP reporta un incremento de $22 con respecto a agosto de 2016, en realidad el precio real ha bajado. (Lea: Ganaderos piden aumento del precio de la leche ante reforma tributaria)
 
Incluso hay datos de la USP que resultan muy preocupantes, como el caso de Cauca, donde el pago de la leche sin bonificaciones pasó de $1.025 en julio a $676 en agosto, o en Huila, que pasó de $911 a $869.
 
Así las cosas, los ganaderos entienden por qué la plata no les rinde, pues en tanto que no haya un aumento significativo comparable a la inflación de los insumos, seguirán teniendo que ajustar sus costos al pago que imponga la industria.