Critican que cajas de compensación amplíen servicios al campo

Por: 
CONtexto ganadero
13 de Febrero 2015
compartir
Servicios cajas compensación familiar en el campo
La Asociación Nacional de Cajas de Compensación Familiar, Asocajas, propuso ampliar su cobertura en el sector rural. Foto: CONtexto ganadero.
Aseguran que la propuesta ya se había planteado sin éxito alguno y por ello es fundamental solucionar primero la informalidad y mejorar los niveles de rentabilidad.
 
La Asociación Nacional de Cajas de Compensación Familiar, Asocajas, propuso ampliar su cobertura en el sector rural para que los productores del campo tengan acceso a servicios como salud, educació y capacitación.
 
La propuesta es extender nuestros servicios. Tenemos que ver cómo se hace la adecuación en la normatividad para que nos permita llegar a las poblaciones que no están formalizadas”, aseguró Armando Garrido, presidente de la junta directiva de Asocajas. (Lea: Aumento de horas extras no favorecería al sector rural)
 
Sobre el tema, José Antonio Ocampo, director de la Misión Rural en Colombia, aseguró que con el actual panorama que tiene el sector, la iniciativa tiene 2 problemas. “El primero tiene que ver con el altísimo grado de informalidad en el campo. La mayor parte son campesinos independientes con muy bajos ingresos que no cotizan (salud y pensión). El segundo obstáculo es de localización”.
 
El tipo de servicios que las cajas podrían prestar en mayor escala en el campo son de salud, nutrición, capacitación laboral, educación y subsidios. El presidente de la junta directiva de Asocajas recalcó que algunos de los beneficios bandera que actualmente brindan las cajas a sus afiliados, como la entrega de subsidios de vivienda, no podrían ser viables en el campo sin antes hacer una reforma a la actual normatividad.
 
“Hoy en día las cajas no podemos dar vivienda en muchos sitios porque las condiciones que se tienen que cumplir para que una familia pueda recibir un subsidio de vivienda implican un lote con título, servicios, entre otras características que son absolutamente urbanas”, agregó Garrido. (Lea: “La ciudad tiene que entender que el campo tiene su espacio”, R. Mejía)
 
Primero la rentabilidad
 
Rafael Mejía López, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, aseguró que esta iniciativa se planteó cuando Rafael Pardo era ministro de Trabajo e indicó que primero se debe solucionar la rentabilidad.
 
La informalidad se va a reducir en el momento en el que haya rentabilidad en el campo porque no se puede pretender incrementar los salarios, cuando el crecimiento del sector va en contra de lo que se espera. Si se tiene en cuenta el PIB de 2013, el sector tuvo un desarrollo del 5,4 % y en 2014 se estima que será del 3,4% y lo proyectado para este año es del 2,5%”, comentó el dirigente gremial.
 
Por su parte, Indalecio Dangond, consultor en temas agroindustriales, afirmó que el problema no es la informalidad sino la ineficiencia.
 
“Lo que pasa es que estos ‘bibliotecarios del agro’ no han querido entender que el problema es la falta de rentabilidad y productividad a través del cooperativismo agrario, algo que no existe en Colombia. Al Gobierno y al Estado se les olvidó que lo primero que hay que reparar son las vías de comunicación, prestar servicios públicos en las zonas rurales, escuelas de emprendimiento, beneficios de tasas de interés, asistencia técnica para que los productores y la agricultura sean rentables. Cuando eso pase, se puede hablar de lo demás. Están planteando la solución del campo al revés. Están buscando la fiebre en las sábanas ajenas”, puntualizó Dangond. (Lea: Incrementar formalidad ganadera, un compromiso del sector)