Declarar la calamidad pública, solicitud de la Cumbre Caribe

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Agosto 2015
compartir
Sequía costa caribe
Una de las peticiones de los productores es poder acceder a créditos a 20 años con tasas al DTF. Foto: CONtexto ganadero.
Los asistentes a este evento dieron a conocer un documento con 7 puntos en los que exponen toda la problemática por la cual atraviesan campesinos del mismo número de departamentos.
 
En Valledupar, más de 160 personas estuvieron presentes en la Cumbre Agropecuaria por el Caribe, la cual fue citada por diferentes dirigentes gremiales, con el fin de elaborar en un documento en el se consignaron los problemas que enfrentan actualmente campesinos de Córdoba, Cesar, Sucre, Bolívar, Atlántico, Magdalena y La Guajira.
 
“Queremos que se declare la emergencia económica y agropecuaria, ya que todos sufren de lo mismo: escasez de agua. Esta iniciativa nos va a ayudar a amortiguar todos los pendientes que tenemos con los créditos, asimismo se podrían desarrollar obras urgentes como los pozos profundos. Estamos en crisis. Se han muerto más de 30 mil reses, hay algunos pueblos que tienen sed”, dijo en diálogo con CONtexto ganadero, Roberto Lacouture Méndez, presidente regional de la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas, Fenalce, en Cesar. (Lea: “Con el primer aguacero, maiceros deben pensar en hacer silo”, Fenalce)
 
El dirigente gremial también aseguró que se requiere equidad de condiciones para que los agricultores y productores pecuarios puedan exportar sus productos mediante y aprovechar los beneficios de los Tratados de Libre Comercio.
 
“También queremos que nos mejoren las condiciones de electricidad, porque hay algunos lugares que no tienen luz e igual les cobran el servicio, y los que tienen les toca pagar unos precios muy altos. De igual forma, buscamos que reduzcan los costos del impuesto predial, porque ahora se paga hasta 6 veces más caro”, agregó Lacouture, que añadió que otro problema al que se le debe dar solución es a los pozos de agua en los que no se pusieron medidores.
 
En el documento, quedó expresa la solicitud del acceso a créditos que puedan ser costeados por los productores con tasas del DTF a 20 años, lo que consideran “sería muy bueno porque podríamos igualarnos con otros países y realmente ser competitivos”.
 
Asimismo, con dicha iniciativa se espera que también se implementen mecanismos para desarrollar proyectos de infraestructura, como los distritos de riego. Sobre este tema, Lacouture Méndez expresó que se ha manifestado en varias oportunidades a Gobiernos anteriores, pero que no se ha visto avance alguno al respecto. (Lea: Oferta de ganado gordo continúa disminuyendo en Atlántico y Cesar)
 
De otro lado, hubo un consenso en la necesidad de contar con una franja de precios más equitativa, en especial, cuando se habla de la comercialización de la leche.
 
En este momento tenemos una problemática muy seria. En el Cesar se ha perdido el 70 % de la producción de leche, es decir, se han perdido $86 mil millones; se han dejado de obtener 102 millones de litros, hoy tenemos que decir que hemos perdido más de 10 mil empleos directos en el sector lácteo, y después de 2 años del Fenómeno de El Niño hemos recibido solo el 16.5 % de agua lluvia, a ello se suma que hay una alta probabilidad de incendios forestales. Por eso, hemos solicitado la declaración de calamidad pública”, enfatizó Eduardo Campo, presidente del Comité Lácteo de Cesar.
 
El también ganadero aseguró que los dirigentes gremiales presentes en esta cumbre firmaron dicho documento, el cual se espera que sea analizado por el presidente de la República, Juan Manuel Santos Calderón, y de esta manera se tomen las acciones necesarias que permitan mitigar los daños.
 
“Estamos a la espera de recolectar otras firmas, pero contamos con la participación de entidades como Fedegán, Fedearroz, Fenalce y Fedepalma, entre otros”, describió. (Lea: Ganaderos de Atlántico atraviesan una de sus peores crisis por el verano)
 
“Lo que buscamos es que se constituya un Comité por el Caribe Colombiano, el cual tendrá vocería y mayor representatividad ante el Gobierno, en especial cuando se hable del establecimiento de una política agraria. No nos cansaremos de sentar nuestra voz de protesta, seguiremos en la búsqueda de espacios de diálogo en mesas de trabajo con el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural. En la medida en la que no encontremos resultados, tendremos que buscar otros métodos de manifestar nuestra inconformidad sobre lo que no se ha hecho por el agro colombiano”, puntualizó Campo.