Ganaderos del Casanare le apuestan a la producción sostenible y la transformación

Por: 
CONtexto ganadero
16 de Septiembre 2021
compartir
carne, Yopal, Comité de Ganaderos, Cámara de Comercio, Usaid, marca, mercado, producción sostenible, transformación, Orinoquía, consumidor, Orinoco Green Beef, clúster, conservación, ecosistemas, Programa Riqueza Natural, valor agregado, modelo de negocio, comercialización, integración, proveeduría, factibilidad, sello, rentabilidad, Cortes de carne, practicas sostenibles, nutrición, Bienestar Animal, calidad, Trazabilidad, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Durante el mes del conocimiento ganadero, que organiza el Comité de Ganaderos de Yopal, se mostró el trabajo que se viene haciendo para la producción de carne sostenible con miras a conquistar grandes mercados. Foto: facebook.com/crganaderosyopal

El clúster ganadero del Casanare espera incursionar en la transformación y venta de carne de manera directa al consumidor a través de la marca Orinoco Green Beef.

 

Así lo planteó Luis Fernando Gómez, líder comercial de la iniciativa, en una charla organizada en el mes del conocimiento ganadero que desarrolla el Comité de Ganaderos de Yopal y donde manifestó que se busca llegar a mercados diferentes a los tradicionales.

 

El proyecto consiste en desarrollar mercados con mayor valor identificados por el clúster de ganadería promoviendo la sostenibilidad y la conservación de ecosistemas especiales en territorios donde interviene el Programa Riqueza Natural, con el apoyo de Usaid, la Cámara de Comercio y el Comité de Ganaderos. (Lea: Buen clima comercial vive el departamento del Casanare)

 

Se busca que aquellos ganaderos que desarrollan sus procesos productivos en ecosistemas especiales y fundamentalmente de conservación tengan la posibilidad de ofrecer un producto con un valor agregado que el mercado hoy está dispuesto a pagar por ello.

 

A partir del proyecto se comienzan a desarrollar una serie de productos uno de los cuales es la conformación de una empresa de ganaderos por medio de la cual se pueden potencializar las oportunidades que da el mercado.

 

El proyecto contempla cuatro bloques como son el modelo de negocio, la parte de mercado y comercialización, el modelo de integración y proveeduría, y el análisis de factibilidad.

 

Entre los aspectos centrales está la definición de los criterios de conservación por medio de los cuales e busca un sello que certifique que esas ganaderías provienen de ecosistemas especiales y que cumplen con esos atributos.

 

 

Otro tema clave es la identificación de mercados objetivos a los cuales se puede llegar y por medio de los que se puede obtener una mayor rentabilidad. (Lea: Ganaderos de Casanare quieren 'ir más allá del broche')

 

Así mismo, un factor importante es el esquema de compensaciones y los parámetros legales del modelo asociativo, lo cual consiste en definir el modelo de sociedad que se quiere constituir y cómo se le va a compensar al ganadero ese mayor valor por los atributos que cumple de conservación y que el mercado reconoce con un mayor precio.

 

Lo primero que se debe entender es que el modelo de negocio cambió, ya no se trata de vender el ganado en pie, aunque se va a seguir haciendo, sino tener la posibilidad de transformar y poder ofrecer unos cortes de carnes especiales y con marca. En el mercado colombiano todavía está incipiente la venta de productos cárnicos con marca.

 

Luego se definió un esquema de trabajo alrededor de la constitución de una empresa llamada Ganaderías Sostenibles del Casanare S.A.S., de la cual hoy día hacen parte 13 socios. La empresa cuenta con sus estatutos, un código de buen gobierno, una junta directiva y se definió el plan de trabajo que incluye un modelo de abastecimiento, se viene desarrollando un proceso de investigación de mercados, fortalecimiento de competencias empresariales, se viene haciendo el análisis de la apertura de un punto de venta propio, se trabaja también en el proceso de certificación de la norma y la construcción de la marca.

 

La investigación de mercado se viene realizando en Bogotá y se ha segmentado en las localidades de Usaquén, chapinero alto, suba y poblaciones vecinas como Chía y Cajicá, pensando en los estratos 4, 5 y 6 que son quienes compran cortes especiales de carne.

 

Se ha querido apoyar a los ganaderos para que mejoren su estructura de costos y sus indicadores productivos y para que entiendan dónde está el valor de la estructura de la cadena cárnica y dónde evitar tanto intermediario. (Lea: 100 ganaderos casanareños aprenderán sobre asociatividad)

 

Los criterios para poderse certificar son los de prácticas sostenibles, nutrición y bienestar animal, calidad y trazabilidad. Esto permitirá garantizar al consumidor que los cortes de carne que está adquiriendo cumplen con todos estos atributos y que el animal desde el momento del nacimiento hasta el sacrificio tuvo todas estas características.

 

Los principales retos que se tienen son los del posicionamiento de los productos cárnicos de la marca Orinoco Green Beef bajo dos modalidades que son el sello de ganado first y el extra.

 

A nivel de ganadería sostenible hay que mejorar los indicadores productivos, aumentar el porcentaje de natalidad, la ganancia de peso diario, mejorar el sistema de trazabilidad y los registros en finca.

 

El gran objetivo es ser en el 2025 la marca de carne natural de Colombia producida en ecosistemas especiales de conservación y sostenibilidad de la Orinoquía Colombiana.

 

En octubre se iniciarán unos pilotos con diversas empresas para ofrecer cortes especiales de carne.