Casanare tendrá hoja de ruta para combatir la inseguridad

Por: 
CONtexto ganadero
10 de Julio 2020
compartir
Casanare, hoja de ruta de seguridad, Abigeato, Robo, carneo, secuestro, asesinato, delincuentes, Comité de Ganaderos, Yopal, Policía, Ejército, Fiscalía, mesas de trabajo, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Un trabajo mancomunado entre productores, policía, ejército, fiscalía, gobernación de Casanare,entre otros, permitirá trazar una hoja de ruta que le devuelva la tranquilidad a la región. Foto: laschivasdelllano.com - Casanare 24 Horas

Los problemas de abigeato, secuestro y carneo, entre otros, que afectan la seguridad de los productores de Casanare llevó a la propuesta de trazar una hoja de ruta para abordar el tema.

 

La iniciativa la hizo el Comité de Ganaderos de Yopal, cuyo gerente, Daniel Salamanca, indicó que la hoja de ruta busca establecer competencias y responsabilidades que sean medibles.

 

La idea se le presentó en su momento al ministro de Defensa y le gustó por lo que le pidió al gobernador que la implementara y para eso se tienen unas mesas de trabajo con el Ejército, la Policía y otras instituciones a fin de ir ajustando este ejercicio. (Lea: Carneo, un dolor de cabeza para productores y autoridades de Casanare)

 

Según el presidente de la junta directiva del comité, Hernando Rodríguez, este viernes se haría el lanzamiento de la hoja de ruta de seguridad con la participación del gobernador y se espera la participación del ministro de defensa y del presidente de Fedegán.

 

Hasta el momento, dijo, se han realizado siete reuniones de las mesas de trabajo con todos los actores de la ganadería en Casanare, la gobernación, la alcaldía y las autoridades.

 

De acuerdo con lo expuesto por Salamanca, la situación de orden público en estos momentos es difícil porque el asalto a fincas se ha vuelto una rutina y todos los meses están sucediendo dos o tres casos. (Lea: Casanare discute el futuro de su ganadería)

 

Uno de los casos es el de Ángel Tijaro quien había regresado a Casanare para continuar su labor como ganadero y estando en la finca entraron los ladrones y lo golpearon causándole graves heridas por lo que tuvieron que remitirlo a Bogotá donde falleció el martes de esta semana.

 

Posteriormente se atentó contra un miembro del Comité de Ganaderos cuando llegaron a robarle en la finca pero él tenía un arma y se defendió pese a las amenazas de las que fue objeto, incluso trataron de incendiarle la casa pero en vista de los disparos los delincuentes huyeron.

 

Adicional a los robos también ha vuelto el secuestro como sucedió con el ganadero Jaime Rueda Guarín, quien fue miembro de la junta directiva de Fedegán y de Asocebú y quien en los últimos años había estado al frente de su ganadería en esta parte del país porque la mayor parte de su vida la desarrolló en la costa atlántica. (Lea: Casanare monitorea situación de Jaime Rueda Guarín)

 

“Lo peor es que después de dos meses no se sabe nada de su secuestro ni de los autores porque nadie se ha atribuido este hecho”, dijo Salamanca.

 

También en los últimos días tres hermanos ganaderos que fueron a comprar unos animales resultaron secuestrados, aunque en este caso el grupo guerrillero ELN se atribuyó el plagio.

 

Ante esta situación se pidió el acompañamiento del Ejército que les envió siete soldados a caballo y lograron capturar a dos delincuentes cuando estaban en el predio de otro ganadero y aunque se hizo la diligencia correspondiente finalmente fueron liberados.

 

“Es claro que a estos delincuentes no les importa la vida de las personas y lo que nos preocupa es que independientemente del accionar de la fuerza pública, esto se debe traducir en capturas pero no se tiene ninguna noticia de siquiera la apertura de una investigación contra alguna banda específica”, aseguró Salamanca. (Lea: Abigeato obligaría a ganaderos de Casanare a cambiar de negocio)

 

Sostuvo que para contrarrestar estos hechos se necesita inteligencia y que el Estado actúe porque la percepción de inseguridad es muy alta y ya nadie duerme tranquilo en una finca. “Como buenos colombianos somos respetuosos de la ley y pagamos nuestros impuestos y por eso necesitamos que el Estado también nos garantice la seguridad”, indicó.

 

Ya hay ganaderos que prefieren irse a otra ciudad y dejar abandonadas sus fincas, lo cual no debe ser en un estado social de derecho, manifestó el ganadero.

 

Dependiendo los resultados que arroje este ejercicio de la hoja de ruta se podría implementar en otras zonas del país, sostuvo.