Lecheros deben arriesgarse a buscar nuevos suplementos

Por: 
CONtexto ganadero
21 de Abril 2022
compartir
suplementos lecheria
A juicio del PhD Yesid Avellaneda, se deberían focalizar esfuerzos institucionales para que los lecheros busquen alternativas no convencionales como residuos de frutas. Foto: nutrimaxcr.com - ecoticias.com
Ante la disparada de precios de balanceados para el ganado, expertos han dicho que se debe recurrir a otras materias primas para alimentar a los bovinos. A su juicio los productores deben innovar y salir de su zona de confort, arriesgándose a probar nuevos subproductos.

 

Consultado por CONtexto ganadero, Yesid Avellaneda, zootecnista PhD e investigador de Agrosavia en nutrición de rumiantes y cultivos forrajeros, aseguró que hay diversos recursos alimenticios que han sido probados pero no se convierten en alternativas a largo plazo.

 

“Por ejemplo, cuando empezó a usarse la glicerina, la gente se quejaba porque iba a generar problemas de toxicidad en el hígado, a pesar de que la que se comercializaba era de buena calidad”, dijo. (Lea: 3 puntos básicos de nutrición que debe aplicar toda ganadería)

 

A su juicio, la “mala fama” que ganó la glicerina tenía “cierto soporte científico” pero eran de ensayos hechos en otros países y no en el nuestro. Afirmó que se publicaron reportes de “glicerinas malas” por alta concentración de metanol, aunque no era así en Colombia.

 

En consecuencia, muchos ganaderos restringieron el uso de glicerina en sus propias fincas. Al cabo de un tiempo se dieron cuenta de que no tenía inconvenientes, sin embargo, a la hora de querer probarla, ya no la encontraron porque la oferta se había reducido sustancialmente.

 

“Fue un ciclo bastante curioso. (De hecho), es una reacción normal, cuando desconozco algo, me da miedo utilizarme, y cuando lo conozco un poco más, ya no está disponible en el mercado”, apuntó. (Lea: Así ha aumentado el costo de la alimentación en las lecherías)

 

Avellaneda explicó que cuando un productor desconozca un suplemento, debería enviarlo un análisis para caracterizarlo de acuerdo con las condiciones del propio medio. En cambio, apelan a reportes externos y terminan “estigmatizando” estos productos.

 

“Algunos hacen análisis y empiezan a utilizarlo. Entonces, cuando se comprueba que el producto es bueno y mucha gente decide usarlo, sucede que se presentan restricciones de disponibilidad, entonces ya no aparece. Por ejemplo, el palmiste, que hay temporadas que ya no hay”, indicó.

 

En su opinión, cada materia orgánica debe tener su correspondiente caracterización y se incluya de manera moderada en las dietas de los animales, si bien señaló que sí hace falta un ejercicio institucional. (Lea: Criterios importantes a la hora de elegir subproductos para el ganado)

 

En temporada de cosecha se pierde mucha fruta y nadie la recoge, entonces eso termina como abono de los mismos cultivos. Estos residuos podrían ser una oportunidad para otros sistemas de producción, lo que pasa es que eso requiere un esfuerzo, de recogerlos y llevarlos hasta la finca. Lo que sucede es que la lechería es pesada y la gente se acostumbró a los productos que conoce, pero entonces quieren lo más fácil así no sea lo más económico”, remató.