"No vivimos días fáciles, apostamos por la competitividad”: Jens Mesa

Por: 
CONtexto Ganadero
27 de Septiembre 2013
compartir
Jens Mesa, presidente ejecutivo de Fedepalma
Jens Mesa, presidente ejecutivo de Fedepalma, asegura que el gremio seguirá apostando por la competitividad. Foto: Prensa - Fedepalma
En el cierre de la XI Reunión Técnica Nacional en Palma de Aceite, el presidente ejecutivo de Fedepalma destacó la solidez institucional del gremio, abordó las problemáticas que aquejan al sector y resaltó la labor de Cenipalma en materia de investigación.
 
Este encuentro es un espacio para comparar lo propio con lo ideal; enfocándonos en cerrar esas brechas de productividad, a partir de las experiencias que han tenido productores en diferentes regiones del país”, así catalogó el presidente ejecutivo de la Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite esta nueva cita de índole nacional que se llevó a cabo entre el 24 y el 26 de septiembre en Bogotá, y que abordó como prioridad estratégica la problemática sanitaria que enfrenta el sector palmero colombiano, la cual viene afectando considerablemente su productividad.
 
Al cierre del evento académico más representativo del sector, Fedepalma dejó claro el propósito de organizarse en torno a cinco objetivos estratégicos: superar la problemática sanitaria, incrementar la productividad, optimizar el ingreso, identificar oportunidades y riesgos del negocio, y disponer de una organización gremial fuerte que defienda los intereses sectoriales.
 
Asimismo, para Mesa Dishington es claro que en los tres primeros objetivos confluyen los tres actores: Gobierno, gremio y productores, “pero sin duda son estos últimos los llamados a ser protagonistas, y su foco debe ser mejorar su competitividad”, aseguró el ejecutivo. (Lea: Las prácticas agroindustriales se imponen en la palmicultura)
 
Durante la reunión, Jens Mesa manifestó que la competitividad depende de los requisitos de acceso a los mercados y la rentabilidad. En cuanto a los primeros, los aspectos de sostenibilidad han adquirido especial importancia en la comercialización de los aceites de palma para la producción de alimentos y otros productos industriales, en parte porque los principales ataques que han tenido estos productos en el contexto internacional corresponden principalmente a su impacto social y ambiental.
 
Al respecto, el presidente de Fedepalma agregó que Colombia, como primer productor de aceites de palma de América Latina y cuarto en el mundo, debe marchar de acuerdo con las directrices que da el mercado y por ello, todos los productores deben certificar sus aceites como sostenibles, lo antes posible. “Desde Fedepalma advertimos que quienes no se certifiquen muy seguramente tendrán dificultades para colocar sus aceites tanto en el mercado local como internacional”, subrayó el directivo gremial.
 
El reto de mantener la solidez gremial
 
Fedepalma, una entidad con más de 50 años de historia, también abordó a través de sus representantes, la coyuntura actual y la inconformidad de ciertos grupos de productores agropecuarios que ha dado pie a que algunos cuestionen la gremialidad, así como la evidente la presencia de dificultades en la interacción del sector agrícola con el Gobierno Nacional.
 
“En Fedepalma, no dejan de preocuparnos los embates que intentan debilitar la institucionalidad gremial, en general; pues más allá de los intereses de cada parte, lo que está en juego es la vocería legítima de los sectores productivos organizados, sin lo cual, no es posible adelantar una interacción eficaz: Gobierno, gremio y productores, para avanzar en el desarrollo competitivo de los sectores productivos del país”, argumentó. (Lea: Fedepalma pide a Santos solucionar el problema en el Catatumbo)
 
El líder gremial además expuso que en el rol que deben desempeñar Gobierno, gremio y  productores, hay que estar seguros que cada uno hace  lo apropiado y aprovechó la oportunidad para hacer un llamado a los afiliados en aras de que rodeen la Federación y se comprometan con su fortalecimiento.
 
La competitividad, una meta crucial
 
En todo lo relacionado con la rentabilidad de esta actividad, como la otra condición que determina la competitividad del sector, Mesa dijo que confluyen los tres primeros objetivos estratégicos de la Federación: superar la problemática sanitaria, incrementar la productividad y optimizar el ingreso. El componente fundamental de la rentabilidad es la productividad, y esta es responsabilidad de los palmicultores.
 
Es claro que en materia de precios locales es poco lo que puede hacerse, por cuanto Colombia, al contribuir apenas con cerca del 2% de la producción mundial de aceite de palma, es tomador de precios internacionales. No obstante, es importante mencionar que en los últimos años los productores han enfrentado una condición de precios internacionales históricamente altos, frente al promedio de largo plazo e incluso frente al nivel de precios promedio observado en el primer quinquenio de la década del 2000.
 
Cenipalma, en pro del desarrollo y la investigación
 
Durante el cierre de la cita también se resaltó la labor de Cenipalma, brazo de investigación de Fedepalma, que durante estos 12 años de existencia ha logrado importantes avances en materia agroindustrial y en la adopción de buenas prácticas agrícolas por parte de los productores. (Lea: Transferencia de información se impone en el sector palmicultor)
 
Según dijo José María Obregón Esguerra, vicepresidente de la junta directiva de Cenipalma, cuando la palma de aceite llegó al país, en la época de la colonización, se creía que era una maleza.
 
“El mundo cambió y hoy en día ningún agricultor piensa así. El propósito es tratar de aplicar prácticas como la preparación del vivero, de los suelos y el manejo adecuado y mantenimiento de las cosechas. Lo que pasa es que el agricultor colombiano se acostumbró a no hacerlo y estábamos haciendo un cultivo de maleza. La clave está en aplicar las técnicas básicas”.
 
Cenipalma, a través de sus voceros, también recordó la importancia de tomar conciencia acerca de la necesidad de mejorar la producción de la palma de aceite, esto para todos aquellos que hacen parte del proceso, tanto productores como científicos.