Para el sector lechero en Colombia, el futuro es incierto

Por: 
CONtexto ganadero
06 de Septiembre 2019
compartir
ganaderia, ganaderia colombia, ganaderia colombiana, contexto ganadero, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, leche, futuro leche colombia, avances leche colombia, importaciones leche colombia, exportacion leche colombia, tratados libre comercio estados unidos, tratados libre comercio union europea, leche, leche en polvo, contingentes de leche, productores de leche, consumidores de leche, comercializacion leche, acopio leche, ganaderos, ganaderos colombia
Para que Colombia siga siendo el número 11 en producción de leche en el mundo, se debe volver más competitivo y eficiente para el mercado internacional. oto: asproleso.blogspot.com - elciudadanoweb.com - hatosproductivos.com

El futuro de la leche en Colombia es incierto. La industria, los ganaderos y las empresas sienten que al país le hace falta más para poder consolidarse de forma concreta y seguir ocupando el puesto número 11 en producción en países del mundo.

 

El sector lechero colombiano cada vez ve con más angustia el futuro del lácteo, pues con los Tratados de Libre Comercio con Estados Unidos y la Unión Europea no hay mucha confianza en los productores, la industria y los comercializadores, quienes consideran que necesitan de la unión para poder volverse más competitivos y eficientes ante el mercado internacional. (Lea: Alternativas tecnológicas para mejorar la competitividad de los productores lecheros)

 

Producción

 

Durante los años 2015 y 2016, la producción de leche cayó como consecuencia de las incidencias del clima en la ganadería colombiana, pero en 2017 logró recuperarse con un crecimiento del 11 %, superando los 7.000 millones de litros. En ese mismo año, fueron 7.051 millones de litros producidos en Colombia, siendo el país número 11 en producción de leche en el mundo de 192 países.

 

Según un experto en temas de leche, “la producción en buena medida va a depender del clima y en 2018, la producción creció 2,3 %, en el que se produjeron 7.257 millones de litros, pero solamente se acopiaron 3.414 millones de litros, o sea el 47 %”.

 

Entonces el problema de Colombia es que no toda la producción de leche se acopia y todavía hay mucho lácteo que se consume de manera crudo, pues normalmente cuando se compran algunos productos artesanales, los fabricantes los realizan con leche de vaca directa y esa informalidad se convierte en un problema en la cadena de valor.

 

Por otro lado, no hay suficiente competitividad para exportar a buen precio, pero no solamente porque el precio que se le paga al ganadero puede ser alto, sino que es muy parecido al pagado en otros países. Para el consumidor, los precios de la leche y sus derivados son muy elevados y por eso en el país no se consumen muchos productos lácteos.

 

Con un horizonte en el tiempo en el que cada vez se abren más los contingentes para traer leche importada a Colombia de Estados Unidos, la Unión Europea, Mercosur y Chile, lo que se empieza a ver es que se importa más leche a pesar que somos grandes productores, ingresando al país a menor precio.

 

En palabras del experto, “en 5 años tendremos libre comercio con EE.UU. y en 8 años con la Unión Europea entonces nos vamos a inundar de leche importada, por lo cual no nos sirve de nada ser el país número 11 en la producción de leche cuando seguimos trayendo y es una realidad la frecuencia de las importaciones”.

 

Cuando esto sucede, se deja de comprar a los productores colombianos lo que genera menos ingresos por vía de su producción y los ganaderos dejarán esa actividad económica, pero los que quedan continuarán moviendo los mismos niveles.

 

Acopio y procesamiento

 

En lo corrido del año 2019, las empresas que se encargan del acopio y el procesamiento del lácteo han tenido que comprar más leche cruda a los productores porque ante la devaluación peso frente al dólar, no han tenido cómo sustituir la producción nacional por la leche importada.

 

Para Javier Ardila Mateus, gerente general de la Asociación Nacional de Productores de Leche, Analac, “el mercado en el primer semestre de 2019 ha tenido mayor ingreso de leche en polvo por los contingentes de Estados Unidos y la Unión Europea que se coparon rápidamente, por lo cual no ha habido grandes importaciones como en los años anteriores debido a que la leche en polvo está costosa y el dólar se ha fortalecido, es decir, ha habido una devaluación del peso”. (Lea: Se agotó contingente de leche en polvo sin arancel de la Unión Europea)

 

La oferta sigue igual, pero al aumentar la demanda, los precios han subido y las industrias lácteas han estado requiriendo más leche para cumplir con sus compromisos de ventas al consumidor colombiano. Eso ha beneficiado –en lo corrido de este año– a los productores porque han visto mejorar su precio normal.

 

Los contingentes siguen siendo una gran amenaza para el sector lácteo en Colombia, pues la entrada de leche importada hace que se complique el tema para los productores y al acabarse el cupo de estos, la industria necesita seguir abasteciendo a la población.

 

Ardila Mateus, asegura que “vamos a llegar en 2026 y 2029 a la terminación de los contingentes, por lo cual Estados Unidos y la Unión Europea podrán ingresar sin aranceles productos lácteos al país, pero eso es una gran amenaza que genera que el Estado colombiano apoye a los productores que se van a ver afectados”.

 

Comercialización

 

Siguiendo con la cadena de valor de la leche, las empresas comercializadoras consideran que no es mucho el avance que se ha logrado en los últimos años.

 

Nelson Guerrero, presidente de junta directiva de la Asociación Colombiana de Procesadores de la Leche, Asoleche, indico que “en términos generales lo que es el consumo per cápita de la leche sigue básicamente estancado, llevamos hablando de 140 mil litros en promedio durante los últimos años”.

 

Guerrero también considera que no ha habido mayores cambios en los temas de calidad de la leche con excepción de algunas fincas más especializadas que han mejorado mucho y esto se puede constatar a través de la información que publica la Unidad de Seguimiento de Precios del Ministerio de Agricultura.

 

Por otra parte, las importaciones de leche son cada día más grandes y más evidentes, los contingentes se acaban realmente rápido y las posibilidades de exportar que tiene Colombia son más limitadas.

 

Yo diría que estamos en un estado de cierta latencia donde cada vez es mayor la cantidad de productos importados y es mucho más difícil buscar la forma de aumentar el consumo del país y la posibilidad de exportar crezca”, indica Guerrero.

 

Para que Colombia siga siendo un país característico por su producción de leche, se deben corregir los errores que se están cometiendo y avanzar en el camino a la eficiencia y competitividad ante el mercado internacional. (Lea: 3 nuevos factores que determinan el precio de la leche en Colombia)

 

El futuro en general para el sector de los alimentos muestra tendencias de incremento de la población, mejora en la capacidad de poder adquisitivo de los pobladores, necesidad de aumentar el consumo de proteína, por lo que Colombia tiene muchas posibilidades, pero necesita hacer los ajustes necesarios para lograr que el país se vuelva un productor mucho más competitivo en términos de calidad, sanidad, precios, productividades a nivel del campo.

 

Finalmente, Guerrero concluye que “hoy en día es importante entender que somos una cadena en la que el sector primario y el industrial somos dependientes el uno del otro y en la medida en que no trabajemos juntos en el tiempo, los dos seremos los perjudicados. La invitación siempre ha sido trabajar de manera articulada sector primario e industrial con el fin de identificar las dificultades que tiene el mercado actual y proponer medidas para solucionar dichos inconvenientes”.