¿Por qué prohibir la exportación de ganado en pie es inadmisible económicamente?

Por: 
Humberto Caballero Rodríguez
05 de Agosto 2020
compartir
Colombia, exportación de ganado en pie, prohibir la exportación de ganado en pie, es inadmisible económicamente prohibir la exportación de ganado en pie, OIE, inspección del ICA, denuncias falsas, maltrato animal, heces fecales, eventos de Australia, afecta economía ganadera, generación de ingresos, calidad del producto, demanda de ganado en pie, calidad aceptada en mercados, Medio Oriente, noticias de ganadería colombiana, CONtexto ganadero.
Para Dulcey el proyecto es una payasada, porque va en contra de la economía ganadera. Foto: Captura de pantalla tomada del video https://www.youtube.com/watch?v=Cmv5WUcLIWY Canal de youtube del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA

Mientras en el mercado internacional continua la creciente demanda por ganado en pie procedente de Colombia, uno de los empresarios de mayor trayectoria de este sector expresa su total desacuerdo con el proyecto de ley que pretende prohibir esta actividad.

 

La creciente demanda por ganado en pie procedente de Colombia radica en que lo consideran un producto de buena calidad, pues son animales alimentados en ambientes completamente naturales y limpios. De hecho, en agosto y septiembre se exportarán más de 37.000 bovinos al Medio Oriente. (Lea: Hoy zarpa buque para Irak con 14.500 bovinos)

 

Sobre el proyecto de ley que pretende prohibir esta actividad se manifestaron Miguel Dulcey, gerente de Expoganados Internacional, la firma de mayor trayectoria en el comercio exterior ganadero, y José Félix Lafaurie R, presidente ejecutivo de Fedegán., quienes señalaron lo siguiente:

 

“Es un propósito que atenta contra la economía y la implementación de desarrollo y de empleo en el sector pecuario colombiano”, afirmó Dulcey. (Lea: Prohibir la exportación de ganado en pie, un sinsentido)

 

La exportación de ganado en pie es un nicho de negocio que brinda oportunidades a todos los productores de vacunos, particularmente, de la Costa Caribe, cuya ubicación cercana a los puertos marítimos, les proporciona una gran ventaja estratégica.

 

“El proyecto de ley argumenta un tema de maltrato animal y en la forma como lo plantean, lo considero inaudito porque eso jamás ha sucedido en Colombia”, resaltó.

 

Según el empresario, las compañías de este sector no exportan ovejas y las denuncias que incluye el proyecto de ley se basan en imágenes falsas de maltrato a esta clase de ganado. “Las muestran en medio de sus heces fecales y son situaciones que se refieren a eventos sucedidos hace unos años en Australia”, recalcó.

 

Expoganados cumple con el manual de transporte marítimo reglamentado por el máximo organismo de nivel global que es la Organización Mundial de Sanidad Animal, OIE, el cual se refiere a tener los animales con buena alimentación e igualmente a áreas de confort disponibles, y al mismo tiempo en óptimas camas de aserrín, agua suficiente, buen trato y médicos veterinarios.

 

Debido a su disciplinada aplicación, afirma que les ha ido muy bien y no registran casos de mortalidad de animales. “En todas las exportaciones el tema sanitario se cumple a cabalidad, incluso contamos con la constante inspección de los expertos del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA”.

 

Para Dulcey el proyecto es una payasada, porque va en contra de la economía ganadera. El país necesita ventas al exterior e ingresos para su economía. “Frenar las exportaciones basado en hechos y acusaciones falsas, es inadmisible”.

 

La exportación de ganado es una oportunidad de negocio para miles de productores que tienen la oportunidad de vender su ganado a media ceba o incluso terminado, porque en esas circunstancias lo demandan los compradores. (Lea: ¿A qué juegan los industriales y animalistas oponiéndose a la exportación de ganado en pie?)

 

 

La gente vende lo que los compradores piden

 

“Lo que buscan las organizaciones que están detrás de este proyecto de ley es que al 2024 no se puedan exportar animales vivos por vía marítima. Sin embargo, este mercado lo han asumido los empresarios y ganaderos colombianos con gran responsabilidad”, afirmó José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de Fedegán.

 

Los empresarios siguen estrictamente las normas tanto del comercio internacional como sanitario para cumplirle a los compradores, que generalmente son de países del norte de África y del Oriente Medio.

 

“Los ganaderos colombianos están vendiendo lo que sus compradores internacionales y nacionales les están pidiendo”, resaltó el dirigente del gremio cúpula de la ganadería colombiana.

 

Enfatizó que el sector tiene una vocación exportadora al tener el hato ganadero número 12 del mundo, el quinto de América y el cuarto de América Latina.