Precio internacional de la leche en polvo sigue al alza y roza su máximo en 5 años

Por: 
CONtexto ganadero
08 de Febrero 2022
compartir
precios internacionales, lácteos, alza, remate, Fonterra, Global Dairy Trade, GDT, leche en polvo, Observatorio de la Cadena Láctea Argentina, OCLA, record, mercado de futuros, Nueva Zelanda, oferta, demanda, suministro, Europa, estados unidos, altos costos, insumos, concentrados, agroquímicos, fertilizantes, aspectos meteorológicos, Oceanía, GEI, huella de carbono, uso del agua, cadena de suministro, ómicron, logística, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Los precios internacionales de la leche en polvo siguen subiendo en lo corrido del año y la tendencia parece que se mantendrá en los próximos meses. Foto: eluniversal.com.mx - gerente.com - pngwing.com

Los precios internacionales de los lácteos continúan al alza durante el remate quincenal de la multinacional Fonterra, que es un indicativo importante del mercado.

 

En su más reciente evento, el pasado 1 de febrero, el índice promedio del Global Dairy Trade (GDT) subió 4,1 % frente a la subasta de mediados de enero, oportunidad en la que ya se había registrado un salto del 4,2 %.

 

En cuanto al precio de la leche en polvo entera, sumó otro 5,8 % y alcanzó los USD 4.324 por tonelada. En la subasta anterior, ya había subido 5,9 %, lo que implica que en lo corrido del año, este producto se incrementó 12 %. (Lea: Colombia ha importado leche en polvo a pesar de que el precio ha subido más de 40 %)

 

Según un análisis del Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA), este precio significa casi un máximo para los últimos cinco años. De hecho, las cotizaciones del Mercado de Futuros de Nueva Zelanda llegaron a valores de USD 4.600/tonelada para los meses de mayo y junio de 2022.

 

“Si comparamos los precios de la LPE (leche entera en polvo) del GDT del año pasado con los futuros actuales, vemos una mejora del orden del 13 % de los probables precios de 2022 respecto a los precios concretados en 2021”, señala el informe de OCLA.

 

De acuerdo con el análisis de la organización argentina, el año 2022 comenzó con una relación dispar entre oferta y demanda. Los buenos precios que se dan tanto en el mercado disponible, como también en el de futuros, y no sólo en Nueva Zelanda sino también en Europa y Estados Unidos, son el resultado de una demanda constante de productos lácteos en un momento de suministro mundial de leche limitado.

 

Entre los factores que según el Observatorio inciden en la menor producción están los altos costos de insumos como concentrados, agroquímicos y fertilizantes; así como aspectos meteorológicos de diferentes características de acuerdo a la región (USA, UE y Oceanía).

 

A ello se suman otros temas como las mayores restricciones de tipo ambiental: emisiones de GEI, huella de carbono, uso del agua, etc.; y la escasez de mano de obra sobre todo por cuestiones migratorias. (Lea: En dos semanas ya se ha consumido más del 60 % del cupo arancelario de leche en polvo de EE. UU.)

 

Así mismo, señala el organismo que entre los principales factores que determinan aumentos de precios para la demanda están los problemas de la cadena de suministro relacionados con Omicron; y, dificultades logísticas para el comercio internacional y que encarecen los costos de exportación.

 

Un factor particular lo representan las compras de China (24 % del comercio mundial), que fueron récord en 2021, se fueron restringiendo a finales del año pasado y dejan el interrogante de cuanto y de qué forma se darán en el presente año, según el análisis de OCLA.

 

Añade la organización que “todas estas cuestiones contribuyen al alza de los precios de las commodities que se van trasladando al precio a los productores, con lo cual con ese mayor incentivo (a pesar de la suba de costos, que restringe los márgenes), es altamente probable que en el mediano plazo la oferta comience a equilibrarse con la demanda y los precios comiencen a ceder”.

 

Un documento de AHDB de Reino Unido, citado por el Observatorio, señala que las perspectivas para la producción de leche siguen siendo moderadas a pesar de los fuertes precios en el tambo. Las últimas previsiones para 2022 sugieren un crecimiento anual del 0,6 % en el suministro de leche, equivalente a 1.800 millones de litros de leche adicionales. Esto sigue a un año de bajo crecimiento en 2021, con una producción de leche estimada que aumentó un 0,9 % para el año.

 

Advierte que “los altos costos de los insumos, la escasez de mano de obra y los crecientes requisitos de ecologización están compensando el impacto de los altos precios de la leche en la actualidad. Sin alivio a la vista en la inflación de costos, al menos durante la primera mitad de este año, hay pocos incentivos para que los granjeros busquen mayores rendimientos de leche”. (Lea: ¿Por qué los ganaderos se movilizan en contra de las importaciones de leche en polvo?)

 

Concluye señalando que el aumento limitado en el suministro de leche continuará respaldando los niveles de precios actuales, con cierto potencial de aumentos adicionales a medida que la demanda continúa recuperándose a sus niveles previos a la pandemia. Sin embargo, existen algunos riesgos de una demanda más débil debido a nuevos brotes de Covid o una reducción de las compras a medida que los compradores agotan algunas de las existencias de seguridad que se tienen en respuesta a los retrasos en las entregas.