¿Por qué los ganaderos se movilizan en contra de las importaciones de leche en polvo?

Por: 
CONtexto ganadero
04 de Enero 2022
compartir
Leche, leche en polvo, industria procesadora de leche, importaciones, importaciones de leche de EE. UU., TLC, TLC firmado con Estados Unidos, movilización ganadera, Ganaderos rechaza importaciones de leche en polvo, Triple A, ganaderos se congregan en la Sociedad Portuaria Regional de Cartagena, vacas, fedegan, vacas Colombia, lechería, bovinos, ganadería bovina, ganadería bovina Colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, contextoganadero
El plantón de los ganaderos HOY a las 4:00 p. m. NO es un paro, NO se interrumpen actividades portuarias, NO hay bloqueos. Es una protesta pacífica Foto: Sánchez

Los ganaderos quieren contarle al país que las importaciones provocan daño grave a la producción nacional, que pidieron la protección al gobierno a través de activar una salvaguardia que está en el TLC firmado con Estados Unidos, que Mincomercio constató que sí había daño, pero el Comité de Asuntos Aduaneros, Arancelarios y de Comercio Exterior, conocido como “Triple A” no tomó en consideración las razones técnicas.

 

En las primeras horas del 1 de enero cuando las 320.000 familias ganaderas colombianas dedicadas a la lechería no habían terminado de ordeñar sus vacas, la industria ya había nacionalizado 6423,9 toneladas de leche en polvo procedentes de EE. UU. No es posible saber cuánta leche ya ha comprado y está en los puertos a la espera de nacionalización. Con esta primera nacionalización han utilizado el 45,03 por ciento del cupo con cero arancel, de un total sin arancel de 14.266 toneladas. Son importaciones que deprimen los precios de la leche pagada al productor en un entorno de alta producción interna por la estacionalidad de la producción —que la industria no compra y se genera precios al productor más bajos pero no para el consumidor—, y por los elevados costos de producción.

 

Es precisamente por estas razones que hoy a las 4:00 p. m. los ganaderos productores de leche llevan a cabo un plantón en la Sociedad Portuaria Regional de Cartagena, ubicada en el barrio Manga.

 

Van a manifestar pacíficamente su rechazo a las masivas importaciones de leche en polvo que hace la industria como parte del TLC con Estados Unidos y otros acuerdos comerciales desventajosos para el sector.

 

“¿Por qué los ganaderos colombianos nos manifestamos en contra de estas importaciones?” De acuerdo con José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos, los problemas del renglón lechero colombiano se pueden resumir en cuatro aspectos: mucha leche y poco procesamiento; muchos oferentes (ganaderos) y pocos compradores (industriales); mucha leche para estratos altos y poca leche para estratos bajos; y las crecientes importaciones de leche y productos lácteos.

 

De acuerdo con cifras oficiales, para 2022, el cupo de importación de leche en polvo con cero arancel es de 14.266 toneladas y en las primeras horas del 1 de enero, según registros de la DIAN, ya se habían nacionalizado 6.423.975 kilogramos (el 45,03 por ciento del cupo) cuando las 320.000 familias ganaderas colombianas dedicadas a la lechería no habían terminado de ordeñar sus vacas el sábado de año.

 

Es una historia que se viene repitiendo año tras año, erosionando lentamente la ganadería de leche de los colombianos. Por ejemplo, en 2008 la industria solo acopió 2756 millones de litros de leche y los ganaderos tuvieron una producción de 6607 millones de litros de leche. En 2018 el acopio subió a 3416 millones de litros (contra 7257 millones de litros producidos). Y en 2020 la producción fue de unos 7400 millones de litros, pero el acopio solo alcanzó 3348 litros de leche.

 

De las anteriores cifras salta a la vista el gran esfuerzo realizado por los productores de leche para mejorar sus niveles de producción, pero también que el acopio por parte del sector industrial sigue siendo muy bajo, y que les es más atractivo para sus intereses apelar a la importación de leche y derivados.

 

Para la Federación Colombiana de Ganaderos, el de la leche es un mercado oligopsónico, con muchos ganaderos queriendo vender su leche a muy pocos compradores con posición dominante para imponer condiciones. De los 7400 millones de litros de leche cruda que se produjeron en 2020, la industria acopió solamente 3348, quedando cerca de 4000 millones de litros que se malvende en la informalidad a precios que no cubren siquiera los costos de producción, situación que se hizo aún más gravosa por el impacto de la pandemia sobre la demanda.

 

Esas cifras demuestran el alto costo social que le está generando al país este comercio y su estructura de comercialización industrial. Por una parte, no sólo se está erosionando una de las bases productivas esenciales para la nutrición de la población colombiana, sino que la gran producción de leche colombiana no llega a los estratos sociales de menores ingresos.

 

De acuerdo con los cálculos realizados por Fedegán, una persona de estrato uno solo consume, en promedio, 28 litros de leche/año; una de estrato 2 llega a 43 litros/año; una de estrato 3 alcanza 77 litros/año; una de estrato cuatro, 88 litros/año; de estrato cinco, 168 litros/año; y de estrato seis, 179 litros por año.

 

 

La historia en 2021

 

De enero a octubre de 2021, los industriales trajeron al país 24.711 toneladas de leche en polvo descremada (46 % de las importaciones lácteas), 11.668 toneladas de leche en polvo entera (28 %) y 19 toneladas de leche líquida. Fueron 104,7 millones de dólares que dejaron de recibir ganaderos colombianos, en su mayoría pequeños productores.

 

La mayoría de estas importaciones tienen origen en Estados Unidos. De enero a octubre de 2021 trajeron al país 20.806 toneladas de leche en polvo descremada (52,7 millones de dólares), 3015 toneladas de leche en polvo entera (USD 9,2 millones) y 19 toneladas de leche líquida. Es dinero que llega a ganaderos norteamericanos en detrimento de los colombianos.

 

 

La salvaguardia

 

Fedegán solicitó ante el Ministerio de Comercio Exterior que se activara la salvaguardia que contempla el TLC con Estados Unidos para proteger a los ganaderos colombianos dedicados a la lechería. El Informe Técnico Final de la Subdirección de Prácticas Comerciales del Ministerio de Comercio indicó que “Sin duda, la aplicación de una medida de salvaguardia para el sector lácteo es una necesidad latente para los productores…”; “El TLC ha provocado un aumento en las importaciones que provocan daño a la producción nacional”; y concluyó: “Se encontró daño grave en el desempeño de las variables económicas de la rama de producción nacional de leche líquida…”.

 

Sin embargo, el Comité de Asuntos Aduaneros, Arancelarios y de Comercio Exterior, conocido como “Triple A” tomó otra determinación que profundiza aún más la grave situación de los productores ganaderos de nuestro país.