Precio internacional de la leche vuelve a caer en subasta de Fonterra

Por: 
CONtexto ganadero
05 de Agosto 2022
compartir
Leche en polvo
Los precios internacionales de la leche en polvo continúan con tendencia a la baja. Foto: elmundo.es

Durante la primera subasta de agosto de Fonterra se presentó una nueva baja en el precio internacional de la leche en polvo.

 

En la jornada del martes, la plataforma Global Dairy Trade (GDT) concretó la primera licitación del mes de agosto, con un mayor volumen de oferta y una presión de la demanda que generó una caída del 5 % respecto a la venta anterior.

Con este nuevo descenso, suman cuatro caídas consecutivas registrando así una pérdida del 15,9 % respecto a la primera licitación del mes de junio, donde se concretó la última subida del indicador.

 

Entre tanto y según los indicadores del portal clal.it el precio promedio de la leche en polvo en Suramérica para el mes de julio fue de US$4.550 por tonelada lo que representó una disminución de 50 dólares frente al promedio de junio. En Oceanía el precio se ubicó en US$3.938 con una baja de 125 dólares por tonelada respecto al promedio de junio.

En esta subasta se comercializaron 27.510 toneladas de los distintos productos lácteos ofertados, lo que representa un aumento del 18,5 % respecto a la licitación anterior. Esta oferta estuvo compuesta en un 51,9 % por Leche en Polvo Entera (LPE), el 26,9 % Leche en Polvo Descremada (LPD), en tanto que la Manteca fue el 8,4 % y el queso Cheddar el 2,5 %.

Como es tradicional, el principal destino para los productos comercializados fue el Norte de Asia (principalmente a China), aun volviendo a caer al 38,8 % en su participación, muy por debajo del 53 % que ha representado en los últimos cuatro años. El segundo destino fue el Sudeste de Asia y Oceanía con el 38,1 % donde se destinó gran parte de lo que dejó China. (Lea: Precios internacionales de la leche siguen bajando)
 

En valores, la Leche en Polvo Entera se posicionó en US$3.544 por tonelada, con una baja del 6,1 % respecto al remate pasado cuando se negoció a US$3.757, con un volumen de 13.849 toneladas colocadas, lo que representa un aumento del 20 % respecto a la subasta previa.

En lo que va del año 2022, la LPE alcanzó en la primera subasta de marzo su valor máximo con US$4.757, siendo este además el mayor valor desde el 2013. Luego se registran dos meses de caída, hasta la primera licitación de junio donde tuvo un rebote a US$4.532 por tonelada y vuelve a retroceder hasta la venta actual, donde llega a US$3.544.

 

En estas últimas dos subastas la Leche en Polvo Entera vuelve a posicionarse por encima de las referencias para la Leche en Polvo Descremada (LPD). Este producto cotizó en esta licitación a US$3.524 por tonelada, un 4,98 % por debajo de la venta previa. Por su parte la manteca cotizó a US$5.194 por tonelada, una baja del 6,1 % respecto a la venta anterior, mientras que el queso Cheddar cotizó a US$4.798 por tonelada, una caída del 0,7 %.

 

El precio promedio de los últimos 12 meses de la Leche en Polvo Entera alcanza los US$4.026/ton., los mayores luego del año 2013 (US$4.677), pero ya agosto 2022 es puntualmente menor al valor de diciembre de 2016 (US$3.581/ton.). El valor se mantiene atractivo para los exportadores, ya que se ubica también bastante por encima de la media histórica que está en torno a los US$3.256/ton en la serie de 14 años y en US$3.079/ton en la serie de los últimos 7 años.

 

Según la analista agrícola senior Emma Higgins de Rabobank New Zealand, citada por el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina, los suministros de leche de Oceanía se han visto afectadas esta temporada. Las recolecciones de leche de Nueva Zelanda cayeron un 6,5 % en mayo de 2022. Esto lleva los recuentos finales para la temporada 2021-2022 a una caída del 4,1 % interanual. (Lea: Precios internacionales de la leche vuelven a caer)

 

La producción nacional de Australia disminuyó un 6,6 % interanual en abril de 2022. Las recolecciones de leche se sitúan en -3,4 % para la temporada conocida hasta la fecha. Higgins dice que hay algunos impulsores positivos que deberían respaldar la estabilización del suministro de leche en Australia en 2022-2023.

 

La volatilidad será importante debido a la menor producción ya que los precios más altos de la leche en la granja en la mayoría de las regiones no han garantizado el crecimiento de la producción, señala Rabobank.