Precio promedio del litro de leche en junio fue el segundo más alto de 2021

Por: 
CONtexto ganadero
12 de Agosto 2021
compartir
Inventarios leche en polvo 2021, acopio leche 2021, Importaciones lácteos 2021, inventarios leche en polvo junio 2021, importaciones lácteos colombia 2021, importaciones leche polvo Colombia 2021, Inventarios leche en polvo Colombia, lácteos, ganado bovino, ganadería bovina, carne, leche, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, vacas, vacas Colombia, bovinos, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
Mientras que el precio pagado al productor por la leche cruda fue uno de los más altos en junio (en promedio), los inventarios de leche en polvo se duplicaron en un mes. Foto: queseru.com - revistaindustria.com.mx

El precio pagado al productor volvió a subir en junio, alcanzando el segundo promedio más alto de lo corrido de 2021, probablemente debido a una escasez del líquido por cuenta de los bloqueos en mayo y junio. Por otro lado, los inventarios de leche en polvo se duplicaron. 

 

Como lo publicó CONtexto ganadero, los bloqueos en carreteras nacionales y departamentales ocasionaron que el segundo trimestre se presentara un declive de 10,65 % en la compra formal de leche cruda por parte de las empresas en comparación con el mismo periodo de 2020.

 

En el mismo reporte de la Unidad de Seguimiento de Precios de Leche (USP) el pago promedio de un litro con bonificaciones voluntarias subió de $1252 en mayo a $1257 en junio. (Lea: Recolección formal de leche en segundo trimestre de 2021 cayó más de 10 %)

 

Este es el segundo valor más alto del año, después del valor registrado en abril cuando se alcanzó la cifra de $1263, que es a su vez la segunda más alta históricamente, por debajo del promedio registrado en mayo de 2020 cuando la media nacional llegó a $1267.

 

De hecho, esto hace que el precio registrado en junio sea el tercero más alto, por detrás de los de mayo del año pasado y abril de 2021, pero superior al de junio de 2020 de $1256, que ostentaba ese lugar hasta antes de que fuera publicado este último reporte.

 

Cabe aclarar que estos valores son nominales y no representan el verdadero valor de un litro de leche, pues no se compara con la inflación anual. De este modo, aunque el informe muestre que el precio es más alto, no quiere decir que los ingresos de los ganaderos estén aumentando. 

 

La región 1 tiene un promedio de $1270 por cada litro de leche, también el tercero más caro en el histórico de pagos, en tanto que en la 2 se pagó alrededor de $1202, este sí menos sorprendente. (Lea: Inventarios de leche en polvo tuvieron una pronunciada caída en mayo)

 

Sin embargo, la diferencia entre el récord de hace un año y este radica en las bonificaciones voluntarias: mientras que estas sumaron $136 en promedio por cada litro de leche al récord de mayo de 2020, en un año bajaron a $82 en mayo de este año y $84 en junio.

 

Así pues, mientras que el precio sin bonificaciones voluntarias fue de $1131 para el quinto mes del año pasado, cuando se alcanzó el récord de $1267, el pago promedio en junio pasado sin este adicional fue de $1173, lo que refleja el alza por inflación de los precios.

 

 

Inventarios de leche en polvo y quesos

 

Otro dato de gran interés en el reporte de la USP tiene que ver con los stocks de leche en polvo entera, que pasaron de 13 716 toneladas en abril a solo 5762 t en mayo (quizás debido a la escasez de leche líquida), y en junio volvieron a subir a 11 888 t, un 106 % más.

 

El inventario de leche UHT también creció, pasando de poco más de 16,1 millones de litros a más de 22,4 millones de litros, un crecimiento cercano al 39 %. (Lea: Ganaderos critican empresas que se oponen a la salvaguardia presentada por Fedegán)

 

En cambio, los de leche en polvo descremada y quesos disminuyeron entre un mes y otro. El primero bajó de 2485 t a 1937 t (22 % menos), y el segundo pasó de 1629 t a 1533 t (6 % menos).

 

Comparados con los registros de hace un año, el stock de leche en polvo descremada es 57 % más alto, el de leche entera, 6 %, y el de quesos, 2 %, en tanto que el de leche UHT es 33 % más bajo.