SAC alerta por precios de algunos alimentos en primer semestre de 2023

Por: 
CONtexto ganadero
29 de Noviembre 2022
compartir
Inundaciones en el sector agrícola
Por las inundaciones que se han presentado en el campo en el segundo semestre es previsible que la oferta se reduzca en la primera parte de 2023. Foto: El País

Las lluvias que han azotado al país, así como la tasa de cambio, son factores que pueden afectar las siembras de algunos productos, lo cual se evidenciará en la oferta de alimentos en el primer semestre del 2023.

 

La advertencia la hizo el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Jorge Enrique Bedoya, quien manifestó que cuando llueve demasiado se saturan de agua los suelos y empiezan a aparecer enfermedades lo cual disminuye la productividad, particularmente en los cultivos.

 

También si hay mucha agua en los suelos los productores de los diferentes cultivos de ciclo corto no pueden preparar las tierras para las cosechas que vienen.

 

“Eso es algo que nos preocupa a propósito de lo que ha dicho la directora del Ideam en el sentido que las lluvias pueden llegar hasta el mes de febrero del próximo año, de tal manera que eso podría llegar a impactar cultivos de ciclo corto como el arroz y la papa, entre otros. Preferible no adelantarnos a los hechos pero sí es un llamado de alerta pensando en lo que pueda ocurrir con la oferta de algunos alimentos en el primer semestre del año entrante”, señaló el dirigente gremial.

 

Así mismo, se refirió al cierre de la vía a Buenaventura que se presentó en días pasados y sostuvo que bloquear las carreteras implica comida más cara para los colombianos. Por dicho puerto entre el 50 % de los fertilizantes  que importa Colombia y el 37 % del maíz y la soya que es base para la alimentación de aves, cerdos y ganado. (Lea: Modelo proteccionista de Petro de subir aranceles encarecerá más los alimentos, advierten expertos)

 

Así demore poco tiempo un bloqueo, como pasó en esta oportunidad, genera una restricción en la cadena logística y encarece la producción.

 

 

Afectación por lluvias

 

Según estadísticas de la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (Upra), en lo que va corrido del año, las inundaciones han afectado al menos dos millones de hectáreas de cultivos en todo el país, agudizando el riesgo de un posible desabastecimiento de productos lo que a su vez podría generar más carestía.

 

De acuerdo con lo expuesto por Bedoya “la tormenta perfecta sigue estando sobre nuestro sector, porque ahora, pensando en lo que resta del año, el dólar rompió la barrera de los 5.000 pesos, las lluvias se agudizan en diferentes zonas del país y la demanda de alimentos aumenta por la cercanía de la temporada de fin de año”.

 

Para el dirigente no solo la ola invernal que actualmente está afectando diferentes áreas de la agricultura es la principal causa en el alza de los precios, sino que son alrededor de cuatro factores por los cuales todo lo referente a productos alimenticios presenta un incremento en los precios.

 

Las lluvias, el comportamiento de la tasa de cambio a lo largo de todo el año, el costo de los insumos en los mercados internacionales y las tasas de interés, son los cuatro temas que afectan el incremento en el precio de los alimentos, “No solamente es lo que pueda ocurrir entre noviembre y diciembre, sino lo que esto pueda generar comenzando el 2023, por lo cual debemos estar alerta quienes estamos en el sector agropecuario”, dijo. (Lea: El agro cayó 2,5 % en 1er trimestre de 2022, impactado por la fuerte inflación)

 

En cuanto a las lluvias, según cifras de Bedoya, uno de los sectores más golpeados es la papa donde se han presentado daños, en su mayor parte en los suelos, y con esto también resulta damnificada la producción de las tierras en lo ancho del territorio colombiano.

 

 

Apoyos de Minagricultura

 

Por su parte, la ministra de Agricultura y Desarrollo Rural, Cecilia López Montaño, indicó que “estamos abriendo las puertas, para que la siembra, que empieza en febrero, marzo y abril (de 2023) tengan el financiamiento necesario, al tiempo que estamos mirando cómo facilitar créditos a aquellos que no han podido pagar por causa del invierno”.

 

Así mismo señaló que se adelanta una política para reducir el costo de los insumos, que a corto plazo consiste en subsidiar el 20 % de las compras que hagan los pequeños productores de estos elementos y reiteró el llamado a los campesinos para que utilicen este apoyo del Gobierno: “tenemos un subsidio para 120.000 campesinos pequeños, con el cual le rebajamos el 20 % de las compras de insumos. Ya están en marcha todos los procesos que deben seguir para beneficiarse”.

 

También anunció, que el próximo año se va a realizar un gran esfuerzo para financiar producción de bioinsumos en Colombia y para este propósito se utilizará un crédito que se está tramitando con el Banco Mundial.

 

En cuanto a la reubicación de los afectados por el invierno señaló que se tiene un tema con La Mojana donde se va a empezar y para lo cual se haría una mini reforma agraria para reubicar a quienes quieran hacerlo. Por ahora se está ayudando con financiación. Hay recursos para comprar las tierras.