10 vacas por la paz serán entregadas en Norte de Santander

Por: 
CONtexto ganadero
08 de Mayo 2015
compartir
Entrega Vaca por la Paz 2015
Para este mes se tienen previstas entregas en Huila y Valle del Cauca. Foto: Fundagán.
Los municipios beneficiados serán Bochalema, Gramalote, La Bateca, Salazar, Santiago, Toledo y Urania. Este programa, liderado por Fundagán, ha beneficiado a más de 2.500 familias vulnerables del campo y cuenta con el apoyo técnico del Fondo Nacional del Ganado.
 
Gracias a las donaciones realizadas por empresarios, instituciones públicas, ganaderos, entre otras personas, el programa ‘Una Vaca por la paz’, de la Fundación Colombia Ganadera, Fundagán, sigue adelante con sus entregas; esta vez el turno le correspondió a Norte de Santander, lugar en el que se entregarán 10  vacas preñadas a sendas familias rurales de los municipios de Bochalema, Gramalote, La Bateca, Salazar, Santiago, Toledo y Urania.
 
Las entregas, que comenzarán el 8 de mayo, corresponden al compromiso del gremio ganadero con la población más vulnerable del campo colombiano. Es por ello que cada 2 años la Fundación realiza una gran cena gourmet en donde empresarios, entidades del sector público y ganaderos se reúnen para apoyar el programa ‘Una vaca por la paz’, al donar en especie o en dinero el equivalente a una vaca preñada. (Lea: Lafaurie entregó 18 vacas preñadas en Agroencuentro de Valledupar)
 
Para Luis Alirio Cuevas Rojas, beneficiario de una de las 10 vacas preñadas que se entregarán en esa región del país, la “nueva integrante” tiene un significado muy importante porque será fuente de alimento para su hogar.
 
La vaca será el sustento de mi familia, con la venta de la leche tendremos ingresos adicionales que mejorarán nuestra calidad de vida y con las crías que nos pueda dar la vaca podemos pensar en tener más animales”, expresó Cuevas.
 
De acuerdo con Nataly Delgado Pinzón, directora ejecutiva de Fundagán, esta iniciativa es una respuesta al llamado solidario de apoyar a familias rurales para poder brindar opciones desde la ganadería a pequeños productores que se encuentran por debajo de la línea de pobreza, pero que ven en esta actividad un medio digno de subsistencia.
 
Para Fundagán es muy importante que empresas de diferentes sectores se vinculen a nuestra iniciativa porque nos permite fortalecer el programa, que hoy asiste a miles de familias campesinas en todo el país. Contar con el apoyo de la Fundación Bavaria, es contar con más herramientas para que familias vulnerables del Norte de Santander, encuentren en la ganadería una oportunidad de alimento y generación de ingresos que en algo ayudan a la superación de la pobreza”, afirmó Delgado. (Lea: Alcaldía de San Marcos hace posible sueño de tener vaca a 10 familias)
 
En la actualidad el programa ha entregado 2.500 bovinos en todo el territorio nacional, lo cual, además de fomentar la actividad ganadera, les brinda a las familias una herramienta de sustento, alimento y multiplicación en el tiempo. Los beneficiarios de esta iniciativa reciben apoyo técnico durante 3 años, de forma que se familiaricen con todo lo relacionado a las Buenas Prácticas Ganaderas, BPG.
 
Regalar una vaca es sinónimo de multiplicación, con la entrega de la primera cría por parte del beneficiario para ser entregada a otra familia, hemos podido hacer de esta iniciativa una cadena de solidaridad en la que todos ponemos un granito de arena para el beneficio de los más necesitados”, puntualizó Delgado.
 
Otras entregas previstas
 
Para el mes de mayo también se tiene planeado que la Fundación realice la entrega de 18 animales: 5 en Buga y El Cerrito, Valle del Cauca; y 13 en municipios como Santa María, Palermo y Yaguará, en Huila; todas ellas hacen parte de la donación que hizo la Empresa Colombiana de Productos Veterinarios, Vecol S.A. (Lea: Vecol se acerca a los ganaderos con plan sanitario y donación de vacas)
 
La Fundación espera llegar durante 2015 a 600 familias rurales más y continuará estableciendo alianzas con ganaderos y despertando el interés de las instituciones por apoyar esta labor, para que la ganadería sea una fuente de desarrollo y bienestar para quienes lo han perdido todo y que de esta forma vuelvan a poner las esperanzas en el campo y crean que el sector rural es la promesa del futuro.