7 pasos que garantizan el bienestar animal en un recinto ferial

Por: 
CONtexto ganadero
25 de Julio 2017
compartir
agroexpo 2017, bienestar animal en un recinto ferial, 7 pasos que garantizan el bienestar animal en un recinto ferial, CONtexto ganadero, ganadería colombia
Las medidas de cuidado de los animales más grandes son altas, toda vez que se debe controlar que no bajen ni suban su peso. Foto: Agroexpo.
Para garantizar una sana estadía del ganado, como protagonista en un recinto ferial, como el que acaba de culminar en Corferias con la realización de Agroexpo, son varias las precauciones y cuidados que se llevan a cabo para minimizar los factores que puedan generar estrés en los animales. 
 
Según el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, hay puntos básicos que deben cumplirse con relación al bienestar de cada ejemplar.
 
Primero, es relevante proporcionar comida y agua fresca de forma permanente. Los animales deben contar con acceso constante a estas fuentes de alimento para poder satisfacer sus requerimientos nutricionales. (Lea: Principio de las 5 libertades, clave del bienestar animal)
 
Según Diego Armando Bedoya, establero de bovinos en Agroexpo, “se debe estar pendiente del peso de los ejemplares para que puedan participar en competencias. La salud animal es el factor más importante para, además, proteger sus cualidades genéticas”.
 
Carlos Campero, establero de la finca Bonga la Grande, cuidó durante la feria a un Cebú de 33 meses cuyo peso era de 1.010 kilogramos. Las medidas con ejemplares de esa naturaleza son altas, toda vez que se debe controlar que no bajen ni suban su peso. El cambio de clima puede afectar su estabilidad.
 
El segundo cuidado de bovinos, tras proporcionarle una dieta saludable, es el abrigo, con cobijas gruesas
 
La tercera medida busca garantizar que los bovinos tengan una cama o lugar de reposo blando y un corral que sea lo suficientemente amplio para que puedan dar la vuelta y acostarse. (Lea: 7 aspectos importantes del Bienestar Animal)
 
Como cuarta medida se debe procurar que las cercas estén en buen estado y con superficies lisas, sin salientes que puedan herir al animal. Cada corral se mantiene en buena condición higiénica, por lo que en la feria los mismos estableros realizan aseo más de 5 veces al día y bañan a los bovinos.
 
El quinto cuidado es tener presente que ellos también reciben cariño y, sin duda, se consienten, para que permanezca en estado de relajación y conserven su salud durante el trascurrir del evento.
 
La sexta consideración de bienestar animal consiste en contar con atención médica permanente. Agroexpo 2017 contó con el apoyo de un equipo permanente de médicos veterinarios que se encargó de examinar a los ejemplares, hacer recomendaciones a sus propietarios, prescribir en caso de que sea necesario y velar, en definitiva, porque los animales estén sanos.
 
Fabio Castro, médico veterinario del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, señaló que dentro de la feria se llevaron a cabo 6 rondas de vigilancia (3 en el día y 3 en la noche) en las que iban puesto por puesto observando el comportamiento de cada animal. “Sin tocarlo, se verifica que el ejemplar esté respirando correctamente, comiendo lo necesario y que no presente ningún síntoma fuera de lo normal”, detalló. (Lea: Bienestar animal, el mejor aliado de la producción ganadera)
 
El séptimo y último requerimiento hace referencia a elegir el personal que cuida al ganado en feria. De acuerdo con los estableros, se escoge el mismo que permanece en finca con los ejemplares, el cual conoce a cada bovino.
 
Sobre esto, Gilberto Pérez, establero de ganado Simmental, describió que ellos reciben la cría de la vaca a los 3 meses de nacidos, y desde entonces comienzan a trabajar en adiestrarla. “La acariciamos, manipulamos y lo sacamos a pasear para que a los 8 meses ya estén en condiciones de salir de la finca hacia feria”, argumentó y agregó que el contacto entre el establero y el animal es tan cercano que “después de destetarla, le hace más caso a uno que a la mamá”.
 
Desde hace varios años el bienestar animal se ha convertido en una condición requerida en la modernización del sector y una solicitud en el comercio internacional para acceder a los mercados más especializados de productos de origen animal. Su incumplimiento puede, incluso, llegar a comprometer la competitividad de los países productores en el mercado mundial. (Lea: ¿Por qué invertir en bienestar animal?)