Principio de las 5 libertades, clave del bienestar animal

Por: 
Mayra Pallarez
06 de Marzo 2017
compartir
5 libertades del bienestar animal, bienestar animal, manejo animal, salud animal, manejo bovino, respeto por los animales, CONtexto ganadero
El bienestar animal es el punto de partida para tener resultados productivos satisfactorios en el negocio pecuario. Foto: www.journalmex.wordpress.com.
El bienestar animal no es un asunto que se fundamente en normas particulares, sino que incorpora principios universales en los que todos en la finca tienen injerencia, por un tema ético, de tratar bien a estos seres vivos.
 
Durante muchos años, la Organización Mundial de Sanidad Animal, OIE, se ha encargado de crear y establecer principios y normas intergubernamentales sobre sanidad animal, entre ellas unas conocidas como las 5 libertades.
 
Agua y comida, protección ante el miedo o enfermedad, entorno adecuado, buen estado de salud, y comportamiento natural, son los pilares básicos que deben tener en cuenta aquellas personas que tienen bajo su cargo animales, para de esta manera asegurarles una calidad de vida óptima. (Lea: Bienestar animal: un tema del que se habla mucho y pocos dominan)
 
Estos principios aplican para animales terrestres como los equinos, los bovinos, los porcinos, las gallinas, entre otros.
 
En el caso del sector bovino, la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, ha venido incentivando a los productores a considerar el bienestar de su hato y dejar a un lado prácticas inútiles y antiguas que se basaban en el maltrato de los animales.
 
El maltrato a los bovinos puede ir desde el cerramiento en lugares inapropiados, la alimentación deficiente, hasta la movilización inadecuada, estos tipos de manejo pueden alterar la salud de los animales y por ende repercutir en la calidad del producto que se busque comercializar.
 
De acuerdo con Michael Rúa Franco, zootecnista, especialista en nutrición animal y experto en ganadería racional y ecológica, las 5 libertades surgen a partir de la necesidad de establecer unas políticas, directrices o lineamientos para tener en cuenta el bienestar de los animales. (Lea: Bienestar animal, una práctica a la que le apuesta el país)
 
"Estas normas buscan que los animales no sean vistos como objetos de explotación sin consideración alguna. Ellos no son máquinas y de hecho se ha demostrado que responden a estímulos y sienten el trato que reciben de los humanos", expuso. 
 
Indicó que la libertad se entiende como la capacidad que tiene el animal para responder a los estímulos que vienen de su entorno y el modo en que afronta las condiciones en la que vive. 
 
Las 5 libertades hacen alusión al derecho que tienen los animales con los que trabaja el hombre a tener un bienestar
 
Libre de hambre, sed y desnutrición
 
Acceso a un recurso limpio y una dieta equilibrada, representativa de la que tendrían en estado salvaje.
 
Rúa Franco expuso que en el caso de la ganadería, los productores deben garantizar la alimentación y el agua de sus animales durante todo el año
 
Para esto, recordó que es importante tener en cuenta la estacionalidad del país la cual se manifiesta con una intensa sequía o con fuertes lluvias. El experto invitó a los ganaderos a estar preparados para esos cambios. (Lea: Conozca formas diferentes de brindarles confort a los bovinos)
 
Libre de miedos y angustias
 
Tomar precauciones para minimizar el sufrimiento mental, estrés y malestar.
 
Giovanni Pinilla, médico veterinario explicó que el estrés genera la liberación de ciertas hormonas, como por ejemplo la adrenalina, las cuales inhiben estados fisiológicos normales, ponen en alerta el animal y hacen que se generen sensaciones como el miedo.
 
“Este efecto hace que se pierda el confort y se obstruye la producción de hormonas benéficas, que son las que llevan a los animales a que estén cómodos. Hoy estamos viendo que se está trabajando mucho el bienestar animal y la importancia de ponerlo en práctica”, indicó
 
Libre de incomodidades físicas o térmicas
 
Proporcionar refugio, intimidad, estímulos mentales y físicos.
 
Juan Carlos Arcos, médico veterinario y experto en manejo animal señaló que para optimizar la producción de los bovinos, ya sea de carne o leche, estos deben estar en una zona de confort. (Lea: 4 pautas para tener ganado feliz y carne rica)
 
"En ganadería, esa zona de confort debe estar entre 10 y 25 grados centígrados. En esa área los animales no tienen gasto energético para mantener su termorregulación", sostuvo.
 
El médico veterinario recomendó proporcionarles a los animales unas zonas de confort o áreas de sombras en las fincas con la ayuda de árboles (sistemas silvopastoriles) para mantener su bienestar y mejorar su producción.
 
Libre de dolor, lesiones o enfermedades
 
Minimizar el riesgo de lesiones, enfermedades, dolencias o infecciones.
 
Mediante la implementación de planes sanitarios se pueden prevenir las enfermedades antes que curarlas, con lo cual se reducen costos. La curación de patologías compromete la salud y productividad del animal y a la vez se corren riesgos de que se transmitan a otros animales.
 
Libre para expresar las pautas propias de comportamiento
 
Asegurarle a los animales suficiente espacio y facilidades para permitir su libre expresión. (Lea: Toda finca ganadera requiere de un plan sanitario)
 
Si bien hoy en día se busca producir más en menores espacios, se debe tener mucho cuidado a la hora de intensificar los modelos y de confinar los animales pues con esta práctica se está alterando toda la naturaleza de la especie. 
 
En resumen, entre más cómodo y mejor tratado sea el animal, la calidad de vida será más elevada, la producción aumentará y por ende los ingresos económicos de la finca aumentarán considerablemente