"Al país le falta una política de Estado para el agro": presidente de Asocebú

Por: 
CONtexto Ganadero
16 de Julio 2015
compartir
Mauricio Moreno Roa
El dirigente gremial además afirmó que uno de los problemas de la crisis del sector lácteo se debe al bajo consumo del producto en el país. Foto: Fedegán.
El presidente de Asocebú, Mauricio Moreno Roa, le pidió al Gobierno medidas de peso para atender el grave momento están enfrentando los productores. El dirigente considera que la crisis se puede agravar y el campo colombiano podría quedar en la ruina.
 
La actual crisis lechera que vive Colombia, volvió abrir el debate frente a la necesidad que tiene Colombia de establecer y consolidar medidas que defiendan a los productores nacionales ante los retos que implica hacer parte de los Tratados de Libre Comercio. (Lea: Razones por las que urge sistema de información de la cadena láctea)
 
Las dificultades en materia lechera, según han manifestado los industriales, se deben en gran parte a la enlechada que hay en el país, por lo que muchos decidieron disminuir el volumen acopiado y el precio pagado al productor.
 
En ese sentido, Mauricio Moreno Roa, presidente de la Asociación de Criadores de Ganado Cebú, Asocebú, aseguró que el panorama actual es bastante preocupante, debido a que por cuenta de la falta de programación del Gobierno para enfrentar los TLC, los efectos se están notando y con el pasar de los años van a ser mucho más marcados y dañinos.
 
“Mientras no haya una política de Estado de la cual podamos los ganaderos y los productores de este sector depender, es muy difícil que la producción nacional realmente pueda enfrentar los diversos ataques que vamos a tener que sufrir por cuenta de los importadores de toda clase de productos, situación que va a afectar la proyección y avance del sector”, expuso el dirigente. (Lea: Contratos de proveeduría, asignatura pendiente para el sector lácteo)
 
Moreno Roa aseguró que desde antes de que los acuerdos internacionales fueran firmados, Fedegán, alertó sobre los efectos que esos tratados generarían sobre la ganadería del país y resaltó que muchos empresarios del sector rural no están cojeando, sino arrastrándose para sobrevivir.
 
“No necesariamente serán los productores nacionales los que van a estar interesados en importar arroz, leche o carne. Va haber negociantes que ven una buena oportunidad para ganar plata y si los mercados internacionales bien permiten comprar esos productos e introducirlos a los mercados nacionales de forma competitiva o con precios muy por debajo de los del sector productivo, el panorama será muy similar o incluso peor a lo que estamos viviendo actualmente con la leche”, agregó.
 
El dirigente criticó el comportamiento de los industriales, que aseguraron que el país estaba enlechado a pesar de que las condiciones climáticas en regiones como el Caribe es crítico por cuenta del verano, perjudicando a productores de otras zonas en donde las condiciones ambientales eran mucho más favorables. (Lea: Compra pública de leche aumentaría acopio para canales formales)
 
Consumo, otra causa de la crisis láctea
 
Mauricio Moreno Roa aseguró que el poco consumo de leche en el país y la preferencia de otro tipo de productos como jugos, agua y gaseosas, que no poseen los mismos componentes alimenticios, han venido ahondando las dificultades que soportan los productores lácteos colombianos.
 
“El problema lo podríamos resolver de una manera muy sencilla: si cada colombiano se tomara 2.5 cm³ de leche más al día, que equivale a la mitad de una cuchara pequeña, con eso saldríamos del problema lácteo que hay en el país”, remató. (Lea:       Gobierno debe apostarle a campañas de fomento al consumo de leche)