Razones por las que urge sistema de información de la cadena láctea

Por: 
CONtexto Ganadero
10 de Julio 2015
compartir
sistema de información de la cadena láctea
Hay modelos que funcionan en otros países con mucho éxito en este sentido. Foto: CONtexto ganadero.
Todas las cadenas del sector agropecuario en Colombia tienen el mismo problema: la carencia de información y sin ella es muy difícil tomar buenas decisiones.
 
Javier Eduardo Rincón, estadístico de profesión, es claro al afirmar que si en Colombia se hicieran mediciones diarias de lo que pasa con el precio, se supiera con certeza la cantidad del líquido que se acopia, se conocieran los valores internacionales de referencia, lo que pasará con el clima, entre otras variables, los ganaderos podrían tomar mejores decisiones y hacer más rentable su negocio.
 
Desde los distintos gremios ganaderos del país se ha insistido, especialmente durante los últimos años, en la necesidad de contar con un sistema de información para la cadena láctea. (Lea: Contratos de proveeduría, asignatura pendiente para el sector lácteo)
 
Los productores argumentan que de contar con un espacio de estas características podrían abastecerse de agua y alimento ante un fuerte verano, o apostarle a los pastos si se aproxima un a temporada invernal; producir más o menos leche, bajarle el precio o en cambio exigir uno superior; comprar un determinado insumo o fertilizante ante una baja en su valor, entre muchos otros temas.
 
Colombia cuenta actualmente con la Unidad de Seguimiento de Precios, USP, que aunque en algo se aproxima a lo que se requiere tiene varias falencias, la principal: lo tardío de la información que allí aparece registrada, con casos de hasta 2 meses de retraso lo que genera que no pueda ser utilizada como referencia y muchos menos tomar decisiones a partir de ella.
 
“En nuestro país, el ganadero hace lo que sabe hacer que es trabajar en la producción de leche y empieza a hacerlo siempre sin criterios de referencia, sin tener en cuenta variables de ningún tipo, que muchas veces generan problemáticas como las actuales”, expresó Rincón. (Lea: ¿Es hora de pensar en salvaguardias para el sector lácteo del país?)
 
Economistas consultados por CONtexto ganadero coinciden en que si en el país no se estuvieran produciendo 6.500 millones de litros de leche al año, sino únicamente 4.500 o 5.000 tal vez lo estarían pagando mejor, porque al haber menos líquido disponible existiría una especie de presión a los industriales que lo pagarían mejor, porque no todo lo que importan les sirve para los subproductos que elaboran.
 
“Más no es siempre mejor y acá eso no lo tenemos claro, las condiciones sociales no ayudan en muchos casos, pero la falta de información genera que muchas veces el productor se quede con muchos excedentes, venda muy barato, no compre a tiempo lo que requiere, no aproveche sus animales para otros usos, por solo mencionar algunas variables”, aseguró una de las personas consultadas
 
Personas consultadas en la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, manifestaron que la eventual creación del sistema de información debería ser una responsabilidad gubernamental. (Lea: Colombia necesita reglamentar comercialización de leche cruda)
 
Este portal pudo establecer que actualmente, al Ministerio de Agricultura llegan mes a mes los reportes de todos los almacenes veterinarios del país, pero que la información se queda guardada sin que sea clasificada, ni mucho menos dada a conocer a los actores de la cadena. La unidad que tiene esa tarea a cargo es muy pequeña y no da para manejar algo tan robusto como lo que requiere el sector.
 
La opinión de las personas con las que habló este medio es que la tecnología debería ser aprovechada y que una alternativa importante. Muchos sugirieron la creación de un aplicativo en el que todos los actores que intervienen en el tema lácteo tengan cabida: la Dian, el Ideam, almacenes de insumos, la industria, entre otros.
 
La periodicidad de la información sería definida por el Ministerio de Agricultura, entidad que también tendría que velar por hacerle seguimiento, darla a conocer para que llegue al mayor número de personas posible y buscar que la iniciativa perdure en el tiempo (Lea: El país requiere una unidad de investigación y acceso a mercados lácteos)
 
Hay modelos que funcionan en otros países con mucho éxito como Odepa, en Chile; USDA, en Estados Unidos; Fonterra, con Nueva Zelanda; países en los que los datos tienen muy poco margen de retraso y son casi obligatorios para saber lo que está pasando.
 
Con información útil y veraz y rigurosidad en el proceso, los ganaderos de Colombia podrían empezar a concienciarse sobre lo importante de consultar el sistema previo a cualquier acción que quieran emprender y conseguir así más y mejores resultados.