Así debe ser la protección de los árboles

Por: 
CONtexto ganadero
13 de Noviembre 2019
compartir
gaanderia, ganadería colombia, Ganadería colombiana, CONtexto ganadero, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, árboles, proteccion de arboles, cuidado de arboles, encierros de arboles, franja de arboles, distancia entre arboles, Sistemas silvopastoriles, ganaderos, ganaderos colombia
Se recomienda el uso de cerca eléctrica en lugar de alambres, pues disminuye de manera considerable los costos y crea una barrera que el ganado respeta más. Foto: eluniversal.com.mx

Los árboles, al igual que otras especies que conforman las fincas, deben tener un cuidado especial, sobre todo en los sistemas silvopastoriles. En CONtexto ganadero le explicamos qué debe hacer para preservarlos y protegerlos.

 

Con la regeneración natural o sucesión vegetal, la reconversión ganadera saca provecho de aquellos árboles que no se deben proteger del ganado. Pero existen numerosas especies de esta vegetación que son deseables para la finca que deben ser cuidados para evitar que los animales los dañen. (Lea: Así es el manejo de los árboles en pasturas de sistemas silvopatoriles)

 

Para la protección de estos árboles existen dos opciones principales:

 

  1. Encierros individuales: son construidos con poses de madera, guadua o cemento y rodeados con alambre de púas, troncos delgados, malla metálica o telas plásticas.Esta es una opción válida para proteger unos pocos árboles de valor especial por una u otra razón, pero el alto costo por unidad hace que esta sea una alternativa inviable cuando el objetivo es establecer una gran cantidad de especies.

 

  1. Franjas para el establecimiento de múltiples árboles: se construyen franjas de longitud variable y de aproximadamente dos metros de ancho, delimitados por una cerca que las rodea. La longitud de esta dependerá de factores tales como el tamaño del potrero y topografía; por lo cual es común una longitud de 50 a 80 metros. Con este sistema el costo para la protección de cada árbol es considerablemente inferior.

 

La distancia entre las franjas podrá contar con una gran variación pero siempre debe tener en cuenta que a medida esta aumenta, se tardará más tiempo en lograr una buena cobertura arbórea y más tiempo para apreciar los beneficios de cada especie sobre la fertilidad del lote. Se sugiere una distancia de 10 metros para un efecto más temprano. (Lea: 10 de los árboles más utilizados en sistemas silvopastoriles)

 

El cerco que limita o protege la franja se hace con postes de guadua o madera y con cerca eléctrica o alambre de púas. Se recomienda el uso de cerca eléctrica en lugar de alambres, pues disminuye de manera considerable los costos y crea una barrera que el ganado respeta más.

 

Una ventaja adicional de la utilización de esta es que permite el manejo de postes de menor grosor y costo, con una mayor distancia entre ellos.

 

En esta franja se deben separar los árboles cada 2 o 3 metros y aunque parezca poca distancia, cada 2 metros es una de las opciones más recomendables porque se obtienen varias ventajas:

 

- A medida que los árboles crecer se crea una competencia entre ellos por luz, lo que estimula su rápido crecimiento y favorece una mejor conformación.
- Es probable que después de 3 a 5 años, la competencia entre los árboles empiece a afectar su desarrollo; en este momento se procede a hacer entresaca, es decir, se eliminan aquellos de menor desarrollo, valor y peor conformación. Parte de este material podrá ser utilizado como poste para cercos o leña.
- La menor distancia entre los árboles garantiza que aunque se presente algún nivel moderado de mortalidad, quedará una buena cantidad de especies. Por lo tanto, es mejor partir con una buena cantidad y depender menos de la resiembra. (Lea: 7 beneficios de los árboles dispersos en potrero según el proyecto GCS)
 
Fuente: Guía Sistemas silvopastoriles. Aspectos teóricos y prácticos del CIPAV