Cómo pasar de la temporada de monta a la monta estacional

Por: 
CONtexto ganadero
23 de Abril 2018
compartir
Bovinos, Monta, monta estacional, temporada de monta, Cómo pasar de la temporada de monta a la monta estacional, CONtexto ganadero, ganadería Colombia, Noticias ganaderas Colombia
Bovinos, Monta, monta estacional, temporada de monta, Cómo pasar de la temporada de monta a la monta estacional, CONtexto ganadero, ganadería Colombia, Noticias ganaderas Colombia. Foto: cpt.com.br
La llegada de la temporada de lluvias es el momento en el que los ganaderos reactivan la monta, pues normalmente las ganaderías del trópico poseen un comportamiento reproductivo estacional con épocas de mayor y menor concentración de partos, pero con un poco de planeación se podrá llegar a la monta estacional.
 
Cuando esta información de los partos se compara con los períodos de invierno y verano, se observa la gran influencia que estos períodos tienen sobre esa estacionalidad en la fertilidad de los animales.
 
Esto se explica porque la temporada de monta o apareamiento coincide con las épocas del año donde hay mayor disponibilidad de forraje y, como consecuencia, los animales tienen una buena condición corporal.
 
Sin embargo, de acuerdo con las condiciones específicas de la zona, sobre todo climáticas y agrológicas, también puede hacerse coincidir con la mayor cantidad de forraje durante la temporada de los partos.
 
Aquí ya se entra a hablar de monta estacional, y por ello el periodo de monta establecido debe responder a un estudio previo del comportamiento climático y de disponibilidad de forrajes del predio (Basurto C. H., 2004).
 
En el documento “Sistemas de soporte de decisiones para implementar programas de Monta Estacional en empresas ganaderas de Colombia”, preparado para Fedegán – FNG y el SENA, se afirma que en una región cuyo suelo es de permeabilidad pobre y que presenta una alta precipitación durante los meses de febrero a mayo, no es conveniente que los nacimientos se presenten en esa época, porque los potreros están inundados y se puede presentar alta mortalidad de terneros, por lo cual se busca, en este caso, que la temporada de partos inicie en el mes de junio y se prolongue hasta el mes de agosto, cuando ya no haya encharcamientos.
 
Para un predio con esta condición particular, la temporada de monta debe ser en los meses de septiembre, octubre y noviembre.
 
Por el contrario, en zonas donde el problema no son las inundaciones en época de invierno, sino las sequías y la disminución de la oferta forrajera durante la temporada de verano, la aplicación del sistema, en este caso, debe buscar que los partos se produzcan cuando hay mayor precipitación, para que los forrajes se encuentren en las mejores condiciones. La temporada de monta, en consecuencia, deberá programarse nueve meses antes de ese periodo de mayor precipitación.
 
Monta estacional
 
El sistema de monta estacional se enfoca, básicamente, en que el toro entre a servir a las hembras en determinadas épocas del año y deje al mayor número de vacas preñadas, con el fin de tener partos concentrados en una o dos épocas específicas del año, buscando que los nacimientos se produzcan en las temporadas de mayor disponibilidad de alimento. (Lea: La monta estacional: una forma de planeación de la producción ganadera)
 
Esta práctica representa una buena planeación forrajera de la empresa ganadera de cara a las siguientes 36 semanas de gestación, para que tanto la vaca como el ternero que va a nacer se encuentren en las mejores condiciones de salud y alimentación.
 
Luis R Sabino, en su blog, señala que las estaciones de monta varían de región a región, de finca a finca y de rebaño a rebaño, así que cada ganadero podrá ubicarla o ajustarla a sus condiciones ambientales (lluvia, recursos forrajeros) y a las características de su finca.
 
Agrega que existe naturalmente en cada finca, una distribución de nacimientos durante todo el año, con picos y elevaciones dentro de ciertas épocas o meses.
 
Lógicamente, lo mismo ocurrirá con los servicios y preñeces. “Si a estos nacimientos los retrocedemos durante los 280-290 días que dura la gestación, obtendremos la fecha de servicio y preñez”.
 
Concluye que “conocidos estos dos importantes eventos del ciclo reproductivo de un rebaño (preñez y nacimiento), con la implementación de una programación a 3 ó 4 años, se concentrarán estos servicios o apareamientos al período de tiempo (4 meses) y a la época programada por el productor, pudiendo ser así: primer año a 8 meses, segundo año a 6 meses, tercer año a 5 meses y cuarto año a 4 meses”.
 
Oscar Ospina MVZ, PhD, señala que hay diferentes metodologías para que las vacas queden preñadas. (Lea: La monta estacional: una forma de planeación de la producción ganadera)
 
Una es la monta continua libre con los toros sueltos dentro de los lotes de las vacas, que es la vía natural de la reproducción.
 
Otra es la monta continua dirigida, que consiste en llevar al toro las hembras que entran en celo, y
 
Una tercera es la inseminación artificial, un método más dispendioso, que requiere mayor inversión económica y hasta mejores vías para abaratar los traslados de los equipos y del personal especializado. 
“La idea es que este sistema de monta estacional nos brinde uniformidad en los lotes de los terneros, para así facilitar la alimentación, marcaje, corte, desinfección de ombligos y, finalmente, el destete.
 
Así mismo, con el paso del tiempo los lotes van a ser más homogéneos, lo que permitirá una selección de individuos con características superiores.
 
En el caso de las hembras, ellas almacenan toda esa información en su sistema neurohormonal y en los siguientes años les va a permitir regular los celos y ovular solo en momentos de intenso verano y con mayor número de horas de sol, para que al llegar las lluvias tengan todo el alimento necesario para criar al ternero”; así lo explicó el doctor Héctor Anzola Vásquez, MVZ, PhD, en la Cartilla “Sistemas de soporte de decisiones para implementar programas de Monta Estacional en empresas ganaderas de Colombia”,
 
 
 
Fuente: El artículo original se publicó en Fedegán, Cuadernos ganaderos No 13. Responde a una adaptación para CUADERNOS GANADEROS, del documento “Sistemas de soporte de decisiones para implementar programas de Monta Estacional en empresas ganaderas de Colombia”, preparado para Fedegán – FNG y el SENA, por Oscar F. Ospina Rivera MV, Esp., PhD ©; Ricardo E. Camacho Quiroga MVZ, MsC ©; Ariel Jiménez Rodríguez MV, MsC; José Luis Bernbal Ing. Catastral y Geodesta Esp. Bogotá D.C. 2012. Disponible en cartilla impresa y en www.fedegan.org.co