Cómo se utilizan los subproductos bovinos

Por: 
CONtexto ganadero
07 de Mayo 2019
compartir
Subproductos, beneficios, comestibles, no comestibles, ojos, pelos, cuernos, hueso, pezuñas, cascos, bilis, glándulas, fetos, cola, orejas, parte de la grasa, carne proveniente de las pieles, aparatos reproductores, sangre, transformación, reutilización, económicos, fuente energética, nutrición humana, influencia, órganos, tejidos, animales, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia
Los subproductos poseen un valor agregado, que en muchas ocasiones es desperdiciado. Vale la pena conocer sobre la utilidad que se puede brindar con los mismos. Foto: subproductosbovinosdecolombia.blogspot.com - http://antioquia.evisos.net

Los subproductos bovinos son aquellos que quedan luego del sacrificio del animal realizado por frigoríficos, los cuales cada día se vuelven más atractivos para la comercialización y están clasificados como comestibles o no comestibles.
 

Juan Camilo Hernández, gerente de Bioprodcutos Latinoamerica S.A.S., comercializadora de subproductos bovinos aseguró que, “los subproductos pueden ser aprovechados de diferentes maneras como lo es la producción agrícola, industrial y otras líneas de negocio”.
 

En cuanto a los subproductos comestibles y no comestibles, aseguró que en algunos casos que sean comestibles, dependen de la cultura y de la región. En algunos lugares se come cola y en otros no, agregó. (Lea: Conozca el valor nutricional de algunos subproductos agroindustriales)
 

Los subproductos comestibles son aquellos productos que se considera pueden ser consumidos por las personas como son las vísceras, ya sean roja o blanca, así como las extremidades y la cabeza.
 

Los no comestibles, son los que no son aptaos para el consumo de las personas, indicó que estos tienen un gran aprovechamiento industrial como lo son cuernos, bilis, piel, hueso, grasa conocida también como cebo, pezuñas y cascos.
 

Por otro lado, mencionó que existen otros que según la cultura pueden ser ubicados en comestibles o no comestibles como lo son fetos, ojos, orejas y grasa. (Lea: Criterios importantes a la hora de elegir subproductos para el ganado)
 

Cabe resaltar que los coproductos son todos aquellos constituyen el valor principal de la empresa, tienen un valor de venta significativo, siendo estos superiores a los de los subproductos.
 

 

Beneficios de los subproductos
 

Los subproductos pueden ser transformados y contribuir a una alternativa eficiente en las plantas para aumentar la economía y no ocasionar daños ambientales.
 

Los cascos, huesos y pezuñas por ejemplo, pueden procesarse como abono natural. Este proceso se llama calcinado y las harinas obtenidas son usadas como fertilizantes.
 

Las patas son usadas para extraer aceites y la elaboración de gelatinas (gelatinas de pata), así como también los pelos y cerdas que son utilizados para crear pinceles. Por otro lado, la sangre bovina es un componente que otorga enzimas que pueden ser utilizados para el consumo humano con el debido proceso.
 

Otros de los subproductos importantes y que deben tener un buen manejo son las pieles, pues pierden su valor si se ven averiadas y esto normalmente pasa por el trato dado en lo frigoríficos. Con ellas se realizan zapatos, tapetes, bolsos, creaciones artísticas, entre otros.
 

Incluso las vísceras, el cebú y otros desechos pueden estar dentro de los subproductos consumibles. (Lea: La cebada, subproducto energético y proteínico para el ganado)
 

Cabe resaltar que quiénes trabajan en este medio, realizan un gran esfuerzo por dar utilidad a todos esos insumos, los cuales pueden ofrecer distintos beneficios y aportar al desarrollo económico del país como una fuente de ingreso de productos que se consideran en muchos casos inutilizables.