Conozca el pastoreo inteligente Java

Por: 
CONtexto ganadero
17 de Abril 2017
compartir
Pastoreo inteligente, pastoreo java, pastoreo Jaime aristizábal vallejo, pastoreo por franjas, manejo de pasturas, pastoreo inteligente java, pastoreo java fedegán, pastoreo java artículo, pastoreo java manipulación, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia
El pastoreo inteligente Java fue desarrollado por Jaime Aristázabal Vallejo. Foto: Flickr.
Aprenda cómo funciona el pastoreo inteligente, que fue concebido por el experto colombiano Jaime Aristizábal Vallejo, y que ha demostrado excelentes resultados en el manejo de forrajes para alimentar a los bovinos.
 
De acuerdo con el zootecnista Orlando Palacio Cifuentes, el pastoreo Java es una filosofía que busca aumentar el consumo voluntario de materia seca para optimizar los recursos y maximizar la producción.
 
Explicó que el pastoreo Java no es vanguardista sino que mira hacia la tecnificación de las fincas, con el fin de que el animal no arruine el pasto que tanto trabajo cuesta conseguir. (Lea: Pastoreo energético, estrategia para aprovechar mejor los nutrientes)
 
El planteamiento del Dr. Aristizábal, un experto en nutrición animal admirado y querido por sus colegas y estudiantes, se basó en 2 partes, según su colega Bernardo Villa Machado, integrante del Consejo Regional Lácteo de Antioquia.
 
Villa Machado explicó que la primera faceta se hace un pastoreo en franjas, donde el potrero se divide en partes que no necesariamente son del mismo tamaño ni tampoco del mismo número, pues puede ir desde una hasta 12 franjas.
 
El experto ofreció un ejemplo con 3 franjas que se dividen con cinta eléctrica. La primera contiene el 10 % de la oferta forrajera total del día y se suministra entre las 4 y las 9 de la mañana. La segunda tiene el 25 % de la oferta y se ofrece entre 9 am y 3 pm. Finalmente, la tercera da el 65 % restante y se da entre 3 las 3 y 4 de la tarde.
 
Esto se debe a que los forrajes están altamente fertilizados con nitrógeno, por lo que en las horas matutinas contienen altos niveles de nitratos que son tóxicos para el ganado. Además, el contenido de humedad es mayor y por lo tanto los nutrientes son más escasos y de menor calidad. (Lea: Rotación de potreros, herramienta para incrementar la producción)
 
Ahora bien, cuando se ofrece el pasto en horas de la tarde, el proceso de fotosíntesis permite que se acumulen nutrientes como azúcares y almidones, y en la noche las plantas utilizan estos carbohidratos no estructurales, CNE, por lo cual el ganado los absorbe más fácilmente.
 
Con este sistema, se puede obtener una mayor cantidad de litros diarios solamente aprovechando de forma más adecuada un insumo gratis: la energía solar. (Lea: Ingestión de hierba y producción de leche en pastoreo)
 
Esta primera faceta también se conoce como pastoreo energético. Según Luis Fernando Méndez, gerente de la empresa Zootech, con esta técnica se pierde menos la biomasa de la pradera y las vacas se alimentan con un pasto rico en proteínas y energía.
 
Así, indicó que la variación de valor energético de una pradera comparándola al amanecer y a las 3 de la tarde puede llegar a ser de hasta 45 % más en la segunda muestra.
 
La segunda faceta se conoce como pastoreo inteligente, que consiste en cortar el pasto entre 12 a 24 horas antes del suministro para ser deshidratado al sol. (Blog: Beneficios de granjas de pastoreo en plantaciones de árboles)
 
De acuerdo con Villa Machado, el efecto del corte evita el desperdicio por pisoteo y contaminación con estiércol, con lo cual hay mayor disponibilidad de materia seca y mejor valor nutricional.
 
Los ganaderos que lo han aplicado reconocen que el rendimiento de la pastura mejora ostensiblemente, porque todo lo que se siembra, se consume. Los bovinos no rechazarán ninguna planta por haberla pisoteado o defecado sobre ella, sino que comerán todo lo que se les ofrezca.
 
No obstante, el miembro del Consejo Lácteo reconoció las desventajas de esta etapa, pues el manejo es más complicado y los costos se incrementan por el uso de mano de obra y maquinaria. Aun así, privilegió este sistema como una alternativa ideal para optimizar el aprovechamiento de las pasturas y aumentar la producción de leche en los predios.