Conozca en qué consiste el temperamento lechero

Por: 
CONtexto Ganadero
12 de Enero 2017
compartir
temperamento lechero, comportamiento lechero, razas lecheras, aptitud lechera, cualidad fenotípicas de las vacas lecheras, CONtexto ganadero
La sumatoria de un comportamiento manso y una natural aptitud lechera resulta determinante a la hora de seleccionar las especies que van conforman el hato y que van a aportar una alta producción. Foto: data.altagenetics.com
Este concepto hace referencia al conjunto de características que tiene un animal que evidencia su habilidad lechera. Estas pueden ir desde la angularidad, aspectos físicos, hasta el comportamiento dócil.
 
Mariano Restrepo Flórez, presidente de la Asociación Regional de Ganaderos del Norte, Asoganorte, en Yarumal, explicó que a lo largo de la historia del estudio, evaluación y desarrollo de las razas lecheras, expertos y genetistas han trabajado en una característica conocida como el temperamento lechero.
 
"Esto hace referencia a todas las características que reúne una vaca, las cuáles indican que es un ejemplar altamente productor de leche", señaló. (Lea: Conocer los sentidos de los bovinos puede aumentar la productividad)
 
Dentro de estas particularidades se encuentra la angularidad, la cual refleja la 'apariencia de la vaca'. Según Restrepo, cuando se observa al animal se tiene la percepción que este tiene forma de triángulo, es decir, delgado en la parte de adelante y ancho en la parte de atrás.
 
Escuche las declaraciones de Mariano Restrepo Flórez, presidente de Asoganorte, en Yarumal. 
 
El temperamento lechero también tiene que ver con otras cualidades físicas como el cuello largo y tableado, huesos delgados, y piel fina.
 
El líder gremial dijo que las razas con este atributo son vacas 'limpias', es decir, que no acumulan grasas en músculos diferentes a los que se requieren. Asimismo deben tener cierta feminidad, y un porte que las diferencie de los machos.
 
En cuanto a la ubre, indicó que la glándula mamaria tiene que estar muy bien desarrollada y adherida, suave, libre de grasa o edema.
 
Restrepo también mencionó la importancia de que los ollares de la nariz sean amplios ya que esto indica que el animal puede desarrollar una muy buena capacidad pulmonar. Por otro lado, las costillas deben ser largas y bien apartadas entre sí.  (Lea: La importancia de la etología en una explotación ganadera)
 
Además de las cualidades físicas, el temperamento lechero está relacionado con el comportamiento del animal, el cual se espera sea dócil.
 
El presidente de Asoganorte manifestó que con el paso del tiempo el sistema de manejo de las vacas y su ordeño está avanzando, haciendo referencia al reemplazo de la mano de obra por maquinaria.
 
En este sentido expuso que si en la finca hay una vaca que es nerviosa o con temperamento fuerte, los procesos van a resultar más difíciles. Por esta razón señaló que se ha venido trabajando en la mansedumbre de estos animales.
 
"Dentro de las razas lecheras, habrán siempre unas especies que son más mansas y dóciles y otras más complicadas", precisó.
 
Juan Bernardo Villegas, gerente de la Asociación de Ganaderos de Facatativá, Asoganaderos, coincidió con Restrepo e indicó que cuando se habla de temperamento lechero se habla de ganado con características morfológicas y fenotípicas ideales para producir leche.
 
Villegas detalló que hay razas con mejor temperamento lechero como la Holstein, Jersey, Gyr, Ayrshire, entre otras. (Lea: Importancia de conocer la conducta animal para el manejo bovino)
 
La sumatoria de un comportamiento manso y una natural aptitud lechera resulta determinante a la hora de seleccionar las especies que van conforman el hato y que van a aportar una alta producción.