Importancia de conocer la conducta animal para el manejo bovino

Por: 
CONtexto Ganadero
25 de Octubre 2016
compartir
conducta animal de los bovinos, comportamiento de los bovinos, manejo animal, etología animal, visión bovina, buenas prácticas de manejo animal. CONtexto ganadero
Los bovinos dependen en gran medida de su visión, son sensibles a la luz, al ruido y son muy perceptivos, de allí la necesidad de conocer su compartamiento y darles un buen manejo. Foto: https://www.taringa.net
Es fundamental que las personas que se dedican a la crianza y al manejo del ganado se preocupen por conocer su psicología y comportamiento para que de esta manera se les facilite el trabajo y puedan solucionar problemas de una manera correcta.
 
Los bovinos dependen en gran medida de su visión, son sensibles a la luz, al ruido, son muy perceptivos, prefieren andar en manada y se podría decir que son animales de costumbres.
 
Juan Enrique Toro, médico veterinario-zootecnista, expuso que es de vital importancia que en todas las ganaderías se empiecen a implementar las buenas prácticas de manejo animal porque ellas traen consigo un sinnúmero de beneficios. (Lea: 5 factores que alteran el comportamiento de las vacas)
 
Indicó que algunas de ellas son: disminución del estrés, identificación temprana de enfermedades, facilidad en el manejo, aumento de la producción, entre otras. 
 
El experto en manejo animal explicó que hay algunos aspectos que se deben tener en cuenta para entender mejor a los bovinos, su visión y su tendencia a agruparse.
 
"La visión de los bovinos es periférica en un ángulo de 360 grados. Ellos tienen un punto ciego en la parte de atrás. La mayoría de prácticas se hacen tocando por la parte trasera al animal sin avisarle para suavizarlo", comentó. 
 
Sobre el tema se manifestó Andrés Sinisterra, médico veterinario-zootecnista, quien dijo que el encargado del animal nunca debe ubicarse en el punto ciego del bovino porque él no sabrá hacia qué lugar necesitan que se mueva. (Lea: Bienestar animal, clave para lograr rentabilidad en la ganadería)
 
Precisó que una de las claves del manejo animal, es que no se necesitan perros, gritos o golpes para conducir al animal hacia donde se necesita. Añadió que implementando estas prácticas se facilitan las tareas, disminuye el estrés y aumenta la producción
 
"Este tipo de manejo se ve mucho en Argentina y Estados Unidos. Nosotros aún no tenemos muy desarrollada esta cultura de capacitar a las personas en el tema de manejo y comportamiento animal, basándose en su etología. Es un asunto al que se le debería dar mayor importancia", aseveró. 
 
Toro agregó que los bovinos ven lateralmente pero no logran definir la distancia. Apuntó que es necesario familiarizarse con el concepto 'zona de fuga' o 'zona de seguridad', esta depende de qué tan salvaje o manso sea el animal. Si el semoviente se muestra intranquilo o se agita, eso significa que el operario está dentro de esa área y debe alejarse un poco. (Lea: Bienestar animal: un tema del que se habla mucho y pocos dominan)
 
Toro manifestó que si una persona se acerca de la mitad hacia adelante del animal, este se moverá hacia atrás y si el encargado entra a la zona de fuga de la mitad hacia atrás, el bovino se echará hacia adelante
 
Asimismo señaló que los bovinos son animales gregarios, es decir, son animales que viven en grupo o en manada. Saber esto permite darse cuenta de que si un ejemplar se aparta o aísla podría ser alguna señal de enfermedad
 
Los bovinos son sensibles a los cambios bruscos entre luz y oscuridad, por esta razón se debe tener cuidado al sacarlos de los corrales o al moverlos por las mangas. Por otro lado, las luces no deben estar dirigidas directamente sus ojos
 
El ruido excesivo distrae a los semovientes, estos se moverán con mayor facilidad si se reducen los gritos y otros sonidos. (Lea: 5 sensores que monitorean el comportamiento de las vacas)
 
Seguir de manera estricta este tipo de normas redundará en beneficio de los ejemplares, de las personas que los tienen a su cargo y del negocio pues los ayudará a ser muchos más productivos.