Conozca la Ley que favorece a las mujeres rurales

Por: 
CONtexto ganadero
20 de Mayo 2019
compartir
Mujeres, empoderamiento, Ley 731 de 2002, Colombia, importancia, capacitación, emprendimiento, primera mujer, mujer, ganadera, ganadería, ganadero, óptimas condiciones, resaltar, garantías, capacitación, mejoramiento, calidad de vida, reconocimiento, buena gestión, papel importante, funciones, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia
Las mujeres rurales realizan actividades totalmente diferentes a las urbanas, por lo que es necesario poner en práctica las normas que expedidas al respecto. Foto: elcampesino.co

A pesar de haber cumplido recientemente sus 17 años, esta Ley sigue siendo desconocida. CONtexto ganadero reseña algunas de los artículos que contiene y que favorecen a las mujeres rurales.

 

La Ley 731 fue expedida el 14 de enero del 2002 por el Congreso de Colombia con el objetivo principal de mejorar la calidad de vida de las mujeres que trabajan en el campo, brindando prioridad a las que cuenten con bajos recursos, ofreciendo medidas específicas encaminadas a la equidad de género, además de reconocer sus derechos y fomentar el desarrollo rural.

 

Comprende temas como la actividad rural realizada y la perspectiva de la ruralidad que tiene que ver con la relación estrecha e interdependiente entre lo rural y urbano. (Lea: El rostro femenino en la ganadería colombiana),e involucra a las mujeres en fondos de financiamiento, lo que quiere decir que pueden enviar propuestas o proyectos a fondos, bancos o Servicio de Aprendizaje Nacional (SENA).

 

Mediante esta ley se crea el Fondo de Fomento para las Mujeres Rurales (FOMMUR), para apoyar los planes, programas y proyectos de las mujeres rurales, concediendo con esto la incorporación y consolidación de las mismas y sus organizaciones dentro de la política económica y social del país.

 

Las mujeres obtendrán también por su condición, tasas de interés más bajas en los créditos solicitados. Asimismo, podrán capacitarse por medio del SENA, formular incentivos de práctica de deporte social y formativo comunitario; y los proyectos bien formulados conseguirán ser aceptados siempre y cuando las mujeres rurales estén organizadas.

 

Las entidades relacionadas y asociadas deberán facilitar los procedimientos administrativos, además de promover la ley.

 

El subsidio familiar

 

Otro punto importante de la ley es que amplía el subsidio familiar en dinero, especie y servicios, dando prioridad a la mujer cabeza de hogar cuando se trata de subsidios de vivienda. Estos recursos saldrán del presupuesto general de la nación o de los que otorguen entidades vinculadas.

 

Además, se integrará a la mujer al Sistema General de Riesgos Profesionales con el fin de mejorar la calidad de vida de las mujeres.

 

También promueve esta norma las asociaciones, las cuales están creadas para trabajar por un bien común, promoviendo la participación activa de las personas y brindar un desarrollo a las instituciones u organizaciones.

 

Pretende también brindar garantías de predios y participación de los procedimientos de adjudicación y uso de la Reforma Agraria, favoreciendo al desarrollo de capacitaciones y asistencia técnica.

 

Finalmente, se quiere la existencia de más registros estadísticos sobre las condiciones de las mujeres rurales como: indicadores de evaluación de políticas, planes, programas y proyectos del sector rural excluidos. (Lea: Mujeres aportan un grano al trabajo rural cafetero)

 

Se realizarán también jornadas con el fin de otorgar cédulas a las mujeres brindando plena identificación, se divulgarán las leyes que las favorezcan, según sean sus intereses y necesidades; y se formulará planes de gobiernos departamental, distrital y municipios con igualdad de oportunidades, promoción y estímulo.

 

Los programas y planes serán revisados, evaluados y tendrán seguimiento a través de la Consejería para la Equidad de la Mujer en colaboración del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

 

Es de aclarar que la ley sigue vigente.