Conozca la metodología para evaluar el bienestar animal en bovinos y bufalinos

Por: 
CONtexto ganadero
20 de Enero 2023
compartir
Bienestar animal
Una metodología para evaluar el bienestar animal acordaron sector público y privado con el fin de unificar criterios. Foto: ica.gov.co - Fedegán FNG

El bienestar animal es un tema que reviste gran importancia en los mercados internacionales y por eso en Colombia se ha venido trabajando mucho sobre el particular.

 

Prueba de ello es el recién publicado documento “Metodología para la evaluación de bienestar animal en las especies bovina y bufalina”, diseñado de manera conjunta entre el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), Agrosavia, Fedegán y Asobufalos.

 

Según la gerente general (e) del ICA, María del Pilar Ruíz Molina, “el documento explica los aspectos generales de la metodología colombiana desarrollada para facilitar la evaluación de los bovinos y bufalinos presentes en los sistemas de producción del país, caracterizados principalmente en la producción de leche, carne (cría, levante, ceba y ciclo completo) y doble propósito, y la descripción de cada uno de los indicadores y libertades a evaluar”.

La funcionaria agregó que teniendo en cuenta que hay diferentes clases de protocolos de evaluación de acuerdo con el objetivo de quien lo implementa, el espíritu de la metodología es permitir la evaluación y mejora del estado de bienestar animal en los predios, así mismo, fortalecer las habilidades y competencias de los ganaderos, frente a este atributo de competitividad para el sector.
 

La metodología combina las observaciones directas sobre una muestra de animales (medidas o indicadores basados en los animales), observaciones directas sobre aspectos de la finca (medidas o indicadores basados en los recursos) y la revisión de procedimientos y registros (medidas o indicadores basados en la gestión). (Lea: Colombia viene haciendo un trabajo importante para mejorar estándares de bienestar animal)

 

El ICA incorporó y complementó la propuesta desarrollada y validada por Fedegán - FNG con profesionales del sector y productores ganaderos de las diferentes regiones del país, por considerar que esa propuesta de metodología y los indicadores seleccionados permiten evaluar el Bienestar Animal en bovinos y bufalinos.

 

De igual manera, incluyó lo contenido en el software “MAS BIENESTAR” desarrollado por Agrosavia para ganaderías de leche especializada en el trópico alto, de manera que para este sistema de producción se cuenta con dos alternativas para evaluación.

 

Dentro de los criterios a tener en cuenta en la evaluación están: suministro de agua y de alimento, evaluación de condición corporal, topizado y/o descorne, castración, identificación y manejo de animales, corte de pezones supernumerarios, presencia de lesiones e inflamaciones, presencia de ectoparásitos, movilidad (cojeras), mastitis clínica, mortalidad.

 

Igualmente, descarte o despaje de animales, presencia de diarreas, cuidados complementarios, existencia de procedimientos y registros documentales, uso de medicamentos, confort, espacio disponible en animales estabulados, interacciones comportamentales, conocimiento y capacitación en bienestar animal

Los resultados de la evaluación del bienestar animal les sirven al ICA como una herramienta de monitoreo y vigilancia del estado de bienestar para la toma de decisiones requerida en los casos que así lo ameriten. (Lea: Bienestar animal, clave para obtener buenos índices reproductivos)

 

Así mismo le sirve al ganadero y al médico veterinario, médico veterinario zootecnista, al zootecnista, profesionales y técnicos del sector pecuario, como punto de partida para la priorización del conjunto de acciones que pueden realizarse para elevar el nivel de bienestar animal encontrado en su predio, mejorando la productividad y la gestión general del sistema ganadero.

 

Igualmente, a los gremios ganaderos, para la priorización de temas en los que se considera que se debe intervenir para resaltar los avances del sector. A los gremios de veterinarios y de zootecnistas para mejorar el servicio profesional, y a la comunidad científica y académica para enseñanza e identificar factores de riesgo de problemas de bienestar.