Conozca sobre la tricomoniasis genital en toros

Por: 
CONtexto ganadero
23 de Septiembre 2022
compartir
Tricomoniasis genital en toros
La tricomoniasis genital en toros suele presentarse de manera asintomática. Foto: news.agrofy.com.ar

La tricomoniasis genital bovina es ocasionada por el protozoo Trichomonas foetus, que genera pocas o ninguna manifestación en los machos, convirtiéndolos en portadores asintomáticos. Conozca el caso de unos toros que la presentan en la Guajira.

 

Las enfermedades reproductivas que afectan un sistema de producción bovina están constituidas por múltiples agentes etiológicos como virus, bacterias y parásitos, siendo diseminadas tanto por las vacas como por los toros. (Lea: La historia de la tricomoniasis bovina en Colombia)

 

En el caso de las enfermedades, la tricomoniasis bovina es una enfermedad venérea producida por un protozoario de amplia distribución mundial y de gran trascendencia en los países de alta producción ganadera como Colombia, Uruguay, Argentina, Brasil, Estados Unidos, etc.

 

Esta forma de presentarse en los toros, genera que estos sean capaces de transmitir la infección a las hembras susceptibles durante la temporada de servicio. En estas, la infección puede provocar pérdida embrionaria, muerte fetal temprana o abortos con piómetra e infertilidad, que repercute en pérdidas económicas para los productores.

 

Dicha enfermedad representa un gran problema con alta repercusión en la economía del sector agropecuario, debido a los daños que genera en el animal sobre todo en las hembras en edad reproductiva, dado que esta patología se caracteriza por presentar infertilidad, abortos, muerte embrionaria y fetal temprana, maceración fetal, piometra y secreción vaginal. (Lea: Conozca las enfermedades de transmisión sexual que afectan bovinos)

 

Esta patología producida por el protozoario Trichomonas foetus se va diseminando en hato donde no se aplica la inseminación artificial y se utiliza la monta natural como medio para la reproducción.

 

Hay que tener en cuenta que la importancia clínica de la tricomoniasis en los toros radica en que esto no representa signos visibles ante la exploración clínica, ni mucho menos a simple vista, es decir, permanecen asintomáticos toda la vida.

 

Al presentarse la enfermedad la asintomáticamente en toros de servicio, este hecho constituye un factor desencadenante a la diseminación y rápida, por lo que la enfermedad ha alcanzado niveles de gravedad, que se hace inaceptable la implantación de medidas de control sanitario.

 

Esta enfermedad se encuentra generalmente en la cavidad prepucial del toro. En algunos casos ha sido posible demostrar la presencia T foetus en la uretra, vesículas seminales conductos deferentes y epidídimo.

 

En el toro recién infectado se presenta acrobustitis con descarga mucopurulenta, que puede acompañarse de balanitis. Se pueden apreciar los síntomas sobre las mucosas afectadas, muchos nódulos pequeños similares a los que se presentan en la vagina de las vacas infectadas.

 

En la investigación realizada por Marcela Vega Vega se tomaron muestras de 20 toros en servicio de cuatro predios en el municipio de Villanueva, con edades de tres años en adelante en unas ganaderías doble propósito.

 

Uno de los síntomas en estos anímales es la dolencia en la micción y el animal con frecuencia se rehusa al servicio. La inflamación aguda persiste por 10-14 días, regresando luego al estado normal, aunque los nodulillos desaparecen un poco más tarde. (Lea: 5 claves para tener un toro con perfil de atleta sexual)