ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, contexto ganadero, ganadería, mal de tierra en bovinos, mal de tierra en vacas estomatitis vesicual, prevención estomatitis vesicular, estomatitis vesicular en lecherías, tratamiento estomatitis vesicular, tratamiento mal de tierra
Foto: manuelantonioweb.wordpress.com - perulactea.com

Cargando...

El mal de tierra, una afectación que se propaga con facilidad en las lecherías

Por - 01 de Marzo 2023

El mal de tierra, conocida principalmente como estomatitis vesicular, es una enfermedad que afecta a bovinos, equinos, porcinos, ovinos y caprinos, que genera muchas pérdidas en las lecherías pero que se puede controlar y prevenir. Conozca cómo hacerlo y no incurrir en grandes pérdidas en las lecherías.


El mal de tierra, conocida principalmente como estomatitis vesicular, es una enfermedad que afecta a bovinos, equinos, porcinos, ovinos y caprinos, que genera muchas pérdidas en las lecherías pero que se puede controlar y prevenir. Conozca cómo hacerlo y no incurrir en grandes pérdidas en las lecherías.

En un video publicado en el canal de YouTube de Antonio del Dago – Hacienda La Veronica se explica que en las épocas donde los cambios climáticos afectan seriamente al ganado como la que se está viviendo, es usual y frecuente el mal de tierra en las lecherías, especialmente cuando hay cambio de invierno a verano, llegando a tener muchos brotes sin ser percibidos por los productores en sus predios.

Esta es una enfermedad viral de muy fácil propagación y contagio, pero directamente al ganado lechero generando unas llagas en la boca, patas, ubres y pezones. (Lea: Recomendaciones del ICA para prevenir la estomatitis vesicular)

De acuerdo con Dago, “cuando tenemos un brote en nuestras ganaderías, lo primero que debemos hacer es separar al ganado que lo tiene al que no lo tiene porque es de muy fácil contagio. Es una enfermedad que se propaga fácilmente y que puede contagiar al resto del rebaño generando pérdidas”.

Normalmente se pueden encontrar las llagas en las partes nombradas anteriormente y pueden generar dolor en los animales, pues una vez estas se rompen queda una herida abierta y ocasiona un malestar en los animales, evitando que se pueda realizar el procedimiento del ordeño de forma practica y sencilla.

La saliva es la fuente de infección directa en los animales, es por esto que la separación de estos es fundamental porque así se evita la propagación, pues un animal sano que se alimenta de la misma comida y bebida de uno enfermo, deja el virus en la misma y predispone a que otros contraigan el virus.

Cuando los animales presentan esta enfermedad es normal que no accedan a la comida de igual manera a loa sanos, además pueden presentar exceso de salivación e incomodidad en la boca, generando atrasos en el desarrollo y producción del bovino.

Para evitar una propagación del virus y prevenir a los animales de contagiarse, lo ideal es vacunar contra esta enfermedad con muchos de los biológicos que están disponibles en el mercado y que más se acomode a sus requerimientos.

Lo ideal es que el Colombia el ganadero reporte inmediatamente al ICA, para que sea la entidad quien haga una visita al predio. Es importante que se haga una vez se tenga claro el diagnóstico, para así evitar que se propague el virus en las fincas vecinas. (Lea: El ICA alerta sobre brotes de estomatitis vesicular en Arauca)

Todo esto se hace para que sea el Instituto Colombiano Agropecuario el encargado de atender y verificar la sospecha de la enfermedad, pues tiene la misma sintomatología de la fiebre aftosa pero no está asociada a sus consecuencias económicas, por lo que en muchas ocasiones el productor puede llegar a confundirse.

En palabras de Dago, “es bueno vacunar a todos los animales de nuestras ganaderías periódicamente, lo ideal es hacerlo al menos dos veces al año antes de entrar en los periodos de lluvias en las zonas donde esté el predio”.

La forma más práctica de evitar el mal de tierra en las vacas es que haya y prevalezca una higiene estricta en los ordeñadores, de tal manera que no sean los transmisores del virus entre los animales. Una vez los animales estén infectados se puede utilizar yodo, potasio y sodio para controlar el avance de la enfermedad y generar un remedio rápido en los animales. (Lea: Prevenga la estomatitis vesicular y evite grandes pérdidas en el hato)

Las más vistas