Proceso rumia, Funciones del omaso, funciones del abomaso, aparato digestivo bovinos, función del omaso, función del abomaso, contenido ruminal, proceso rumia bovinos, contenido ruminal estratificación, absorción ruminal, CONtexto ganadero, ganaderos colombia

Cargando...

El proceso de la rumia: Funciones del omaso y abomaso

Por - 16 de Junio 2017

En la tercera y última entrega, se explicarán las funciones de la tercera y cuarta cavidad del estómago de los rumiantes (conocido como el tercer y cuarto estómago), en donde concluye el proceso de digestión en estos animales.


En la tercera y última entrega, se explicarán las funciones de la tercera y cuarta cavidad del estómago de los rumiantes (conocido como el tercer y cuarto estómago), en donde concluye el proceso de digestión en estos animales.   Omaso   Junto con el retículo y el rumen, el omaso es considerado uno de los 3 preestomágos, porque son las antecámaras al estómago glandular (el abomaso) y al intestino, donde ocurre la absorción de nutrientes.   Este funciona como una bomba que impulsa el alimento desde el retículo al abomaso. El contenido pasa por el orificio retículomásico, que está abierto en la segunda fase de la contracción de mezclado. (Lea: El proceso de la rumia: Tránsito y absorción ruminal)   Una vez hace el tránsito, el orificio se cierra, el canal del omaso se contrae y el contenido se distribuye entre los pliegos de esta cavidad. A continuación, ocurre una larga contracción del cuerpo del omaso que desplaza el contenido líquido hacia el abomaso.   En el omaso, el tamaño de la partícula es similar a los 2 anteriores preestomágos y también se presentan procesos de fermentación. En sus pliegues se absorben los ácidos grasos, AGV, así como el agua.   Abomaso   También conocido como cuajar, la última de las cavidades actúa como el estómago de los demás animales, en donde las enzimas actúan para desdoblar proteínas y absorber los nutrientes. (Lea: El proceso de la rumia: Los movimientos ruminales)   Pero a diferencia de los animales no rumiantes, el abomaso recibe un flujo continuo del contenido retículo ruminal. El abomaso secreta la proenzima pepsinógeno y ácido clorhídrico, sustancias que realizan la función de digestión proteica.   Esta cavidad tiene 2 zonas funcionales: la región fúndica que produce gran cantidad de secreciones y tiene un pH cercano a 1, y la región pilórica, con un flujo más reducido y alcalino, con un pH de 3.   El sistema endocrino regula la secreción abomasal. La distensión de la zona pilórica, el aumento del pH y de la concentración de AGV en el abomaso, provocan un aumento en la secreción de gastrina y de ácido clorhídrico.   De otro lado, la motilidad del abomaso contribuye a mezclar su contenido,  mientras que los movimientos peristálticos (que son los que determinan el tránsito de la comida) transportan el contenido hasta el duodeno.   Todo el movimiento está regulado por el sistema nervioso entérico, el sistema nervioso vegetativo y el sistema endocrino. (Lea: Informe: Las fórmulas para calcular la cantidad de materia seca)

Las más vistas