En defensa del metano (de las vacas)

Por: 
CONtexto ganadero
30 de Octubre 2019
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, Juan Fernando Naranjo, En defensa del metano (de las vacas), revista CES Med. Zootec, huellas de GEI, emisión de gei, LivestockPlus, Grupo de Ganadería Sustentable de Brasil, agricultura climáticamente inteligente, ganadería colombiana sostenible, Mesa Ganadera Sostenible, emisiones de gases de efecto invernadero, cambio climático global, dióxido de carbono
Iniciativas como Ganadería Colombiana Sostenible y las experiencias nacional y regionales de la Mesa Ganadera Sostenible han impulsado que el concepto de crecimiento verde. Foto: theecopost.com

Nos enfrentamos al mundo donde se rechazan los datos y los expertos, donde todos opinan con o sin argumentos, donde se simplifica lo complejo y donde se difunden falsedades en las redes que el público en general consume sin la menor reflexión y con escasos elementos de análisis.

 

Para Juan Fernando Naranjo, en su texto ‘En defensa del metano (de las vacas)’, publicado en la revista CES Med. Zootec. 2019; Vol 14 (2): 80-86, las complejidades en las emisiones de ganado y el impacto climático resultante hacen que sea esencial que las huellas de GEI estén disponibles como emisiones separadas de gases individuales. (Lea: 5 soluciones para reducir la emisión de metano en ganaderías)

 

Por ejemplo, recientemente Lynch (2019) revisó muchos estudios identificando que las huellas de gases múltiples se convierten normalmente en un equivalente de dióxido de carbono total y que esa métrica hace que se pierda información muy valiosa de los análisis porque la intensidad de las emisiones relativas depende en gran medida de la elección métrica.

 

Naranjo sostiene que la buena noticia para la ganadería es que a pesar de que reconoce su contribución como fuente de emisión de GEI, también está suficientemente documentada su posibilidad de ser parte de la solución para aportar estrategias de mitigación y adaptación al cambio climático global.

 

“En los últimos años se han venido difundiendo diferentes enfoques internacionales como LivestockPlus (CIAT), Grupo de Ganadería Sustentable de Brasil (Grupo de Trabalho da Pecuária Sustentável (GTPS), el movimiento ENOUGH a través de sus cuatro pilares (Innovación, Opción, Acceso, Nutrición); los enfoques de la FAO (Agricultura Climáticamente Inteligente, Estrategias de Intensificación Sostenible); y además, en Colombia iniciativas como Ganadería Colombiana Sostenible y las experiencias nacional y regionales de la Mesa Ganadera Sostenible han impulsado que el concepto de crecimiento verde e inclusivo aparezca en esferas académicas y políticas regionales e internacionales y su conceptualización sigue siendo objeto de debate que ha involucrado a la ganadería por obvias razones”, explica. (Informe: Técnicas para mitigar la emisión de GEI en fincas ganaderas)

 

Añade que la ganadería sostenible y compatible con el clima pretende desarrollar e implementar estrategias de intensificación productiva sostenible y responsabilidad ambiental a través de herramientas para demostrar que en el trópico los forrajes mejorados pueden llevar a la intensificación sostenible de sistemas de producción mixta que integran forrajes/ganadería o cultivos o árboles, produciendo múltiples beneficios sociales, económicos y ambientales. La intensificación sostenible no solo incrementa la productividad de los sistemas tropicales basados en forrajes, sino también reduce la huella ecológica de la producción pecuaria y genera una diversidad de servicios ecosistémicos, como son el mejoramiento de la calidad del suelo, la reducción de la erosión y la sedimentación, y la mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

 

Es por esa razón que esas buenas prácticas ganaderas que incluyen el manejo adecuado de suelos, pastos, suplementos, animales, maquinaria, personal y tecnologías asociadas representan formas seguras de incrementar la productividad y reducir los impactos ambientales de la ganadería porque, a pesar de que la ganadería es considerada por muchos estamentos como principal responsable del cambio climático global; también está sustentado que es la actividad productiva que mayor potencial de mitigación representa en el mundo.

 

También se han considerado las posibilidades de que los ganaderos ingresen en los mercados de carbono. Al ser una de las actividades humanas que más tierra ocupan, pues entonces es innegable que la aplicación de tecnologías que demuestren poder incorporar más dióxido de carbono en los suelos y la biomasa de las especies vegetales asociadas a los sistemas de producción, lograrán certificar que tienen la capacidad de remover GEI de la atmósfera a través de la contribución en mejorar la dinámica del ciclo de C. Se reconocen ya que hay muchas comunidades que están dispuestas a reconocer el esfuerzo que hacen los productores en ofertar productos que tengan huellas ambientales neutras o positivas (Poore y Nemececk, 2018). (Lea: Ganaderos a reducir las emisiones de metano entérico de sus bovinos

 

Fuente: CES Medicina Veterinaria y Zootecnia.