En España ponen un máximo de cabezas de ganado por finca

Por: 
CONtexto ganadero
24 de Enero 2023
compartir
Límite de cabeza de ganado por finca en España
El límite por cabezas de ganado es de 850 por predio, teniendo en cuenta que existe una diferenciación categorías de animales. Foto: ABC de Sevilla

El Gobierno español ha tomado una decisión clave para la ganadería. Lanzó un decreto con el cual se limitan los números de cabezas de ganado por finca, llegando así “organizar” a los productores. Conozca más detalles.

 

El portal Bichos del Campo explica que a finales de 2022, y luego de un largo proceso de consulta pública, el gobierno de España puso un límite de cabezas de ganado para los establecimientos que se dediquen a la cría de bovinos, tanto en sistemas de producción de carne como de leche. (Lea: Conozca cómo está distribuido el hato ganadero del país)

 

El Real Decreto 1053/2022 del 27 de diciembre establece “las normas básicas para ordenación zootécnica y sanitaria de las explotaciones de ganado bovinos, en cuanto se refiere a la capacidad productiva máxima, las condiciones mínimas de infraestructura, equipamiento y manejo, ubicación, bioseguridad, bienestar animal, condiciones higiénico – sanitarias y requisitos medioambientales”.

 

Es por esta razón que se establece una “capacidad productiva máxima de 850 unidades de ganado mayor (UGM), tanto para las explotaciones de nueva instalación como en el caso de ampliación de explotaciones existentes en el momento de la entrada en vigor del decreto”.

 

Las vacas de leche equivalen a UGM, así como los machos de dos años o más mientras que las vacas no lecheras de dos años suponen 0.8 UGM, los bovinos entre seis meses y menos de dos años representan 0.7 UGM y los bovinos de menos de seis meses 0.4 UGM. Esta es la razón por la que cada hato será variable en función de su conformación, pues si solo se tienen terneros, se podrían albergar en el predio más de 2.100 ejemplares.

 

Hay que tener en cuenta que, hasta antes de este decreto, el sector ganadero español no contaba con regulaciones sectoriales, como sí ocurría con el porcino, la avicultura, el sector equino y hasta con la producción de conejos.

 

En ese orden de ideas, el sector bovino era el único que faltaba por organizar, teniendo en cuenta que es el segundo de mayor peso en España, detrás del porcino. (Lea: INFORME: Así está dividido el inventario bovino del país)

 

Su producción de leche y carne supone el 30% del total de la ganadería española, siendo este país el cuarto productos de carne en Europa y el séptimo de leche.

 

En este decreto también se hace la diferenciación de nueva instalación respecto a las existentes, en donde estas últimas deben cumplir y adaptarse a los nuevos requisitos en materia de bioseguridad, medioambiente y bienestar animal, estableciéndose un periodo transitorio para esta adaptación en caso de ser necesario.

 

En la regulación del 27 de diciembre de 2022 se menciona que a partir de este momento, “las granjas se clasificarán en distintas categorías en función de su capacidad productiva con el objeto de modular el nivel de exigencia de requisitos en cada caso”.

 

Finalmente, aquí se impone el concepto de la capacidad máxima “con el objetivo de conseguir un desarrollo armónico y ordenado del sector, basado en la sostenibilidad en todas sus aceptaciones”.