F1 entre Normando y Cebú responde a las necesidades ganaderas

Por: 
CONtexto ganadero
24 de Septiembre 2015
compartir
F1 Normando x Cebú
Se han registrado promedios de producción de 6 litros por día en ordeño con ternero. Foto: Asonormando.
La iniciativa la lidera Asonormando con su Programa de Cruzamiento en Trópico Bajo. Con este nuevo cruce no solo se busca aumentar la producción de leche y carne, también responder a las necesidades que tienen los productores y los consumidores.
 
En Colombia, el cambio climático obliga al ganadero a pensar en una nueva estrategia para superar adversidades como la escasez de alimentos para la producción de leche y carne, las altas temperaturas o los excesos de agua en algunas regiones. De ahí que se piense en tener animales que sean capaces de resistir al contagio de enfermedades y obtener mayores índices en temas como la ganancia de peso, las habilidades del ejemplar, entre otros.
 
Recientemente, la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Normando, Asonormando, logró darle una respuesta a los productores mediante el Programa de Cruzamiento en el Trópico Bajo. De acuerdo con la entidad, en Colombia el 80 % del ganado bovino se encuentra en clima cálido y cerca del 50 % de la leche producida proviene de vacas que no se caracterizan por generar el producto en altas cantidades, es decir que en promedio no superan los 2 o 3 litros por día. (Lea: El Encinar: finca con tecnología de punta que vende litro de leche a $1.050)
 
De acuerdo con el inventario bovino nacional que tiene el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, en 2013 se estimaba que habían 23 millones 008 mil 253 cabezas, de las cuales el 70 % se caracterizaba por estar en sistemas de producción para carne y su principal protagonista era la raza Cebú y sus cruces.
 
Los expertos señalan que la presencia de las razas cebuínas en el país se debe a su capacidad para adaptarse al medio en el que se encuentran. En otras palabras, resisten altas temperaturas y la presencia de parásitos. Y aunque estas son cualidades que todo ganadero quiere tener en su hato, otro aspecto que también deben tener en cuenta es la demanda de un producto de alta calidad por parte del consumidor.
 
El mayor reto del productor es generar alimentos que se ajusten a las preferencias del consumidor, esto es: carne de excelente calidad, procedente de animales jóvenes, de mayor terneza, jugosidad y marmoreo” aseguró Jorge Ruiz, gerente de Asonormando.
 
A partir de ello inició la búsqueda del biotipo ideal mediante el cruzamiento entre las razas cebuínas (bos indicus) y las de origen europeo (bos taurus), para así obtener bovinos precoces, de mejor desempeño productivo, reflejado en proporciones máximas de músculo y mínimas de hueso y piel, con un grado de engrasamiento adecuado a las exigencias del mercado. (Lea: Cruce entre criollos y cebuínos se robó la atención en Antioquia)
 
En otras palabras, con este F1 no solo se obtienen las cualidades anteriormente mencionadas, también se aumentó la producción de leche, se mejoró la calidad de la carne, los niveles de precocidad, mansedumbre y fertilidad; estos semovientes responden a las condiciones actuales del país.
 
Estudios realizados con la Universidad de Caldas y el ICA en el Piedemonte Llanero, la Costa Atlántica y la zona montañosa media Colombiana, demuestran que las crías Normando x Cebú no presentan dificultades al nacimiento, aun cuando son más pesadas, y tanto al destete como a los 18 meses superan a las crías de Cebú”, agregó el dirigente gremial.
 
Las cifras de la Asociación señalaron que las ganancias diarias promedio en predestete alcanzan en el Normando x Cebú los 578 gramos al día, mientras que en el Cebú logran 533. En la etapa del post destete el cruce llega a los 435 gramos, en tanto el Cebú solo logra los 322 gramos.
 
Por su parte, las producciones de las vacas F1 alcanzan los 2.400 kilos por lactancia de 305 días, con un ordeño por día y, asimismo, destetan fácilmente terneros que superan los 180 kilogramos. (Lea: 5 consejos para que la genética bovina surta el efecto esperado)
 
AlgunaA de las ventajas del F1
 
• Buen desarrollo esquelético
• Mayor precocidad
• Docilidad y facilidad de manejo
• Mejores ganancias diarias de peso
• Mayor producción de leche y alto contenido de sólidos totales
• Canales de alta calidad con excelente marmóreo
• Peso adecuado al sacrificio y a menor edad que garantiza mayor terneza y calidad de la carne.
• Perímetro torácico promedio de 185 centímetros y perímetro a la pierna promedio de 94 centímetros, características de conformación que le permite obtener mayores rendimientos tanto en el porcentaje de carne como el rendimiento en canal.
 
Se han registrado promedios de producción de 6 litros por día en ordeño con ternero, con pesos de destete de 180 kilos a los 9 meses, la producción total es de 1.648 litros con lactancia de 296 días promedio. Y en cuanto a la producción de carne, los niveles de productividad en los machos se ve reflejado en el peso al sacrificio que llega a ser de 500 kilogramos con una edad promedio de 26 meses.
 
Por eso, la invitación que hace el gremio es a que los ganaderos exploren otras alternativas de producción, sin necesidad de afectar el rendimiento de los animales, “ya no hay excusas para ser más competitivos”, puntualizó Ruiz. (Lea: Condiciones básicas para el montaje de un proyecto de ceba de ganado de carne)