Fenalce denuncia fraude aduanero en importaciones de maíz a través del TLC con EE.UU.

Por: 
CONtexto ganadero
31 de Agosto 2017
compartir
maiz amarillo,maiz dentado,partidas arancelarias distintas,contrabando técnico, evasión fiscal, CONtexto ganadero
“Maíz amarillo es diferente al maíz dentado”, Henry Vanegas Angarita, gerente de Fenalce. Foto: descubremx.wordpress.com
De acuerdo con el gremio, la DIAN le está aplicando beneficio arancelario –arancel cero– a un maíz cuya partida no es la negociada y no hace parte del TLC. Además declaró que con dicho producto se está haciendo contrabando técnico, y le están haciendo evasión tributaria al país con la entrada de más de 300 mil toneladas del grano sin arancel.
 
Henry Vanegas Angarita, gerente de la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales, Fenalce, denunció que hay una situación irregular con la importación de maíz al país.
 
Dijo que fue a la aduana de los Estados Unidos a averiguar qué maíz están enviando los norteamericanos a Colombia.
 
Y descubrió que envían a Colombia el que tiene partida arancelaria 10059020 (maíz dentado) y acá en Colombia lo reciben como si fuera 10059011 (maíz amarillo duro, vítreo, casi cristalino) y son partidas diferentes.
 
El arancel colombiano de 2006 dice que si no está en esta posición debe entrar por el 100590 que son los demás países, excepto para la siembra, excepto semilla  (Decreto 4589 del Comunidad Andina de Naciones)  y prima la posición arancelaria del país importador.
 
“Es de resaltar que EE.UU. tiene un arancel mucho más completo de 10 dígitos pero en el TLC se negoció a 8 dígitos. Entonces el 10059020 no es el mismo 10059011”, afirmó.
 
“Siendo así cómo hacen para beneficiarse de un descuento arancelario –cero arancel– si están trayendo un maíz que no corresponde a la posición que se negoció en el TLC con EE.UU.”, se pregunta Vanegas.
 
El dirigente de los productores de cereales cuestionó igualmente ¿En qué momento se da el cambiazo de esa clasificación arancelaria? Y agregó que eso es lo que la aduana tiene que dilucidar. (Lea: Competencia desleal resume el balance cerealista del TLC con los Estados Unidos)
 
La controversia comercial
 
Para el gerente de Fenalce aquí hay una controversia comercial técnica con un producto que se negoció en el TLC con Estados Unidos. 
 
La situación es que EE.UU. cuando presentó en el intercambio de solicitudes y oferta de la negociación del TLC, hizo su solicitud oficial a 6 dígitos como se usa en la Organización Mundial de Comercio, OMC pero se acordó que se negociaría todo a 8 dígitos.
 
La propuesta por lo tanto de EE.UU. era pedirle a Colombia que desdoblara la posición arancelaria y le abriera espacio al maíz que este país iba a enviar a Colombia, es decir, el maíz dentado. Luego de eso debió hacer la correlativa entre la nomenclatura arancelaria gringa y la de Colombia. “Ese debió haber sido el derecho de las cosas”, señaló Vanegas. (Lea: Cerealeros piden que MinAgricultura atienda dificultades del sector)
 
Por esa omisión Colombia está en problemas y el sub comité agrícola del TLC citó a declarar sobre el tema al comité administrador del TLC a mediados de septiembre de 2017 en Washington.
 
Arreglarlo a la criolla
 
Según Vanegas el comité  administrador del TLC solicitó que le haga una nota adicional al anexo -donde está la situación- que diga que la posición arancelaria negociada es la 10059011 que incluye el maíz dentado. “Quieren arreglarlo a la criolla”, aseguró el gerente de Fenalce.
 
Quieren forzar que por esta posición entré un maíz que tiene en el universo arancelario internacional otra posición, que es la 10059020 que corresponde al maíz dentado.
 
“Es otro maíz. Así sean amarillos, es que hay amarillo reventón, ceroso, hay de varios tipos, amarillos, azules y blancos, etc.”, reveló el dirigente.
 
Señaló que el error fue del equipo negociador que se interesaba en que en este mercado incluyera su maíz y no se hizo así.
 
Describir la importación
 
De acuerdo con Vanegas tampoco los importadores de maíz están cumpliendo con la Resolución 25 del 21 de febrero de 2013 del Ministerio de Comercio Industria y Turismo, que pide que para hacer la importación se debe hacer una descripción mínima de la misma. En el capítulo 10 de cereales dice que se debe decir qué producto es, qué variedad es, a qué proceso es sometido o si no aplica, y para qué se usa.
 
Contrabando técnico
 
Vanegas dijo que el maíz lo importan como materia prima para la elaboración de alimentos balanceados para animales y una vez en el país le cambian la destinación y lo ofrecen indistintamente para consumo humano o para consumo animal.
 
“Cuando un producto una vez es nacionalizado y se le cambia la destinación, ahí, se da el contrabando técnico”, denunció.
 
Evasión fiscal
 
Informó que no solamente los productores no estábamos preparados para el TLC con EE.UU. y que el aparato  estatal tampoco lo estaba para controlar.
 
“LA DIAN no mandó a sus técnicos a capacitarse  a EE.UU. que allá producen la mitad del maíz del mundo”, puntualizó.
 
Denunció el dirigente que hay un problema adicional que es el control de la evasión tributaria.
 
“Resulta que la aduana no interactúa tecnológicamente con los puertos y no tiene consolidado en tiempo real, el primer llegado, primer servido, que es el mecanismo de administración”, explicó.
 
Dado eso tampoco controla el tiempo real de las importaciones de maíz y se demora dos meses en consolidar la información. “Mientras tanto alcanzan a entrar alrededor de 300.000 toneladas con el beneficio de cero arancel”, advirtió el dirigente de Fenalce.