La biogenética animal impulsa los desarrollos agropecuarios

Por: 
CONtexto Ganadero
03 de Enero 2014
compartir
La biogenética gana terreno
La investigación biotecnológica ha favorecido el desarrollo de técnicas que permiten introducir, eliminar o modificar de forma específica un grupo de genes. Foto: Cortesía - La Nación.
Los científicos siguen adelante en el desarrollo de nuevas técnicas que permitan administrar el ADN de los animales con el propósito de fortalecer la seguridad alimentaria en el mundo y hacerlos más resistentes.
 
El enorme avance de la investigación biotecnológica en los últimos años ha favorecido el desarrollo de técnicas que permiten introducir, eliminar o modificar de forma específica un gen, o determinados tipos de genes, en el genoma de un organismo para producir seres vivos (animales, plantas y microorganismos) con nuevas y mejores características. (Lea: Empresarios santandereanos clonarán una búfala)
 
Este tipo de técnicas se encuadran dentro de lo que se denomina Ingeniería Genética y los seres vivos que así se obtienen son los llamados Organismos Modificados Genéticamente. Esto, aplicado a la producción de leche y carne puede llevar al mercado productos ricos en nutrientes y que bien podrían posicionarse como la principal elección de los consumidores del mundo de hoy para llevar a la mesa.
 
Leche rica en Omega-3
 
Un novedoso método permitió que un grupo de científicos en España produjera, de manera natural, leche con alto contenido de ácidos grasos omega-3, los cuales reducen el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares en humanos.
 
Los esfuerzos del grupo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC, y la Universidad de Córdoba, en España, se han enfocado en evitar que ácidos grasos como el omega-3 transiten por el rumen para que lleguen sin problemas ni modificaciones al intestino delgado del animal.  “Por eso se emplearon cabras entrenadas desde el nacimiento para mantener activo el reflejo de la gotera reticular en la edad adulta. Dicho mecanismo permite que la leche ingerida no pase por la mencionada cavidad estomacal”, explica el artículo publicado en la revista científica Journal of Dairy Science. (Lea: Científicos obtienen de forma natural leche rica en Omega-3)
 
La leche obtenida mediante este novedoso método presenta un contenido en ácidos grasos omega-3, en concreto de ácido a-linolénico, del 13%, es decir, 10 veces más que cuando el alimento enriquecido transita por el rumen. "Es un porcentaje de omega-3 inédito hasta el momento, que multiplica por 50 los valores habituales de ácido alinolénico presentes en la grasa láctea
 
En la lucha por combatir la tuberculosis bovina
 
Científicos en el Centro Nacional de Enfermedades Animales de la Universidad de Iowa, EE.UU., están desarrollando nuevos métodos para prevenir y controlar la TB en el ganado bovino del mundo.
 
Los tres norteamericanos están desarrollando pruebas optimizadas para ayudar a los productores a identificar y apartar a los animales infectados con TB del hato, así como preservar a los ejemplares saludables. “Mejorar las pruebas y métodos de vacunación están entre las estrategias que usamos para superar los obstáculos que han evitado que se erradique esta enfermedad por completo”, señala Tyle Thacker, coordinador de la investigación.
 
Los investigadores efectuaron una prueba cutánea de la tuberculosis que ha ayudado al propósito del estudio, pero encontraron desventajas como el hecho de que deben esperar 72 horas para ver reflejados los resultados. (Lea: Innovación y tecnología, claves para combatir la tuberculosis bovina)
 
La apuesta es por la leche con valor agregado
 
La dieta de los bovinos es el mayor determinante para el contenido de nutrientes en la grasa láctea. Por eso, expertos en nutrición animal ven en los forrajes y suplementos alimenticios las herramientas perfectas para lograr lácteos altamente nutritivos.
 
Actualmente, se desarrollan métodos más avanzados y que involucran prácticas de ganadería que se suman para producir una leche con mayor carga nutricional tal y como sucede con la “Producción de leche rica en ALC (ácido linoléico conjugado)”. Un modelo presentado por Juan Carlos Carulla Fornaguera, docente de la Universidad Nacional y especialista en nutrición animal.
 
El ALC es un compuesto que se encuentra en la grasa láctea y al cual se le atribuyen efectos benéficos para la salud humana. De igual forma, no existen evidencias de alguna consecuencia negativa, por la concentración de este ácido graso, en la producción animal. (Lea: Investigadores apuntan a la producción de leche con valor agregado)
 
Estos y otros desarrollos hacen parte de esta tendencia de la que se viene hablando hace casi dos décadas y por la cual la ciencia espera romper el escepticismo y las barreras de tipo moral, la gran pregunta es: ¿lo logrará?