La eficiencia de la raza Blonde d’Aquitaine

Por: 
CONtextoganadero
03 de Agosto 2017
compartir
ganadería Du Pin,Blonde d’Aquitaine,semi extensivo,NIORT, pastos raigrás italiano, trébol blanco, festuca,CONtextoGanadero
Du Pin genera 100 partos entre septiembre y noviembre de cada año. Foto: CONtexto Ganadero.
La ganadería Du Pin reporta ganancias de peso de 1,4 kilos por animal día en el pre destete y de 1,7 en el pos destete.
 
Un ejemplo de cómo ser eficiente en la producción de carne es la ganadería Du Pin, que está situada al sur este de NIORT capital del departamento de Deux Sèvres – Región Poitou Charentes, en la que habitan algo más de 60.000 personas y su arquitectura alrededor del rio Sevres resulta muy atractiva para el turismo.
 
Esta ganadería registra ganancias de peso en el pre destete y en el pos destete que resultan ser 3,5 veces superiores a las que se conocen en los hatos colombianos. Eficiencia que los expertos atribuyen al buen manejo nutricional adoptado en los hatos franceses.
 
Realiza su actividad ganadera bovina con una raza precisamente de origen francés, como lo es la Blonde d’Aquitaine, representativa de dicha nación, específicamente del sudeste en donde sobresale por su alto rendimiento.
 
Su color rubio y su conformación les da buena presencia. Du Pin es una empresa de origen familiar. “Los dueños somos mis padres y yo. Toda la vida nos hemos dedicado a la ganadería. Somos la séptima generación al frente de este negocio. Por lo tanto, hemos aprendido mucho de la raza Blonde d’Aquitaine”, aseguró Emmanuel PIN. “Esta es una raza que tiene la virtud de ser muy fértil y buena productora de carne. (Lea: Ganaderos trabajan con embriones de Blonde d’Aquitaine traídos de Francia)
 
De hecho actualmente Du Pin, registra 100 partos al año, lo que consideramos excelente y nos sentimos satisfechos”, agregó el señor PIN.
 
La ganadería mantiene en sistema semi extensivo a 300 cabezas de las cuales la mayoría son hembras –vacas, terneras y novillas– y 100 machos.
 
 
Depende de la agricultura
 
Además de ganadería la familia PIN tiene mucho que enseñar igualmente de agricultura. “Los ganaderos tenemos que ser también agricultores”, replica el señor Emmanuel PIN.  
 
Eso lo demuestra mediante la distribución de su finca. De su área total que son 160 hectáreas, el 47 por ciento, es decir, 75 hectáreas, las dedica a la producción de pastos raigrás italiano, trébol blanco, festuca y pasto natural. (Lea: Braquitaine, cruce colombiano para impulsar el Blonde d’Aquitaine)
 
Pero asimismo concentra en la producción de cereales –trigo y maíz– otro 37,5 por ciento y en menores proporciones siembra girasol (9,5%) y alfalfa (6,4%), alimentos que son usados para bovinos mediante el esquema de ensilaje, y además, acude al concentrado pero en raciones que no superan los cinco kilos. También tiene árboles que contribuyen al mejoramiento de los suelos, y también de la producción diaria de los animales ya que con su sombra no solo les evita el estrés sino que también se genera un intercambio benéfico con el medio ambiente.
 
Por lo tanto, tiene que proveerse de los recursos necesarios para que esas labores de agricultura sean igualmente exitosas a las de la ganadería.
 
“El desarrollo de la genética de la raza Blonde d’Aquitaine, depende de la alimentación y esa nos la suministra la misma finca con sus labores de agricultura. Una cosa depende de la subsistencia de la otra, de ahí, que tengamos pozos de 17 metros de profundidad en los que almacenamos agua y en los que hemos invertido 2.500 euros. Con esta estrategia aprovechamos al máximo los recursos de la lluvia que dicho sea de paso, es alta y ha llegado a los 850 mililitros anuales”, añadió el productor.
 
“En dicho registro de pluviosidad contribuye la poca altura sobre el nivel del mar, pues estamos a solo 35 metros, lo que se traduce en temperaturas bajas durante el invierno –de 5 a 10 grados centígrados– y altas en el verano –de 20 a 30 °C–“, explicó el ganadero francés.
 
Saca utilidad a las vacas
 
En lo que tiene relación con los sistemas productivos es de señalar que en Du Pin tienen como norma que si una hembra no produce crías, las destina al engorde para posteriormente sacarla a venta al mercado.
 
Pero también tiene claro hacerlo en el momento en que la vaca cumple los siete años de edad. En esta finca del sureste de NIORT, los terneros nacen con un peso promedio de 50 kilos y las terneras de 45 kilos. A ambos los mantiene con la madre hasta los siete meses y en dicho lapso de tiempo, ganan en promedio 1,4 kilos diarios (hasta los cuatro meses ganan 1,1 kilos y de 5 a 7 meses, 1,7 kilos). (Lea: Aprenda a calcular la ganancia diaria de peso en bovinos)
 
Posteriormente, la alimentación la basa en ensilaje de maíz, heno (trébol, raigrás y fetuca), trigo, cereal, minerales y cinco kilos de concentrado.
 
Reemplazo del 25%
 
En la finca que ostenta el Blonde d’Aquitaine, tienen una tasa de reemplazo del 25 por ciento. “Con nuestro programa de mejoramiento genético alcanzamos facilidad de partos, aplomos, volumen de carne, huesos finos y morfología”, dijo el señor PIN.
 
Aunque la familia PIN acude preferiblemente a la monta natural, utiliza también la inseminación artificial en el 30% de las novillas y la aplica en el momento en que estas cumplen los dos años de edad y alcanzan los 450 kilos de peso.
 
Además de lo anterior, realiza transferencia de embriones, con lo que ha logrado el 60% de éxito.
 
Esta es una estrategia que tiene completamente sincronizada y programada para que los partos sucedan en septiembre, octubre y noviembre de cada año. “En esta época acostumbramos a tener cien partos”, dijo el señor PIN.
 
5,20 euros por kilo
 
Para la familia PIN, estos procesos son el fruto de la dedicación y sobre todo de la observación, la medición y el control permanente de la información de cada uno de los factores productivos tanto de la ganadería como de la producción agrícola.
 
Esta es una empresa que tiene sumo cuidado con las buenas prácticas de producción e igualmente sucede con las sanitarias, de ahí que logre un buen rendimiento al sacrificio que actualmente es del 64%. Du Pin ve el resultado de su esfuerzo en el momento de vender cada una de las reses cuyo precio es de 5.20 euros el kilo.
 
Blonde d’Aquitaine en Colombia
 
En la actualidad, hay 500 ejemplares de la raza pura registrados en Asoblonde. Expertos aseguran que se adapta a zonas de trópico y que acceder a su material genético es muy fácil. Conozca más a fondo las características de estos bovinos, provenientes de Francia.