La ganadería regenerativa también necesita una vaca ideal. Conózcala

Por: 
CONtexto ganadero
23 de Mayo 2022
compartir
La ganadería regenerativa también necesita una vaca ideal
La ganadería regenerativa también necesita una vaca ideal tanto para sistemas doble propósito como para producciones de carne. Foto: larepublica.net

La ganadería regenerativa también necesita una vaca ideal que, de acuerdo con los expertos, tiene una característica bastante peculiar e importante. Conozca con más detalles a qué se refieren los profesionales con la vaca ideal.

 

Leopoldo Viteri Velasco, docente zootecnista y productor, explica en su canal de Youtube que la vaca primeramente tiene que parecer femenina y, además, contar con una profundidad y angularidad con cuello fino, además de buena condición corporal. (Lea: 2022: ¿El año de la ganadería regenerativa?)

 

De acuerdo con el experto, en primer hay que buscar que el animal tenga un “balance hormonal, que se demuestra porque es una vaca femenina, con angularidad y fertilidad, para que para todos los años y esto se presenta gracias a las hormonas y a la grasa que tiene que le permite ciclar”. Para el caso de la fertilidad en la vaca ideal, el profesional asegura que la fertilidad es igual a grasa más hormonas.

 

A parte de eso, en ganadería regenerativa siempre se busca un animal precoz, que son básicamente los taurinos tropicales y los europeos, pero “no podemos tener más del 50 % de ganados europeos en nuestros hatos tropicales porque se complica la situación y hay que ser un poco más amplios”, según menciona Viteri Velasco.

 

Para el productor, lastimosamente las vacas cebuinas como Gyr, Guzerat y Girolando son animales que se demoran mucho en parir, por lo menos un año más que las taurinas tropicales, por eso hay que diferenciar bien las taurinas tropicales de las taurinas europeas.

 

“Las taurinas tropicales se adaptan a nuestro medio y las europeas no lo pueden hacer. Entonces hay que buscar ese tipo de animal, tanto para cría como para doble propósito”, menciona Viteri Velasco.

 

Cuando se habla de buscar la vaca ideal para el sistema doble propósito, el experto asegura que obviamente, a parte de lo mencionado anteriormente, este animal debe estar completamente adaptado al medio porque de lo contrario se tendrá mucho tiempo de espera para que pueda parir o simplemente generar una gestación.

 

“El animal debe ser triangular, productivo, además debe tener temperamento lechero. Es decir, que no puede ser un animal que presente dificultad para ordeñarlos porque muchos saben que cuando se cruzan taurinos con indicus, es una perdida de tiempo porque hay que estar tratándole de sacar leche y poniéndole el ternero”, detalla Viteri Velasco.

 

 

 

 

A esto hay que sumarle que estas vacas deben tener habilidad para el consumo de pasto, pues la ganadería regenerativa se basa básicamente en la producción de pasto. Si bien es cierto que se puede suplementar estratégicamente antes del parto, es fundamental que mejor se alimenten con su pasto si se hace despunte y repaso. (Lea: Ganadería regenerativa, oportunidad de rentabilidad y resiliencia)

 

En cuanto a la vaca para la producción de carne, el profesional asegura que se busca “precocidad, angularidad, que es diferente a triangularidad. Además, debe tener habilidad materna, no tanto a producción de leche sino para su ternero y de la misma forma que el doble propósito, debe contar con habilidad para el consumo de pasto”.

 

Un aspecto que menciona Viteri Velasco es que estas vacas deben parir en la época donde está la hierba verde, siendo esto muy importante, teniendo en cuenta que esta la temporada de pariciones debe comenzar a mediado de la mejor época de pasto donde haya más forraje.

 

“Porque es fundamental que la alimentación de la vaca sea excelente dos meses antes del parto debido a que si logra acumular bastante pasto en ese momento que no tiene tanta necesidad, esta va a ganar condición corporal para que los dos meses posteriores al parto no se baje tanto su condición y no pierda tanta energía”, comenta Viteri Velasco.